Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/10/14 07:41

Uribe es el principal obstáculo para terminar la guerra: 'The New York Times'

El diario estadounidense asegura en un editorial que el expresidente está bloqueando la paz y no ha dado ninguna alternativa viable para sacar adelante el acuerdo con las FARC.

Uribe es el principal obstáculo para terminar la guerra: 'The New York Times' Foto: Archivo Semana

Cada avance o retroceso para lograr salvar el acuerdo de paz con las FARC, en el que se incluyan las propuestas de la oposición, está en la mira de los medios internacionales.

Esta vez The New York Times, en un editorial titulado “El hombre que bloquea la paz en Colombia”, fustiga al expresidente Álvaro Uribe Vélez, a quien califica como "el principal obstáculo" para terminar un conflicto de más de 50 años. El medio expuso sus argumentos.

Para el prestigioso diario estadounidense, el presidente Juan Manuel Santos atraviesa un momento difícil que determinará si logra alcanzar un nuevo acuerdo con las FARC o si será una nueva oportunidad perdida.

El gran problema es que después de que ganó el No en el plebiscito del pasado 2 de octubre, el presidente debe oír las opiniones de los principales opositores. Sin embargo, para The New York Times, Uribe -quien fue el principal promotor del No- no ha dado ninguna alternativa viable y sus propuestas son "irrealistas".

El editorial recuerda las confesiones que hizo el gerente del No, Juan Carlos Vélez, sobre sus maniobras para imponerse en las urnas. En una entrevista a La República, el excandidato a la Alcaldía de Medellín confesó que se enfocaron en agitar la indignación de los colombianos y prefirieron dejar de lado la explicación de los acuerdos. 

Le puede interesar: Juan Carlos Vélez: ¿su error fue decir la verdad?

The New York Times recordó los mensajes "hiperbólicos" y "engañosos" que difundieron Uribe y su equipo, como cuando señalaron a Santos de ofrecer amnistía a esos "criminales de guerra marxista" que se podían tomar el poder en el país. También hicieron creer, sin evidencias, que el acuerdo podría afectar al sector privado.

Advierte que si las diferencias se prolongan más allá de este año, es muy probable que se debilite el compromiso para enviar ayuda internacional con el propósito de implementar el acuerdo.

Para el medio, Uribe todavía está a tiempo de empezar a comportarse como un estadista en lugar de un aguafiestas, y debe jugar un papel constructivo para que se logre un acuerdo con las FARC y el ELN. Si todas las partes están dispuestas a negociar con buena fe, se podría llegar a un acuerdo en el 2016.

La conclusión es inevitable según The New York Times: "Un retorno a la lucha sería catastrófico, si eso pasa, Uribe sería el principal culpable".

Llama la atención el contraste entre las posiciones de los dos principales periódicos de Estados Unidos. The Wall Street Journal, el único medio de la gran prensa mundial que ha criticado de frente el acuerdo de paz, había sorprendido hace pocos días con un editorial en el que criticó el Premio Nobel de Paz para Santos, y sostuvo que si alguien se merecía el reconocimiento era Uribe. Una perspectiva que evidentemente no comparte el otro gran periódico neoyorquino. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.