Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2014 12:00:00 AM

‘No aceptaré más ataques contra la población civil’

El presidente Santos les reitera a las FARC y al ELN que estas acciones son “absolutamente condenables”.

El presidente Juan Manuel Santos volvió a elevar la voz en contra de los grupos guerrilleros. Tras advertirles a las FARC, en la noche del martes, que si siguen jugando con candela pueden acabar las conversaciones de paz de La Habana, Cuba, les dijo que no aceptará más ataque contra la población civil y el medio ambiente.

El mandatario advirtió de nuevo este miércoles a las FARC y el ELN que son “inaceptables” sus ataques contra la infraestructura del país porque afectan a la población civil y el medio ambiente.

Al referirse a los recientes atentados de los dos grupos guerrilleros contra el transporte de petróleo, acueductos y torres de transmisión de energía, el presidente afirmó que se trata de una actitud que es “absolutamente condenable”.

Según el jefe de Estado, esos atentados “afectan primordialmente a la población civil y dentro de la población civil a la gente más vulnerable y más necesitada, y eso es totalmente inaceptable”.

Santos, que presidió este miércoles un consejo de seguridad en Buenaventura, ciudad afectada por un atentado de las FARC que dejó sin electricidad a casi medio millón de personas, afirmó que aunque haya negociaciones de paz en medio de la guerra, la población civil debe ser mantenida al margen del conflicto.

“Por eso quiero hacerles nuevamente esa advertencia a las FARC y al ELN: el pueblo colombiano no acepta los ataques contra la población civil, los ataques que afecten la población civil y que afecten nuestro medio ambiente”, dijo.

El presidente agregó que si las FARC negocian con el Gobierno en Cuba un acuerdo que ponga fin al conflicto, y el ELN ha mantenido contactos exploratorios con el mismo propósito, “lo consecuente son gestos de paz y no acciones contra la población civil, y que eso quede muy claro”.

“Les vamos a advertir allá en La Habana a quienes están comandando estas organizaciones que esa actitud no es para nada aceptable ni consecuente con las conversaciones que hemos venido adelantando”, subrayó.

Este mes, las FARC obligaron a los conductores de 29 camiones cisterna a derramar el crudo que transportaban por una carretera del departamento de Putumayo, lo que contaminó ríos y otras fuentes de agua, y el pasado fin de semana dinamitaron el acueducto del Ariari, en el departamento de Meta (centro), que surtía de agua unas 16.000 personas de tres municipios.

Además del ataque a una torre de energía que dejó sin luz a Buenaventura, las autoridades atribuyeron a las guerrillas otro atentado similar perpetrado este miércoles en Meta que dejó sin electricidad varios pozos del complejo petrolero de Campo Rubiales.

Según el mandatario, mientras no se firme el fin del conflicto, el país está en guerra con los grupos armados ilegales, pero aclaró que “la guerra es entre combatientes” y “no es contra la población civil”.

El martes en la noche, Santos se había referido también a los ataques guerrilleros y advirtió a las FARC de que el diálogo de paz en Cuba “puede terminar” si esa guerrilla persiste en la escalada terrorista.

Una advertencia que produjo diferentes reacciones. Entre ellas la del procurador Alejandro Ordóñez, quien lo respaldó. “El señor presidente ha actuado y ha manifestado la preocupación que tiene el país, es indudable que esas advertencias y en la medida que se reiteren deben ser con una decisión contundente y enérgica de parte del señor presidente de la república”, señaló el jefe del Ministerio Público en un foro sobre recursos hídricos en Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.