Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2016 6:15:00 AM

Cámara registró que Yuliana llegó viva al apartamento de Rafael Uribe

Semana.com revela hallazgos inéditos de la investigación que adelanta la Fiscalía. Una cuarta persona habría estado en la escena del crimen. La clave serán los rastros de ADN.

La investigación sobre los hechos que rodean la muerte de Yuliana Samboní avanza rápidamente en la justicia. La Policía y la Fiscalía General no han escatimado esfuerzos para determinar responsabilidades en el crimen que ha conmovido a millones de colombianos. El jueves festivo, en el Cauca, miles de personas acompañaron la llegada del cuerpo de la menor que será sepultado en los próximos días en la vereda El Tambo, del municipio de Bolívar, de donde es oriunda la familia.

Mientras tanto, los investigadores llegan a conclusiones reveladoras sobre lo que sucedió el pasado domingo. Con el pasar de los días, los funcionarios han podido recaudar distintas pruebas que aclaran la forma como se desarrollaron los hechos, pero también que despiertan nuevas dudas sobre el rol que pudieron cumplir otras personas en el manejo de la escena del delito.

Un primer hallazgo entrega resultados contundentes. Se trata de los videos de las cámaras de seguridad del edificio de Rafael Uribe Noguera. Según habían relatado algunos testigos a los investigadores del Gaula, el arquitecto habría salido a las 9:20 a. m. y habría regresado menos de media hora después.

Al volver al edificio, Uribe golpeó el carro en el parqueadero. El celador, al oír esto, bajó a preguntarle si estaba bien, y él –enojado- le dice que le abra la puerta y sale de inmediato. A los pocos minutos, volvió de nuevo.

Recomendamos: “¡Qué hizo este man, no puede ser!”: Francisco Uribe Noguera

Un video del ingreso del carro deja ver en algunos segundos a la niña recostada sobre el regazo de Uribe. Para las autoridades, esto puede derivarse de un intento de él porque la escena no quede registrada en las cámaras. Según ha podido establecer la Fiscalía, Uribe no parqueó en el sitio asignado del edificio para él, sino que fue a otra planta donde no existen cámaras de seguridad, y por eso no hay registros conocidos hasta el momento de cuando se bajan del carro. Tampoco hay cámaras del ascensor.

Sin embargo, en un momento dado, la puerta del ascensor se abre y una cámara de seguridad de otro piso, distinto al del apartamento de Uribe, los registra a ambos subiendo. La niña está viva y de pie, lo cual ha desvirtuado la hipótesis de que el deceso se habría podido dar en el carro.

Los videos han dado claridades sobre lo que pudo suceder el domingo, pero no resuelven todas las dudas. Ahora la investigación se centra en determinar que pasó en el apartamento y si existieron personas, además de Rafael Uribe, que tuvieron conocimiento de los hechos en las horas posteriores al crimen.

Hasta el momento, Medicina Legal ha podido determinar los vejámenes a los que fue sometida la niña. Sin embargo, Semana.com se abstiene de publicar detalles sobre ese asunto. Con la información nueva, el rumbo de la investigación se centra en averiguar qué pasó después de su muerte, que según el dictamen pericial se produjo en horas de la mañana.

Podría leer: “El detalle es el dulce que los depredadores necesitan”: Medicina Legal

Hasta hace unos días se sabía que el domingo en la noche el Gaula llegó al apartamento de Rafael Uribe, en compañía de su hermano Francisco a buscar a la niña, que hasta el momento había sido reportada por sus familiares como víctima de un posible secuestro pues un hombre en una camioneta se la había llevado a la fuerza. Según le dijo el abogado a las autoridades, su hermano le confesó rumbo al hospital lo que hizo y le reveló donde estaba el cuerpo de la menor.

Las autoridades ingresaron al apartamento, ubicado en la carerra 4 con calle 66, y se encontraron con una escena impactante. La menor estaba escondida dentro del cuarto de máquinas del jacuzzi impregnada de aceite. Según cuentan los funcionarios, la escena conmovió a las autoridades, pero despertó una especial indignación en el fiscal general Néstor Humberto Martínez.

En la rueda de prensa, el jefe del ente acusador repudió el asesinato, pero rechazó con el mismo ahínco un supuesto encubrimiento. “La escena del crimen fue manipulada y he instruido a los fiscales para que judicialicen a los terceros que están intentando obstruir la acción de la Fiscalía”, aseguró Martínez, y agregó que no permitiría que “manosearan más la investigación”.

En ese momento la investigación dio un giro. La Fiscalía ahora está concentrada en determinar qué pasó en las horas posteriores al deceso de Yuliana.

Tres misteriosas horas

Las pesquisas de la Fiscalía están centradas ahora en establecer qué pasó entre las 3:00 p. m. y las 7:00 p. m. En esas horas, la Policía se apartó del hermano de Uribe para continuar con la búsqueda de la menor. Los registros de ingreso al apartamento dejan ver que sus los dos hermanos entraron a eso de las 3:40 p. m.

Según le contaron al Gaula algunos testigos, a ninguno de los dos les fue fácil llegar al inmueble. Francisco tuvo que acceder al apartamento por una terraza y su hermana Catalina intentó varias veces que la dejaran entrar al edificio.

El abogado había sido contactado por el Gaula horas antes, pues la camioneta en la que fue raptada Yuliana estaba a nombre de su esposa. La pareja se había puesto una cita con los agentes en el CAI de la 72 con séptima y habían acudido juntos a buscar a Rafael al apartamento donde él vivía, uno distinto al lugar donde encontraron el cadáver. Pero a la hora del almuerzo se separaron.

Se volvieron a encontrar casi a las 7:00 p. m. después de que Francisco los llamó camino a la clínica Monserrat. 

La Fiscalía trabaja para determinar qué pasó en los momentos previos a esa llamada. Por ahora, además de los dos hermanos, se sabe que otra persona ingresó al apartamento esa tarde. Las autoridades quieren establecer también cuál fue su rol.

Otro momento que es objeto de investigación es lo que sucedió por la noche. Alrededor de las 8:00 p. m. llegó el laboratorio para tomar las primeras pruebas, sin embargo, se fueron antes de la media noche. Miembros de la familia Uribe estuvieron hasta la madrugada  en el apartamento en compañía de las autoridades. El cadáver solo fue levantado a las 8 a. m. del día siguiente. Según relatan algunos funcionarios, los hechos se conocen porque a eso de las 3:00 a. m. un periodista aparece por el lugar.

En el proceso de Yuliana, el ente acusador, aplica un modelo de investigación de avanzada en delitos sexuales a menores de edad. Esperan que este caso se convierta en un modelo de lo que debe ser una investigación criminal.

Por esta razón, la escena del delito es fundamental. Quienes conocen de este tipo de investigaciones aseguran que hay dos claves para resolver los casos: actuar en las primeras 24 horas y “no meterle mano” a la escena del crimen.

En el caso de Yuliana sucedió lo primero, pero no lo segundo. En este tipo de delitos los rastros suelen permitir rápidamente encontrar al responsable: un cabello, un poco de saliva, una huella dactilar o incluso rastros de semen. Países como el Reino Unido, que ha asesorado a la Fiscalía colombiana en el manejo de este problema, tienen un banco de ADN que rápidamente permite identificar a quién pertenecen esos elementos.

La Fiscalía tiene estos bancos para algunos temas. Por ejemplo, hay registros de 30.000 personas en un Banco de ADN del paramilitarismo, por cuenta de los procesos de la Ley de Justicia y Paz, pero no para la población en general.

Lo que sucedió con Yuliana ha despertado el debate sobre la necesidad de hacer ese esfuerzo para otros delitos. Como el cuerpo de la niña fue lavado, en un principio los investigadores temieron que no pudiera encontrarse ningún rastro. Esto es importante porque a pesar de que existen indicios claros de la responsabilidad de Uribe, ninguna prueba es tan contundente como la que ofrece el ADN.

Sin embargo, Medicina Legal encontró esperma en el cuerpo de la menor. Aunque la muestra es pequeña, alcanza para ser objeto de estudio. El martes en la noche, en la audiencia de imputación y legalización de captura, la juez autorizó tomar ADN de Uribe Noguera para cotejarlo con lo encontrado en el marco de la investigación.

Si ese resultado sale positivo, la Fiscalía calcula que en un mes se podría adelantar la audiencia de acusación. Más de 30 personas de esa entidad trabajan a marchas forzadas por encontrar más resultados. Este viernes en horas de la mañana, los hermanos de Uribe Noguera, Francisco y Catalina, están citados a la Fiscalía para rendir interrogatorio. El ente acusador quiere escuchar su versión de lo que sucedió el domingo. No están vinculados formalmente al proceso. Su testimonio seguramente despejará muchas dudas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.