Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2011/05/09 00:00

    Conflicto armado y terrorismo

    El problema con el argumento del expresidente Uribe es que llamar a la guerrilla terrorista le da un estatus político también.

COMPARTIR

La semana pasada, el gobierno actual declaró que sí hay conflicto armado en Colombia. El expresidente Uribe salió (a través de Twitter, la página web oficial del expresidente) diciendo lo mismo que argumentó durante su ocho años de presidencia: decir que hay conflicto le da estatus político a la guerrilla – son terroristas. El problema con su argumento es que llamar a la guerrilla terrorista le da un estatus político también.

Definir el terrorismo ha sido una pesadilla en el mundo actual, pero sí hay consenso sobre ciertos aspectos como intencionalmente atacar a la población civil, buscar aterrorizar a los sobrevivientes y que se hace con fines políticos, entre otros. Uribe entonces no sólo tiene un concepto bastante pobre de qué es un conflicto armado, sino también de qué es el terrorismo.

El terrorismo en lo más básico es una estrategia militar, debatida y escogida entre combatientes lógicos. Los fines de los actores que cometen actos terroristas suelen ser políticos, económicos, y sociales. Normalmente son los tres al mismo tiempo. Así existen los conflictos armados y el terrorismo a la vez alrededor del mundo. Basta pensar en lugares como Afganistán, Chechenia, e Israel y los territorios Palestinos, entre numerosos más. En Colombia también existen, haciendo que en el fondo el debate no tenga que ver con los conceptos del terrorismo y el conflicto armado, sino si la guerrilla tiene algún fin político.

La discusión de los (posibles) fines políticos de la guerrilla no es nueva, y tampoco tiene que ver con las palabras ‘terrorismo’ o ‘conflicto armado’. Ha sido manipulada para justificar el camino uribista de la derrota militar al ignorar el hecho de que se puede luchar contra la criminalidad con medios no militares. También contra los grupos armados ilegales y contra el terrorismo. Independiente de la perspectiva que los Colombianos adopten, programas como el PCIM son una muestra de ese hecho.

¡En varios sentidos el debate actual entre el terrorismo o conflicto armado es completamente innecesario!

No nos podemos engañar inclusive si las conclusiones no nos hacen felices. En Colombia hay conflicto armado y terrorismo al mismo tiempo, pues hay grupos guerrilleros y neoparamilitares que han masacrado a innumerables víctimas pero a la vez actúa como un estado (incompleto y/o mínimo) de facto en algunas zonas del país. Teniendo en cuenta ese hecho, se vuelve claro el debate sobre el conflicto armado en Colombia que más se necesita desarrollar: como superarlo.

Kyle Johnson es politólogo, pasante en Corporación Nuevo Arco Iris.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.