Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2010/10/16 00:00

El encanto de los Nule

Dicen que los Nule fueron los que filtraron a los medios la grabación en la que el ex representante Germán Olano habla de unas posibles coimas al Contralor de Bogotá.

El encanto de los Nule

Guido Nule, la cabeza visible del controvertido Grupo Nule, abandonó precipitadamente el país, el pasado jueves, junto con su familia, en un avión rumbo a Italia.
 
Si se fugó del país, como yo me temo, o si se fue a pasar unas semanas a Roma, como dice su primo Miguel Nule, da igual: de todas maneras han quedado como unos estafadores de cuello blanco, a pesar de sus buenos modales, de su impecable vestir y de su roce social. Utilizaron el dinero del erario, proveniente de nuestros impuestos, para montar una pirámide financiera. Por espacio de varios años, esta pirámide financiera fue alimentada con los anticipos derivados de las licitaciones que se ganaban, sin que ningún organismo de control hubiera encontrado ninguna anomalía o puesto la voz de alerta.
 
En los medios tuvieron la misma suerte. Ninguno investigó cómo habían hecho el milagro de volverse uno de los grupos económicos más importantes del país en solo siete años y apresuradamente los calificaron como "los nuevos cacaos". Y ni siquiera cuando corrió el rumor de que el Grupo Nule le había hecho saber al gobierno del presidente Uribe que si no le adjudicaba un tramo de la Ruta del Sol no podría cumplir con sus otras obligaciones, los medios intentaron confirmar el rumor y lo dejaron pasar.
 
Cuando vieron que no habían sido adjudicados, los Nule, a sabiendas de que iban a estallar, lograron seguir manteniendo su patraña, y solo en febrero de 2010 el controvertido contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi, luego de haber casi que justificado a los Nule en las demoras de las obras de la 26, oficia al Presidente un informe en el que le pide que vigile al Grupo Nule como un caso de pirámide empresarial e inicia procesos de responsabilidad fiscal contra sus firmas. ¿Cuál era el encanto de los Nule?
 
Según un informe de lasillavacia.com, en el ascenso vertiginoso al poder, los Nule tuvieron varias hadas madrinas. En los medios, sus aliados fueron los hermanos Vargas, Mauricio y Darío, a quienes ellos conocían de vieja data. Incluso Mauricio utilizó una camioneta blindada Hiunday dada por los Nule cuando era director de Cambio, por cuenta de unas amenazas que tenía, y que devolvió cuando estas cesaron. Aunque en el informe de lasillavacia.com, Mauricio Vargas niega que haya recibido dinero de los Nule o que haya tenido un contrato de relaciones públicas con ellos, una fuente de toda confianza me confirmó que a través de Dattis sí se suscribió un contrato de imagen con los Nule que duró dos años y medio y que Mauricio Vargas trabajó para ellos a través de su vinculación a Dattis, cuando él ya no era director de Cambio.
 
Según lasillavacia.com, esta asesoría de Dattis fue muy efectiva, "pues hasta que estalló el escándalo los grandes medios nacionales los retrataron muy positivamente". Actualmente, la relación entre unos y otros está rota porque los Nule les quedaron debiendo cerca de 1.000 millones de pesos.
 
El mismo informe señala que los Nule habrían tenido otras dos hadas madrinas. En el poder político, Joselito Guerra, quien habría sido el puente entre ellos y el presidente Uribe. Amigo personal del dueño del Ubérrimo, el ex senador sucreño fue condenado en 1998 en el proceso 8.000, luego de que lo implicó el contador del cartel de Cali, Guillermo Pallomari. Y en el poder financiero, la otra hada madrina habría sido la banca de inversión Sumatoria, del ex ministro de Minas Luis Carlos Valenzuela, de su ex viceministro Felipe Riveira y de Andrés Obregón Santo Domingo. Esta firma estructuró varias operaciones de financiamiento, lo que, según lasillavacia.com, permitió que los primos Nule tuvieran las puertas de los bancos abiertas de par en par durante varios años.
 
Dicen que los Nule fueron los que filtraron a los medios la grabación en la que el ex representante Germán Olano habla de unas posibles coimas al Contralor de Bogotá. Y que las habrían filtrado con la intención de amedrentar a todos los que saben la verdad de este escándalo. Si eso es cierto, tengo el pálpito de que Guido Nule no va a cambiar sus paseos por la Vía Veneto para venir a Bogotá a poner la cara. Mucho menos ahora, que la compañía de seguros acaba de decir que no pagará el hueco de la 26.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.