Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/2014 12:00:00 AM

El abrazo del comandante guerrillero de las FARC con el general del Ejército secuestrado

Pastor Alape, comandante guerrillero, viajó de La Habana hasta las selvas de Chocó en donde mantenían cautivo al oficial. Tras anunciarle su liberación, posaron para la foto.

No es un abrazo cualquiera. Se trata de un gesto entre Pastor Alape, miembro del secretariado de las FARC, y el general del Ejército Nacional Rubén Darío Alzate, quien estaba cautivo por ese grupo alzado en armas desde hace medio siglo.

¿Por qué el insurgente aparece con rostro adusto? ¿Con una seriedad absoluta? ¿Por qué el hasta ahora más alto oficial secuestrado en la historia de la durísima confrontación exhibe una leve sonrisa?

Es posible que sea un gesto de nerviosismo. O porque, según los testigos, Alzate sabía de la importancia para el país de que en esta ocasión las cosas salieran bien.

Así lo da a entender el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que reveló que la liberación del general Alzate y sus dos acompañantes, entregados este domingo por las FARC en el abandonado Chocó, fue "especialmente emotiva" porque todos eran conscientes de que "de ella dependía mucho".

Así, la portavoz del organismo en Colombia, Patricia Rey, explicó a periodistas en Bogotá cuál fue el estado de ánimo del general, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego en el momento de su liberación en el departamento de Chocó, la misma región en la que fueron secuestrados por la guerrilla el 16 de noviembre.

“Mis colegas que estaban en la liberación me han dicho que estaban felices y un poco nerviosos, como siempre en estos momentos de liberaciones. Estos momentos han sido emocionantes para todos; esta liberación tenemos que reconocer que ha sido especialmente emotiva porque sabíamos que de ella dependía mucho”, afirmó Rey.

Sin embargo, tras su liberación –bien temprano este domingo- ha habido más preguntas que respuestas. La misma operación de traslado –de Chocó a Medellín y luego al Hospital Militar de Bogotá en medio del sigilo- despistando a los periodistas ha alimentado las dudas. El presidente Santos y su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, han utilizado sus cuentas de twitter para informar de uno de los hechos más graves de la historia reciente. Tan grave que suspendió el proceso de paz.
 
Entretanto siguen los interrogantes. Al insólito secuestro de un general que se mete a la boca del lobo sin armas, sin escolta y en bermudas se suma la falta de información precisa hasta ahora. Incluso, esta mañana en los micrófonos de Blu radio la esposa del general, Claudia Farfán, contó su satisfacción por su regreso a casa “me llegó el niño Dios anticipado, estamos felices”, dijo. Sin embargo, ante la pregunta de por qué su esposo se había metido a esa zona de control de las FARC, ella manifestó que en su momento él dará las explicaciones.

Por si fuera poco, un video difundido la mañana de este lunes por TeleSur muestra a 'Carlos Antonio Lozada', delegado de las FARC en La Habana, socializa con la comunidad en Arauca los tres puntos que hasta el momento se han acordado en la isla. Esta conversación se dio durante la liberación de los soldados secuestrados por el grupo guerrillero. En la charla, además, explica que un posible acuerdo entre el Gobierno y las FARC sólo podrá ser refrendado a través de una Asamblea Nacional Constituyente. Las imágenes han causado revuelo en las redes sociales.


'Carlos Antonio Lozada' junto a Paulo César Rivera, uno de los soldados liberados por las FARC. Foto: Archivo Particular

“Nosotros lo que hemos dicho es la única forma, la única posibilidad real cierta de que esos acuerdos queden blindados hacia el futuro es que sea la voluntad del soberano, es decir, la voluntad del pueblo soberano que ratifique a través de una Asamblea Nacional Constituyente lo acordado”, dijo Lozada.

Para completar el misterio que ronda el secuestro del general Alzate, el presidente Juan Manuel Santos dijo la mañana de este lunes que será el propio militar quien le explique al país por qué se encontraba en esa zona vestido de civil y sin escoltas. “Yo espero que en el transcurso de hoy el propio general Alzate salga a decirle al país qué fue lo que pasó”, dijo.

A su vez la cadena TeleSur publicó las fotografías del operativo que dejó en libertad al general. En ellas, quizá lo que más llama la atención es el abrazo entre el general Alzate y Pastor Alape, miembro del secretariado de las FARC (Vea las fotografías).
 
Interrogantes que alimentan la polémica de un secuestro sorprendente y al que hasta ahora rodea el hermetismo.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.