Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2017 6:59:00 AM

Las conversaciones secretas entre Andrés Cardona y el exgerente de EAAB

Semana revela las interceptaciones y cartas que demuestran que el tercer capturado por los sobornos de Odebrecht intentó ayudar en la defensa de exgerente de la Empresa de Acueducto de Bogotá Jorge Pizano. "Te escribí esa joda para que te defendieras", le dice en uno de estos.

Andrés Cardona no era un simple contratista de la Empresa de Energía y Acueducto de Bogotá. Según ha establecido la justicia -que acaba de mandarlo a la cárcel La Modelo- el ingeniero ponía y quitaba gerente en la entidad, direccionaba las licitaciones y cobraba los sobornos dirigidos a los hermanos Samuel e Iván Moreno. 

El caso llevaba engavetado más de 5 años, pero hoy tiene todos los reflectores de la Fiscalía por cuenta de la sospechosa licitación para la entrega de las obras del túnel de Tunjuelo-Canoas. Esa fue la primera adjudicación en Colombia en donde salió vencedora la firma brasileña Odebrecht. 

Le recomendamos: Odebrecht: la historia del empleado que se convirtió en zar de contratos en el Distrito

Semana.com conoció documentos que fueron encontrados en un allanamiento en el apartamento de Cardona e interceptaciones telefónicas que abren un gran interrogante sobre cuál fue el verdadero rol de Pizano en esta licitación y el papel que podría tener en este momento en el proceso. 

Por cuenta de estos indicios, el exfuncionario -que responde en calidad de vinculado a la investigación- tendrá que responder varias preguntas a la justicia. El principal manto de duda recae en un hecho bastante inusual y es que Cardona es la persona que prepara a Pizano frente a un eventual interrogatorio de la Fiscalía y para entrevistas en los medios de comunicación. 

"Te escribí esa joda para que te defendieras", dice Cardona en uno de los audios revelados por la Fiscalía, en donde reacciona al allanamiento que le hace el CTI en su apartamento. Los agentes encontraron en la mesa de noche del lobbista una carta en donde le hace al exgerente Pizano una serie de recomendaciones que dan a entender no solo que conocía cada detalle de la licitación, sino también del salto que da Pizano como gerente de la EEAB a ser auditor de la Ruta del Sol.

"Renuncié 10 meses después de la adjudicación del túnel no para trabajar con Odebrecht, todo lo contrario, mi trabajo desde ese entonces hasta ahora es auditar a Odebrecht en pro de los intereses de la obra de Ruta del Sol. La organización en la que trabajo me ha dado la orden de no dar detalles de con quién trabajo”. 

Esta era una de las frases extraídas de la carta que, según Cardona, tenía que recitar Pizano en sus declaraciones públicas.  Llama la atención otro aparte del documento donde, con conocimiento pleno de cómo se adjudicaron las obras por 244.000 millones de pesos, le da los argumentos a Pizano para justifique el por qué dos de los proponentes fueron descartados.

“Es cierto que Óscar Ortiz (ex zar anticorrupción) dirigió una carta el 29 de diciembre argumentando que la adjudicación violaba el principio de igualdad a los franceses. Lo que desconocía en su carta es que envié funcionarios a Buenos Aires y Caracas para que validaran la veracidad de las certificaciones que expidieron a los participantes”.

La información citada en la carta es verídica. En el momento de la adjudicación, una carta del exzar anticorrupción alertó de irregularidades. Sin embargo, para ese 29 de diciembre del 2009, Pizano ya contaba con certificaciones que contenían aclaraciones sobre documentos originales, lo que ponía por fuera de concurso a Soletanche Bachy (franceses) y los más opcionados: José Cartellone Constructores (argentinos). Lo curioso es que esta información sea tan clara para alguien que terminó siendo subcontratista del consorcio ganador y que le sirva para asesorar a quien adjudicó. 

Puede leer: Andrés Cardona: ¿el nuevo ventilador de Odebrecht?

Las mayores dudas de la adjudicación giran alrededor de este punto. La Fiscalía, por declaraciones tomadas a Emilio Tapia, Héctor Zambrano y Manuel Sánchez, concluye que fue Cardona quien ordenó que el ganador fuera el Consorcio Canoas (del que hacen parte Odebrecht y CASS Constructores, de Carlos Solarte). Y para esto se habría pagado una coima de 1.000 millones de pesos a los hermanos Moreno. 

De hecho, Manuel Sánchez, quien representaba los intereses de Cartellone, entregó evidencia que soporta que recibió 255 millones de pesos para dejar de defender jurídicamente a la empresa argentina que fue excluida del proceso. En el caso de Soletanche, su representante legal, Juan Fernando Uribe, manifestó que previo a la adjudicación, Luis Bernardo Villegas (quien sería el exsecretario de Movilidad del Distrito) le dijo que debía pagar el 8,7 % de los contratos que en ese momento adjudicaba el Distrito, a lo que se negó.

En la carta encontrada no necesariamente se configura un delito, pero sí se evidencia la relación cercana de dos polos: quien entrega y quien se beneficia de un contrato. Una vez fue encontrada por el ente investigador, las interceptaciones telefónicas demuestran cómo, angustadios, intentan idear explicaciones y se ponen de acuerdo para decir, entre otras, "que Pizano no sabía nada del señor Cardona". 

Puede leer: Odebrecht: la historia del empleado que se convirtió en zar de contratos en el Distrito

En la audiencia de medida de aseguramiento, el fiscal Juan Vicente Valbuena pidió a la juez dictar medida de aseguramiento intramural al considerar que existe un alto riesgo de obstrucción de la justicia, al mismo tiempo que es posible -dice- que Cardona oculte o falsifique elementos de prueba. Con interceptaciones telefónicas en mano, señaló que tiene la capacidad de inducir a los testigos a que se comporten de manera desleal o reticente. 

Conversación del 18 de enero 2017. Habla Andrés Cardona con Jorge Pizano. 
Dice que encontraron la carta de defensa en su apartamento.

Cardona: Hablé con mi esposa, yo tenía en mi mesa de noche la impresión de una vaina que te mandé y se llevaron el computador donde esta eso, yo no le veo nada de raro, te conocí en una situación tenaz y te di una propuesta para que te defendieras / Pizano: No, marica, me pego un tiro / Cardona: La verdad, hay que decir la verdad, se llevaron eso / Pizano: ¿Qué más había en el PC? / Cardona: No, pues nada, qué más va a haber, pero sí los documentos que te mandé por whatsapp, eso era una vaina para que le mandaras a La W / Pizano: Van a joder con eso / Cardona: Van a joder con eso, no hay que negarlo, afrontarlo.

Conversación 13 minutos después. Habla Andrés Cardona con Jorge Pizano: 
En esta conversación la Fiscalía asegura que se ponen de acuerdo para decir que Pizano no sabía nada del señor Cardona. 

Cardona: No hay que negar nada, es lógico esa cosa, es la verdad para defender a una persona que aprecio. Uno dice la verdad y la distorsionan, el que está detrás de esto es Manuel Sánchez con Valbuena, el fiscal está arriba no está pendiente de los detalles. Si esto es una investigación, bienvenida, si escribí una joda para que te defendieras en La W, ¿cuál es el rollo con esto? Se llevaron el computador / Pizano: El tema es que yo tenía un amigo en el acueducto y no sabía qué hacía usted. Y que yo siendo socio de Cojardín usted me dio palo hasta que fui gerente de Aguas Bogotá. Hubo fallo de la Superintendencia de Sociedades diciendo que era una decisión abusiva.

Otras interceptaciones a Cardona, por ejemplo con su socio Gustavo Giraldo Uribe ponen en evidencia que alguien estaría informando de los avances en el proceso. Y el contratista del Acueducto mantiene interés y hasta injerencia en los procesos de contratación de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca. 

A diferencia de otros escándalos de Odebrecht, en el contrato de adjudicación del interceptor de Tunjuelo-Canoas, el primero que se ganó la constructora brasileña en Colombia, los ejecutivos de la firma no denunciaron ninguna coima. Sin embargo, la evidencia apunta a que lo dicho por los testigos de siempre reabrirá otro capítulo de corrupción con nuevos nombres y con más problemas para los antiguos implicados. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.