Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/08/30 21:00

Las turbulentas primeras horas de la campaña por el plebiscito

César Gaviria ataja al procurador Ordóñez. El ministro del Interior invita a Vargas Lleras a leer los acuerdos y Cambio Radical lo defiende. El uribismo califica de “tramposa” la pregunta y los conservadores proponen otra papeleta.

Juan Manuel Santos firmó el decreto del plebiscito, y dio a conocer la pregunta que se someterá a consideración de los colombianos. Foto: Fotomontaje SEMANA

Un adagio muy popular en tierras antioqueñas dice que “desde el desayuno se sabe cómo será el almuerzo”. La frase, muy coloquial, le cae como anillo al dedo a lo que será la campaña del plebiscito por la paz. Si estos 30 días se desarrollan como las primeras horas, la campaña se advierte bastante caldeada.

Aunque falta que el Consejo Nacional Electoral expida la reglamentación del plebiscito (que se conocerá este miércoles), el presidente Juan Manuel Santos firmó el decreto del plebiscito y dio a conocer la pregunta que se someterá a consideración de los colombianos:

“¿Apoya el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”

Con ese acto se dio la largada oficial a la campaña. Lo que nadie esperaba era que las primeras horas fueran tan turbulentas.

Le recomendamos: Una guía para entender los acuerdos de paz

Gaviria vs. Ordóñez

El primer gran pulso de la jornada lo libraron el procurador Alejandro Ordóñez y el expresidente César Gaviria, director del ‘Sí a la paz’. El procurador le envió una carta al Consejo Nacional Electoral en la que calificó de ‘exagerada’ la publicidad a favor del plebiscito.

“Vemos con preocupación cómo bajo el pretexto de este mecanismo se ha venido incrementando de manera exagerada la publicidad exterior visual a través del uso del espacio público con elementos visibles desde las vías de uso o dominio público, así como la utilización de los medios de comunicación social, con el llamado a la ciudadanía a votar por el sí, pero bajo el eslogan de ‘Sí a la paz’”.

Gaviria no dudó en responderle y lo hizo muy a su manera. “Lo único que sé es que el procurador no es autoridad electoral. La autoridad electoral en este país es el Consejo Electoral y de subsidio, el Consejo de Estado, entonces más vale que el procurador se dedique a cumplir sus funciones y no a andar invocando una autoridad que no tiene”.

El pulso quedó en ese cruce de declaraciones. Pero aún hay 30 días de campaña por delante.

Cristo vs. Cambio Radical

Pero quizá la mayor controversia del primer día de campaña fue la que protagonizaron el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y los congresistas de Cambio Radical, el partido de Germán Vargas Lleras.

Todo comenzó por la referencia que hizo Cristo al vicepresidente de la República. En el Congreso, al término de un debate de seguridad, dijo que como en la entrevista con SEMANA publicada el pasado fin de semana el vicepresidente reconoció que ha estado al margen del proceso de paz, concentrado en sus obligaciones, por eso está “un poco mal informado del contenido de los acuerdos”.

Por eso le hizo una sugerencia: “Esperaríamos que ya concentrado en conocer el contenido de los acuerdos se informe bien y vaya cambiando la posición, como la mayoría de los colombianos que tienen dudas y reservas sobre los acuerdos (…) va a avanzar en esa tarea (de leerse los acuerdos), son acuerdos densos de 297 páginas. Él ha dicho que va a votar sí, que tiene algunas dudas y Humberto De la Calle resolvió esas dudas y estaremos dispuestos a resolverle todas las dudas que tenga, pero es muy importante el apoyo del vicepresidente al plebiscito”.

El director de Cambio Radical es el representante a la Cámara Rodrigo Lara. Tras conocer la declaración del ministro, trinó hasta 11 veces, no sólo contra Cristo, también contra César Gaviria. Algunos de sus comentarios fueron de este tenor:

“Lamentable que un ministro del Interior se reduzca a la tramoya, la repartija y la descalificación. (…) Qué falta de respeto con el vicepresidente, su superior jerárquico. (…) Apreciaciones del vicepresidente sobre JEP tienen fundamento. Las dudas deben disiparse en el trámite Legislativo. (…) Expresidente Gaviria, irresponsable es utilizar un debate de todos los colombianos para proyectar aspiraciones políticas suyas”.

No fue el único. El senador Carlos Fernando Galán también se pronunció con dureza contra el ministro Cristo. No lo hizo en Twitter, sino ante la propia plenaria del Senado. También le recordó al ministro que el vicepresidente es su “superior jerárquico”, y que Cambio Radical “se cansó” de los ataques desde el propio Gobierno.

“Estas críticas del ministro la verdad tienen cansado al partido y debemos manifestarle al ministro que si quiere que Cambio Radical lo siga considerando un interlocutor válido con el Gobierno, tiene que cesar sus agravios, sus ataques, sus insultos al partido y la falta de reconocimiento a la institucionalidad que es el vicepresidente de la República”.

Para Galán “es posible que el ministro Cristo tenga abierta la herida de la derrota en Bogotá hace algunos meses, pero como ministro de la política debe superar ese tipo de traumas”.

Germán Varón, el senador más cercano a Vargas Lleras, calificó de “irresponsables” las declaraciones de Cristo y dijo que como ministro de la política debe fungir por unir a los partidos en torno al Sí al plebiscito.

“Quien no ha leído es el ministro (Cristo). En el acto legislativo se estableció que podría tener modificaciones lo acordado en La Habana. Cualquier inquietud de cualquier colombiano debe ser aclarada. El ministro perturba el ambiente, se está volviendo una especie de reyezuelo que pretende que el Congreso le apruebe todo a pupitrazo”.

Al pulso entre Cambio Radical y el ministro Cristo puede que le falten 30 días de campaña.

Uribistas vs. Unidad Nacional

Ya se sabía que cualquiera que fuera la pegunta del plebiscito, el Centro Democrático protestaría. El primer día de campaña coincidió con la demanda al acto legislativo por la paz. Algo más de 1,3 millones de firmas respaldaron simbólicamente la demanda de inconstitucionalidad, pues Álvaro Uribe y sus compañeros de bancada consideran esta reforma una sustitución de la Constitución.

De tramposa y tendenciosa calificaron los uribistas la redacción de la pregunta. El senador Iván Duque hizo esta reflexión: “lLo que dice es que usted no está de acuerdo con una paz estable. Los que queremos marcar No, queremos la paz pero tenemos reparos a ese acuerdo con las FARC, la pregunta no pueden venderla como la paz estable y duradera de Colombia”.

El presidente del Partido de la U, Armando Benedetti, consideró que “la pregunta es la correcta porque allá se hizo lo plausible, la verdad, lo necesario para la reconciliación, para no volver a ver a repetir esas políticas homicidas, para reparar”. Y añadió: “Al que no le gusta la pregunta es porque está delirante, esquizofrénico, es peligroso y desea la guerra”.

El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, dijo que “ninguna pregunta les habría gustado, hay que decirlo con toda objetividad, pero la verdad es que esta pregunta cumple los términos de la Corte Constitucional porque en primer lugar habla de los títulos de los acuerdos sobre el a acuerdo final y les pregunta a los colombianos si están o no de acuerdo”.

Conservadores piden papeleta

Una de las noticias del primer día de campaña fue la decisión de las bancadas del Senado y la Cámara del Partido Conservador que anunciaron su voto positivo al plebiscito por la paz.

Pero David Barguil, presidente del partido, también afirmó que existen preocupaciones en el conservatismo sobre el reclutamiento de menores que están en las filas de la guerrilla, por lo que propusieron votar una nueva papeleta el día en que los colombianos sean convocados a las urnas.

“Le entregaremos al Consejo Nacional Electoral una solicitud para que se incluya una papeleta que establezca que se perderán los beneficios derivados de cualquier acuerdo de paz a cualquier actor del conflicto que mantenga niños en sus filas”, señaló. Y dijo: “Los niños de Colombia deben quedar blindados, son sagrados e intocables y vamos a defender esto hasta el último minuto en este acuerdo”.

Dijo además que ha habido un compromiso de las bancadas del Partido Conservador para blindar el sistema de justicia transicional y evitar que sea utilizado como un mecanismo para perseguir a contradictores políticos.

La decisión va en contravía de las recomendaciones hechas por el expresidente Andrés Pastrana a los conservadores para que la colectividad rechace los acuerdos logrados con las FARC.

Si todo se desarrolla como el primer día, la campaña del plebiscito será de las más encendidas que se recuerden en el país. Amanecerá y veremos, dice otro adagio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.