Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/23/2015 11:58:00 AM

Nueve acciones para mejorar la movilidad en Bogotá

ProBogotá dio a conocer un estudio en el que hace 150 recomendaciones.

Los graves problemas de movilidad en Bogotá no dan espera. Los capitalinos ven a diario congestiones en vías, desorden en los paraderos, reducción de la velocidad de los vehículos por la falta de mantenimiento de las calles y hasta colados en el sistema.

Ante este panorama, ProBogotá entregó a la Secretaría de Movilidad un estudio con nueve acciones prioritarias de bajo costo y que consideran de alto impacto para mejorar la movilidad de los capitalinos. El  documento fue elaborado por la firma Steer Davies Gleave.

La idea es que la administración distrital estudie y adopte las iniciativas en el corto y el mediano plazo.

El director de Probogotá, Luis Guillermo Plata, está en la línea de que es necesario abandonar las quejas y proponer acciones. “Nada es fácil, no son cosas que se puedan hacer de un día para otro, todo tiene una complejidad, pero lo importante es ver esto de manera exhaustiva y llevarlo a una implementación”.  

Aunque la Administración Distrital comparte las propuestas y considera que el impacto en la finanzas de la capital no es mayor, también cree estas “son acciones que se ven sencillas, muchas de ellas requieren obra y no se pueden hacer en el corto tiempo”, dijo la secretaria de Movilidad, María Constanza García.  

Nueve acciones


1.    Intervenciones al SITP. Relocalizar algunos paraderos y reubicar la señalización para mejorar el acceso de los peatones al Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), que atiende cerca de 1,2 millones de abordajes diariamente.
 
2.    Mejorar cruces claves. De los 3.753 kilómetros de malla vial arterial, el 12,4 % está en mal estado y el 17,3 % en regulares condiciones. No obstante, hay que dirigir los procesos de mantenimiento a los puntos críticos de intersecciones claves de la ciudad, como los empalmes entre las vías y los puentes.
 
3.    Mejorar acceso de los buses a los portales. Con obras relativamente pequeñas de conexión vial o señalización, se pueden reducir recorridos innecesarios de los alimentadores y las personas para el ingreso a los nueve portales de Trasmilenio, que fueron diseñados hace más de 15 años y hoy mueven más de medio de millón de personas diariamente.
 
4.    Primero los buses. Mejorar la fiscalización y el acondicionamiento físico de los carriles prioritarios para el transporte público que se han comenzado a implementar por ejemplo sobre las carreras 15 y Séptima, y así reducir los tiempos de viaje y aumentar y de igual manera apoyar la implementación en otros sectores como se tiene programado sobre la Primero de Mayo y avenida de las Américas, entre otras zonas estudiadas por la Secretaría de Movilidad.
 
5.    Controlar el parqueo en vías. Fortalecer las acciones de control al estacionamiento en vía y de igual forma establecer un plan de estacionamiento en vías (Proyecto presentado en dos oportunidades al Concejo de la ciudad por la administración), lo  cual en la capital complementaría la política de desestimulo del vehículo particular e impulso al SITP, y de la mano con estas acciones, regular y fiscalizar mejor los procesos de cargue y descargue de mercancías.
 
6.    Tecnologías para la movilidad. Promover la instalación de pantallas en puntos críticos donde los conductores toman decisiones de ruta para informar el estado de las vías e influir comportamientos. Fortalecer los procesos de imposición electrónica de comparendos a través de alianzas estratégicas para aumentar el número de cámara en la ciudad.
 
7.    Ciclorrutas conectadas y señalizadas. Bogotá tiene 402 kilómetros de ciclovías y se realizan cerca de 550.000 viajes diarios en bicicleta, en este sentido es importante continuar con las acciones de mejora del pavimento, señalización y conexión de las ciclovías existentes. También hay que colocar ciclo-parqueaderos en sitios estratégicos, tal y como se ha hecho con los ubicados en estaciones y portales de la ciudad por parte de la administración para impulsar la intermodalidad en el transporte.
 
8.    Información, cultura y respeto. Bogotá fue ejemplo internacional en campañas para fomentar la cultura ciudadana, el respeto a las normas de tránsito y la contribución personal a la movilidad, hay que retomar estos esfuerzos. En general, hay que mejorar la información sobre el uso del transporte público (por ejemplo, en eventos masivos)  y los procesos de expedición de licencias. Todo esto bajo la sombrilla de la Campaña 1+ que ya la administración tiene en marcha y cuyo objetivo es promover los buenos hábitos para una movilidad sana y corresponsable en la ciudad.
 
9.    Primero la vida. El año pasado murieron en Bogotá 606 personas y hubo 15.000 lesionados por accidentes de tránsito. Se requiere mayor gestión del tránsito (pintar cebras, poner barreras, reductores de velocidad) y educación vial. Sobre estos índices se ha venido trabando de manera permanente, y como un dato contundente, en el período de enero a marzo, comparando los años 2014 y 2015 se presentó una reducción del 30 % en el número de muertos en accidentes de tránsito, resultado que se desprende de la reducción de muertes para los distintos actores viales.
 
Estos resultados fortalecen y son el impulso para continuar con el desarrollo de campañas de prevención vial y autocuidado que incluyen aspectos como el consumo responsable de alcohol, reducción de la velocidad y respeto a las señales de tránsito, que se enmarcan en acciones de educación vial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.