Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/11/2015 4:35:00 PM

¿Qué pasó con Valentina, la niña que se quedó encerrada en un bus?

La Policía cerró la investigación del caso, pero ahora la Secretaría de Educación es la encargada de imponer una sanción ¿Qué ocurrió realmente?

El pasado miércoles 6 de mayo un misterioso caso conmovió a la ciudadanía en Bogotá. Valentina Parra, una niña de cuatro años estudiante del jardín Los Sauces de la localidad de Suba, en Bogotá, fue reportada, en primer lugar como perdida, y luego (12 horas después) fue hallada en la ruta que la transportaba de la empresa Turistport de placas WBB 789.

Era de por sí un caso extraño. La coordinadora de la ruta dijo, en un primer momento, que el día anterior una mujer delgada, alta y de tez morena había recogido a la niña. Esa versión encendió las alertas, la Policía desplegó un operativo y el desespero de los padres era doloroso. El caso se convirtió en ese instante en la noticia más importante de todos los medios del país.

Sin embargo, de un momento a otro la historia tuvo un desenlace sorprendente. La niña apareció 12 horas más tarde dormida en el bus y poco después los médicos dieron la buena noticia de que no tenía síntomas de maltrato. Los padres no creyeron en la versión según la cual la niña se había quedado dormida y olvidada por los empleados de la ruta, y la Policía entonces prometió investigar.

Como muchas de las noticias de primera plana en Colombia, el caso cayó al olvido y la Policía de Infancia cerró el caso. Sumado a ello, cuando Valentina fue encontrada sólo manifestó tener frío y hambre. Y contó que en un momento del encierro alguien golpeó una ventana del bus y ella se escondió.

“Tras varias pesquisas nos dimos cuenta de que estaba extraviada (…) fue un error del conductor, quien no revisó el bus”, dijo el comandante de la Policía de Infancia y Adolescencia, capitán Javier Gómez Chitiva.

Pero aunque la Policía no continuará con el caso, la Secretaria de Educación Distrital (SED) será el ente que determinará el tipo de sanción que podrían tener el jardín infantil Los Sauces y la empresa Turistport.

Magnolia Agudelo, la directora de Educación de la localidad de Suba, asumió la investigación y ya entregó un primer informe para que la oficina de Inspección y vigilancia de la SED tome una decisión. La sanción podría ir desde sólo la realización de una cartelera en la que las autoridades del jardín asumen su responsabilidad, hasta la pérdida de la licencia de funcionamiento.

Aunque la medida está por definirse, este hecho puso al descubierto la negligencia de las empleadas del jardín y del conductor del bus escolar. Incluso, la rectora del centro educativo le reconoció a Magnolia que sí hubo errores. “Lo que hemos visto es que ha sido un descuido”, dijo la directora local de Educación.

Este episodio también dejó en evidencia la falta de protocolos para el cuidado de los menores por parte de las empresas que prestan servicios de transporte. Precisamente, la SED estudia si el Ministerio de Transporte tiene competencias y debería encargarse también de analizar el caso por la falta de previsión al no revisar el bus de parte del conductor.

Esta semana será determinante para conocer qué va a pasar en un caso que conmovió a la ciudadanía y que puso en evidencia el descuido de un jardín en Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.