Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/2011 12:00:00 AM

'Tolemaida Resort': "desorden administrativo sin precedentes, con alto grado de corrupción"

Un informe dado a conocer por el Ministerio de Defensa confirma lo que SEMANA denunció como el 'Tolemaida Resort'. La investigación muestra que las irregularidades presentadas allí tienen un común denominador: la corrupción.

El término 'Tolemaida Resort' parece haber quedado corto en comparación con las irregularidades que se venían presentando en el Centro de Reclusión Militar de Tolemaida. Así lo señala el informe de la comisión transitoria de verificación, que fue entregado este viernes al Ministerio de Defensa.
 
Para dicha comisión, "el informe evidencia que el Centro de Reclusión Militar de Tolemaida se convirtió en un desorden administrativo sin precedentes, con alto grado de corrupción", así como lo denunció la Revista SEMANA en un artículo del pasado 3 de abril (ver).
 
Según la investigación, la cárcel de Tolemaida "era negocio para los internos propietarios de los 'talleres productivos', que en algunos casos eran muy prósperas empresas privadas, y para quienes en ellas laboraban. Era también negocio para quienes se reclamaban como propietarios de las cabañas, que las vendían. Y negocio para quienes estaban al frente del penal y que abusando de las competencias otorgadas, hicieron de la cárcel una empresa de extracción ilegal de recursos".
 
Pero la lamentable situación del lugar va más allá. "Las irregularidades tienen un común denominador: la corrupción. Los permisos sin autorización judicial, la operación de 'proyectos productivos', la ausencia de aplicación de reglamentos, los privilegios de los que gozaban algunos internos, la estadía de personas ajenas al penal, la construcción de cabañas o kioscos y todas las demás irregularidades están articuladas de tal modo que constituye un sistema en función de la corrupción y retroalimentado por la corrupción, del cual todos los involucrados, de una u otra forma, se beneficiaron".
 
Está claro que la situación del centro de reclusión de Tolemaida es mucho más compleja. La comisión que investigó advierte que en lo que tiene que ver con el cumplimiento de decisiones judiciales, no puede concluir como agotada la verificación sobre el tema. Se señalan 124 casos irregulares en este sentido.
 
Las sugerencias para intentar remediar dichas irregularidades no son pocas. La comisión propone por ejemplo que "los miembros de la Fuerza Pública deben regirse y organizarse con las mismas restricciones y limitaciones de los centros penitenciarios ordinarios, lo que implica un reglamento severo, pero también iguales estándares de bienestar, dignidad y respeto a los derechos de los internos".
 
Además insta a que se adelante una reestructuración del sistema carcelario y penitenciario de la Fuerza Pública. "Se recomienda crear la Dirección de Política Penitenciaria y Carcelaria de las Fuerzas Militares y de Policía, dependiente directamente del Despacho del Ministro de Defensa Nacional".
 
Sobre las cabañas utilizadas para la habitación transitoria de familias de algunos internos e inclusive de ellos mismos, y construidos por los internos y sin el lleno de los requisitos, la comisión recomienda su demolición inmediata.
 
En lo que tiene que ver con los llamados proyectos productivos, denunciados también por SEMANA, el informe señala que constituían en la realidad negocios privados que beneficiaban a un número limitado de reclusos.
 
"La ausencia de políticas, controles y disciplina frente a este tema era tan evidente que no existía la mínima verificación con los jueces de ejecución de penas o de conocimiento, respecto a la autorización a los internos para adelantar trabajos extramuros o sobre cumplimiento de los presupuestos legales para redención de penas por trabajo". Por lo que recomienda que las actividades que se desarrollen sean administradas directamente por la Dirección del Centro de Reclusión de Tolemaida (...) De ninguna manera se deben tolerar negocios particulares".
 
Sobre el incumplimiento en las decisiones judiciales que se evidenció en este centro de reclusión la comisión es clara en sus recomendaciones. Advierte que es necesario que exista una base de datos actualizada que refleje en tiempo real la situación jurídica de cada uno de los internos. Pero además se debe establecer un procedimiento administrativo que garantice el cumplimiento de las decisiones judiciales.
 
Es tal el desorden en el centro de reclusión de Tolemaida que la comisión señala algunas instrucciones de cumplimiento inmediato. Éstas son la prohibición total de uso de celulares y de computadores portátiles, pasar revista de las celdas, dejando únicamente como elementos autorizados: televisor, radio, ventilador, tres mudas de ropa, libros y elementos de aseo.
 
Pide además que solo se autoricen visitas los días sábados y domingos. Y se ordena al oficial de Guarnición y Oficial de Inspección efectuar revistas nocturnas al establecimiento carcelario, que ahora se está cumpliendo a través de un personal que presta seguridad externa y perimétrica al Centro de Reclusión Militar.
 
La comisión transitoria que tenía como objetivo verificar las posibles irregularidades que se venían presentando en la cárcel de Tolemaida fue creada por el Ministro de Defensa un día después de que la Revista SEMANA hiciera la denuncia a través del artículo 'Tolemaida Resort'.
 
La comisión estuvo conformada por el Inspector General de las Fuerzas Militares, el Inspector General del Ejército Nacional, el Viceministro para las Políticas y Asuntos Internacionales, como delegado del Ministro de Defensa, y el Director del INPEC.
 
Para ver el informe completo haga clic acá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.