Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/10/2017 9:50:00 AM

Ñoño Elías, el barón electoral de Córdoba, es capturado por la Corte Suprema

Bernardo Miguel Elías Vidal se convirtió en el primer parlamentario capturado por el escándalo de los sobornos de Odebrecht en Colombia. Declaración de Otto Nicolás Bula fue la clave para que alto tribunal ordenara su traslado a una celda.

La Corte Suprema de Justicia le puso un alto a la carrera política del senador del Partido de la U Bernardo Miguel Elías Vidal, quien casi completó tres periodos consecutivos ocupando su propia curul en el Congreso pero en la mañana de este jueves fue trasladado a una celda del búnker de la Fiscalía.

El barón electoral de Córdoba se convirtió en el primer parlamentario capturado dentro del escándalo por los sobornos de la firma constructora Odebrecht en Colombia. Apenas hace una semana, el ‘ventilador‘ de Odebrecht Otto Bula dejó su versión ante magistrados auxiliares de la Corte, que profirieron una orden de captura en su contra este miércoles en la tarde. La detención se hizo efectiva en su vivienda en el norte de Bogotá horas después de ser firmada por la Sala de tres magistrados que cumplen funciones de investigación y son encabezados por la togada Patricia Salazar.

Además de la declaración de Bula, el alto tribunal cuenta con dos compulsas hechas por la Fiscalía General de la Nación, en donde pide que sea investigado por tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y otros delitos, que se derivan de otras evidencias en su contra.

El fiscal Néstor Humberto Martínez aseguró tener indicios de que Bernardo Elías habría recibido millonarias coimas de parte de la firma brasileña, el doble, incluso, que las que percibió el detenido excongresista Otto Bula.

Después de largas horas de silencio, el senador reaccionó con la tranquilidad que lo caracteriza. "De Ñoño Elías se ha dicho de todo desde que comenzó en el Congreso en el año 2006. Esta vez no va a ser la excepción", aseguró. Agregó que estaba dispuesto a ir a la Corte a aclarar su participación en el escándalo de Odebrecht, que él mismo calificó como un “impase”.

Aunque alcanzó a presentar una solicitud oficial para ir a la Corte Suprema a dar su versión de los hechos, el alto tribunal contestó este miércoles con la orden de detención inmediata.

Puede leer: Para Ñoño Elías lo de Odebrecht es un impasse

Según la declaración de Otto Bula, la coima de Odebrecht se negoció entre el 4 por ciento y el 5 por ciento del valor de la obra Ocaña-Gamarra. Este tramo se convirtió en el eje de la polémica pues se adicionó al contrato para la construcción de la Ruta del Sol 2 sin licitación pública. Para lograrlo, los testigos y la firma brasileña aseguran que se tramitó la millonaria suma en sobornos.

El testimonio indica que los pagos se distribuyeron de la siguiente manera: “2% para Bernardo (Ñoño Elías) y los amigos de las comisiones de presupuesto que maneja Bernardo, un 1 % para Federico Gaviria y para Otto Bula (…) y un 1 % para otros políticos que estaba manejando Federico”. Además del Ñoño, otros parlamentarios como Plinio Olano y el exministro Miguel Peñaloza, están en aprietos por esta declaración.

Contexto: Odebrecht los caminos que conducen al Ñoño Elías

Pero no es el único episodio en el que Ñoño Elías aparece. El senador es protagonista de uno de los capítulos de este escándalo en el que aún no existen claridades. Se trata del famoso maletín que le habría entregado Otto Bula a Andrés Giraldo para hacérselo llegar al gerente de la campaña de Santos, Roberto Prieto.

Esta selfi en la que aparece el senador Bernardo Elías con Otto Bula es uno de los elementos que tiene la Fiscalía para probar la cercanía entre el congresista y el polémico lobista de Odebrecht.

La polémica cita fue concretada por Juan Sebastián Correa, un funcionario de la Agencia Nacional de Infraestructura, que hoy se encuentra detenido preventivamente. Correa le ha contado a la justicia que él hizo esa intermediación pues Andrés Giraldo es un viejo amigo de su familia. En ese momento, el funcionario era el enlace de la ANI en el Congreso y por eso tenía una relación fluida con muchos parlamentarios, entre ellos Ñoño Elías. Según su versión, el senador cordobés le pidió que le ayudara a tener una cita con Giraldo, la cual finalmente se concretó en el Juan Valdez de la 87 con 15.

Le puede interesar: Juan Sebastián Correa, el enlace desconocido de la ANI con Otto Bula

Ñoño no solo hablaba con Correa, sino también con su jefe, el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade. En medio de la tormenta política que causaron las revelaciones sobre la adición Ocaña-Gamarra, el alto funcionario tuvo que explicar su cercanía con el senador cordobés. A la Fiscalía le dijo que había recibido a Elías en nueve oportunidades entre junio de 2013 y abril de 2016. En algunas de esas reuniones el congresista preguntó precisamente ese tramo de la Ruta del Sol.

El parlamentario supuestamente tenía interés en esa carretera porque manejaba un caudal electoral importante en Norte de Santander, la región más beneficiada con la obra. Lo cierto es que allí obtuvo 3.974 sufragios de los casi 140.000 que lo llevaron al Senado, según datos de la Registraduría.

Los contactos entre Elías y Andrade no solo tuvieron que ver con temas profesionales. El presidente de la ANI le contó a la Fiscalía que en una oportunidad fueron a comer con sus respectivas esposas pues el congresista quería pedirle el favor de que le ayudara con una carta de recomendación para que su hija pudiera entrar a un colegio privado en Bogotá.

Le puede interesar: Escándalo de Odebrecht alcanza a Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI

A los pocos días, a la esposa de Andrade le llegó una cartera de regalo. “Nos sentimos muy incómodos, pero la alternativa era devolvérselo, lo cual podía generar incomodidad, por lo tanto lo mantuvimos”, relató el presidente de la ANI, según un artículo del diario El Espectador. Después de que se reveló este episodio, el alto funcionario reconoció que haber permitido el acceso del senador Elías fue “un error”.

Andrade está llamado a imputación de cargos por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos por las obras para la construcción de la vía Ocaña-Gamarra.

Golpe a la ‘Ñoñomanía’

El impacto que ha tenido la vinculación del Ñoño Elías al escándalo de corrupción de Odebrecht es muy alto. El senador cordobés no es cualquier congresista, a pesar de su bajo perfil. Es nada menos que la segunda votación más alta del Partido de la U (140.143), fue clave para la reelección de Juan Manuel Santos en el 2014, y desde hace once años fundó una estructura política en la costa que no para de crecer. Ese movimiento lo llamó la ‘Ñoñomanía’, y no solo tiene adeptos en Córdoba, también ha conquistado Sucre, La Guajira y algunos simpatizantes en Norte de Santander.

Ñoño Elías trató de eludir la política, pero en Sahagún, su pueblo, cuentan que no podía eludir el destino electoral que lleva en la sangre. El hoy senador es hijo de Bernardo Elías Náder y sobrino del exgobernador y exsenador Jorge Ramón Elías Náder, a quien el Proceso 8.000 llevó a la cárcel.

Se tituló de ingeniero civil de la Universidad de la Salle, en Bogotá, y se especializó en Gerencia de Construcciones en la Javeriana. Hasta el 2005 se ganó la vida desde la orilla de constructor de obras públicas, y un año después aceptó ser candidato al Congreso por el recién fundado Partido de la U, con el propósito de acompañar la reelección de Álvaro Uribe.

Le recomendamos: Ñoño Elías la pobreza del senador de la mermelada

En Sahagún cuentan que para esa primera campaña, Bernardo Elías se endeudó cuanto pudo y botó la casa por la ventana. Sacó cerca de 10.000 votos en su pueblo, los suficientes para ser representante a la Cámara de su departamento apenas a los 30 años.

Entre semana en Bogotá y los fines de semana en Sahagún, donde se prendió el furor de la Ñoñomanía. Rifas navideñas, fiestas de las madres, regalos y banquetes, todo llegaba de la mano de un hombre de 1,68 metros de estatura, cachetón y siempre sonriente, que en el diccionario colombiano se definiría como un "bacán”. También se le veía de casco y botas y le atribuían como si fuera un santo el milagro de una calle pavimentada, o de la más moderna plaza de mercado.

Puede leer: "Yo no contrato yo gestiono": Ñoño Elías responde cuestionamientos

“Es un movimiento de corazón, con personalidad y con ganas de echar adelante frente a cualquier adversidad. La Ñoñomanía se caracteriza por cumplir sus promesas con hechos tangibles. La política no es de palabras sino de hechos”, definía hace tres años Ñoño Elías a la maquinaria política que logró consolidar en menos de una década.

Ese carácter mesiánico vino de la mano de los cupos indicativos que el presidente Juan Manuel Santos entregó a los parlamentarios para hacer gestión en sus departamentos. Ñoño fue el campeón de esos recursos, que la opinión pública ha denominado la ‘mermelada’. Entre el 2010 y el 2011, según una denuncia del uribismo, al Ñoño le habrían tocado 90.000 millones de pesos, pero se habla de que hasta 2014 la cifra había ascendido a 180.000 millones de pesos.

Con esa plata, Sahagún pavimentó todas sus calles, construyó ocho kilómetros de ciclorruta, un paseo peatonal sobre la troncal de occidente, la terminal de transporte, la sede de la Universidad de Córdoba y el estadio Armando Tuirán Paternina, con capacidad de 5.000 sillas, y en el que se disputa la Liga Ñ, 16 equipos juveniles que el Ñoño Elías quiere convertir en estrellas del fútbol nacional.

En solo ocho años Ñoño multiplicó sus votos. 62.050 sacó en 2010 y 140.000 en 2014, y junto a su antiguo contradictor Musa Besaile, ahora aliado, hicieron que el partido de Santos fuera la fuerza política de mayor representación en el Senado, Los cerca de 300.000 votos que pusieron los dos senadores de Sahagún halaron a más de un congresista.

Contexto: El papel de los ñoños en la campaña reeleccionista

Por eso, pocos congresistas tienen hoy tanto peso como él. Influye entre los demás senadores costeños, otros siete senadores también son cordobeses; en el Partido de la U prefieren no incomodarlo, pues necesitan de sus votos; no es de levantar la mano para pedir la palabra en las plenarias, pero sí de los que le arman corrillo alrededor a la espera de apuntes de buen humor. Tanto que uribistas como santistas se han reído con él.

El golpe a la Ñoñomanía no solo se da por cuenta de Ñoño Elías. El martes, cuando se mencionó al senador cordobés, la Fiscalía anunció la imputación de cargos (por lavado de activos) a Básima Patricia Elías Náder, prima del congresista, y que según un reportaje de La Silla Vacía, es la mano derecha de Ñoño en Córdoba, la encargada de coordinar a los jefes (concejales, diputados, alcaldes) de la Ñoñomanía, y de llevar la lista de peticiones que estos le hacen al senador.

Lo nuevo del caso

Esta semana el fiscal Martínez aseguró que existieron pagos adicionales, relacionados con hechos de corrupción, a los 11,1 millones de dólares que los ejecutivos de Odebrecht confesaron haber efectuado en Colombia.

Las evidencias, según Martínez, permiten inferir que para la adición de la Ruta Ocaña Gamarra, en la que se habrían pagado 4,6 millones de dólares por conducto del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht en el exterior, dicha multinacional habría efectuado pagos adicionales por la suma de 34.635 millones de pesos, a través de sus filiales en Colombia.

Confidencial: Las fiestas a las que Odebrecht llevaba mujeres desde Brasil

Para tal efecto, durante los años 2014 y 2015, desde Colombia y por conducto de las sociedades colombianas Concesionaria Ruta del Sol (CRS2) y el Consorcio Constructor Ruta del Sol –CONSOL, filiales de Odebrecht, se llevaron a cabo pagos relacionados con la adición de la Ruta Ocaña Gamarra, a través de contratos simulados, cuyo objetivo consistía en la prestación de servicios que –según las evidencias recaudadas- no se habrían ejecutado, según explicó el Fiscal General.

Una vez recibido el dinero, estas empresas distribuían parte del mismo a través de otros subcontratos o transacciones posteriores, los cuales tenían el objeto de hacer llegar pagos irregulares a funcionarios públicos, que presuntamente prestaron su concurso para impulsar la adición de la Ruta Ocaña – Gamarra ante la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, en especiales condiciones económicas, según los intereses de Odebrecht.

Fue noticia: Odebrecht: la hora de los congresistas

El fiscal general aseguró que se han identificado pagos irregulares por valor de 34.635 millones de pesos, en los que varias personas habrían sido intermediarios o facilitadores de estas operaciones, y cobrando una comisión por dicha labor, que para la Fiscalía constituye en el presunto destino de lavado de activos. Ñoño Elías también es investigado por esta causa.

En caso de que la Corte Suprema de Justicia confirme las evidencias de la Fiscalía, el Ñoño Elías podría marginarse de la política. El Partido de la U, más que nunca, necesita de sus votos en el 2018, y la ‘Ñoñomanía‘ perdería su furor si su líder queda fuera de carrera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.