Lunes, 23 de enero de 2017

| 2008/12/06 00:00

Homenaje a Luis Guillermo

Homenaje a Luis Guillermo

Colombia jamás tendrá cómo agradecerle a Luis Guillermo Giraldo todo lo que ha hecho por la democracia. Gracias a él ha desaparecido el peligro de la segunda reelección inmediata. Tratando de pasarse de listo, Giraldo le asestó varios golpes mortales al referendo reeleccionista, de los cuales ya no podrá levantarse.

El primero y más conocido fue el de la redacción del referendo. Queriendo correr la cerca constitucional para implantar una reelección con nombre propio, Giraldo terminó prohibiendo la inmediata.

Según el experto de la Academia de la Lengua Cleóbulo Sabogal, el significado real de la reforma para la que Luis Guillermo recogió las firmas, es el siguiente: "Sólo puede ser elegido para un tercer mandato quien haya ocupado durante dos períodos seguidos la Presidencia y los haya concluido".

Es decir, Uribe sólo podría aspirar en 2014, cuando haya concluido completamente su segundo mandato. Para eso hay tiempo y Colombia no tendría que gastar los más de 100.000 millones de pesos que cuesta el referendo.

Pero ahí no paran las maniobras ventajosas de Giraldo, que le salieron mal.

El referendo reeleccionista tuvo acceso al censo electoral (una prerrogativa que no tuvieron los promotores del referendo del agua o de cadena perpetua a los violadores). Así pudieron verificar si las firmas que recibieron correspondían a las cédulas de los ciudadanos. Pero, increíblemente, del listado de donantes entregados a la Registraduría, siete de ellos tienen cédulas erradas y en algunos casos inexistentes. Créanlo o no, Luis Guillermo Giraldo no fue capaz de entregar bien ni su propio número de cédula.

La semana pasada, acosado por el creciente escándalo de la financiación del referendo, Giraldo reveló la identidad del misterioso prestamista que les dio 1.900 millones de pesos a los promotores. Se trata de la Asociación Colombia Primero. Lo que olvidó decir, hasta cuando los periodistas lo descubrieron, es que seis de los nueve promotores del referendo son a su vez directivos de esa Asociación.

Para evadir los topes de financiación y aportes, Colombia Primero pedía millonarias donaciones, primordialmente a contratistas del Estado, y las entregaba en calidad de préstamo a los promotores. Pero, además, el representante legal de la prestamista Colombia Primero se desempeñó, al mismo tiempo, como gerente del referendo y secretario del Comité de Promotores.

Es decir, Carlos Alberto Jaramillo Uribe, como representante de Colombia Primero, ordenaba que se giraran dineros al comité de promotores y los recibía el mismo Jaramillo, como gerente del referendo. Un autopréstamo donde lo pongan.

La contabilidad está llena de vacíos y de inconsistencias. Dos donantes reportados a la Registraduría desaparecieron de la relación 'completa' entregada tres meses después a la prensa. El Consejo Electoral sólo encontró soportes contables de la mitad de los aportes informados. De los demás no hay comprobantes de ingreso.

Y hay algo aun más revelador. El Comité de Promotores, que reportó a las autoridades electorales gastos por más de 2.000 millones de pesos, habría tenido que pagar ocho millones de pesos por el gravamen de cuatro por mil si los hubiera movido a través del sistema financiero. Sin embargo, según el estado de pérdidas y ganancias que presentaron, sólo pagaron 609.000 pesos por ese concepto (correspondientes a 153 millones).

Esto sólo tiene tres posibles respuestas, las tres con consecuencias legales: o evadieron el gravamen por transacciones bancarias, o movieron en efectivo más del 90 por ciento de los dineros del referendo -al mejor estilo DMG-, o un tercero fue el encargado de efectuar los pagos.

En este último caso habría existido una triangulación y ese tercero, por ejemplo la Asociación Colombia Primero, no habría sido simple prestamista sino administrador de la iniciativa y -por mandato de la ley- debería haberse puesto bajo la vigilancia del Consejo Electoral.

Muchos uribistas empiezan a renegar de la ineptitud de Luis Guillermo Giraldo. Yo, en cambio, pienso que tiene un talento de exportación. Deberían mandarlo a Venezuela a recoger las firmas que Chávez necesita para su propia reelección. 
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.