Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2012/12/22 00:00

Solución integral para el Canal del Dique

Por primera vez en más de un siglo de estudios y obras sobre el Canal del Dique, podrá haber una solución integral que contemple no solo las obras de ingeniería necesarias para evitar nuevas inundaciones y la sedimentación sobre los distintos cuerpos de agua, sino también el impacto ambiental.

Solución integral para el Canal del Dique

Por primera vez en más de un siglo de estudios y obras sobre el Canal del Dique, podrá haber una solución integral que contemple no solo las obras de ingeniería necesarias para evitar nuevas inundaciones y la sedimentación sobre los distintos cuerpos de agua, sino también el impacto ambiental. Este brazo artificial del río Magdalena nace a la altura de Calamar, Bolívar; atraviesa ciénagas, alimenta caños y desemboca en las bahías de Barbacoas y Cartagena e impacta un complejo ecosistema que hace parte del delta del río.

Esa posible solución se desprende del foro realizado el pasado 10 de diciembre en Cartagena. Las anteriores obras se han diseñado pensando en la comunicación entre el puerto de Cartagena y el interior del país, pero esas intervenciones han desconocido el impacto ambiental en el Parque Natural Islas del Rosario y en la bahía de Cartagena, que recibe una gran cantidad del caudal con el arrastre de toneladas de lodos y materia orgánica. El gobierno nacional, a través del Fondo de Adaptación, lleva cuatro meses trabajando en los prepliegos de los diseños sobre los cuales se hará la licitación. Las inquietudes presentadas en el foro plantean la necesidad de que se incluyan en las obras la calidad de las aguas, el control del tránsito de los sedimentos entre el canal y las bahías de Barbacoas y Cartagena, y tener en cuenta que 17 poblaciones, más de millón y medio de habitantes, consumen agua del canal.

También es necesario contemplar usos industriales y agrícolas, optimización de la navegación, control de la intrusión de la cuña salina, control de inundaciones, mejoramiento de las conexiones entre las ciénagas y el canal y que se considere al Parque Natural Islas del Rosario como área estuarina del canal, pues este era el viejo cauce del río Magdalena. Más de un billón de pesos están contemplados para los estudios y las obras. 

“No hay prisa”, sostiene Carmen Arévalo, directora del Fondo de Adaptación, “queremos hacer las obras bien”. José Vicente Mogollón, exministro de Medio Ambiente hace la siguiente reflexión: “Cartagena se fundó sobre las virtudes de la bahía, no sobre la importancia del Canal del Dique”. Por eso, si bien hay que impedir que los pueblos ribereños del canal estén expuestos a una nueva inundación, hay que preservar la Bahía y el Parque Natural Islas del Rosario del daño que hasta hoy ha provocado  la sedimentación que podría llegar a impedir la navegación marítima y acabaría para siempre el creciente turismo en las islas cuyas aguas son cada vez más turbias. Hace más de un siglo el expresidente Rafael Núñez Moledo dijo: “Que Cartagena no quiera ser puerto fluvial y Barranquilla no pretenda ser puerto marítimo”. Las consecuencias ya las conocemos.

Un vistazo al Amazonas 

Fondos de Regalías destinará cerca de 3 billones de pesos al bioma amazónico aunque no 

todos los departamentos de esta  región  recibirán regalías directas. Están excluidos aquellos que no tienen explotación de recursos: Vichada, Guaviare y Amazonas.

Vea más en:  www.amazonas2030.net

                                                         

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×