Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/02/09 11:14

Gobierno reduce el consumo básico de agua para hogares

El consumo del vital líquido, que está subsidiado, bajará más de 30 % en dos años.

El anuncio lo hizo el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao. Foto: Archivo SEMANA

El bolsillo de quienes derrochen agua en medio de una crisis climática generada por el fenómeno de El Niño se verá afectado, así quedó establecido luego de que el Gobierno emitió una modificación a la tabla de tarifas.

El Ministerio de Vivienda endureció las medidas y a partir de ahora bajará los rangos del consumo básico, es decir, el subsidio establecido por el Estado será disminuido en cerca del 30 %.

Semana.com ya había advertido a principios de enero que el consumo básico sería reajustado y que los colombianos verían cambios en las tarifas. La decisión finalmente se tomó y ahora la idea es que los usuarios inicien una práctica de ahorro del vital líquido.

La baja será gradual e irá del primero de mayo del 2016 hasta el 2018. En la actualidad las ciudades y municipios con una altitud por encima de 2.000 metros no podrán exceder 17 metros cúbicos mensuales, para el 2018 quedará en 11 metros cúbicos.

Los cambios se verán en las poblaciones ubicadas entre 1.000 y 2.000 metros de altura. Allí se pasará de 18 metros cúbicos a 13 para enero del 2018.

Las zonas más calurosas del país, en las que más se consume agua, también están obligadas a bajar sus rangos. Pasarán de 19 a 16 metros cúbicos.

Actualmente, el rango de consumo básico para todos los pisos térmicos en el país es de 20 metros cúbicos por hogar al mes. A partir de este año disminuirá un metro cúbico.

La decisión de establecer nuevos límites al gasto del agua se hizo luego de un estudio de la Comisión de Regulación de Agua Potable (CRA) con el apoyo de Planeación Nacional, que durante diez años realizaron un análisis del consumo promedio en los usuarios residenciales y encontraron que los colombianos cada vez gastan menos agua.

Mientras se establece esa reducción, hoy se sabe que en el último año, 1,2 millones de personas en todo el país han sido sancionadas por derrochar agua. “El consumo que estaba desarrollando Colombia era irracional (…) este problema es estructural, no sólo es por el fenómeno de El Niño”, dijo el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao.

Con esta decisión, el Gobierno busca que el ahorro de agua no sea un asunto coyuntural, sino que sea una práctica común por parte de los hogares colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.