05 mayo 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

¡Muchos Caciques y cero huevitos!

Por Guillermo Andres Rodriguez Martinez

OPINIÓNEste 2014 puede ser considerado como un año de profundos cambios en la directriz de este país que no puede seguir siendo gobernado con ideas obsoletas.

¡Muchos Caciques y cero huevitos!. .

.

Desde la constitución de 1991, Colombia ha avanzado en diversos aspectos, políticos, de igualdad, democracia y libertad de culto, entre otros, gracias a la constituyente popular y pluralista definida ese mismo año. 

Dos décadas y dos años después no sería descabellado
hacer otro cambio de gran trascendencia política para Colombia, y en el mismo, reducir a una sola cámara, el órgano legislativo. 

No solamente se ahorrarían recursos y se disminuiría el aparato burocrático que mucho consume y casi nada aporta. Eso sin mencionar la noticia durante los últimos días que publicó la emisora colombiana, La Fm, que rebeló la ausencia injustificada de algunos congresistas. El hecho de poner en marcha una sola cámara, aparte de ajustar el presupuesto, tendría más bajo la lupa a quiénes la lleguen a conformar, desde luego, en un número inferior. Quizás eso le aportaría más al país y daría mayores resultados.

Y es que no es para menos, un congreso que cada día está más desprestigiado, con cero posibilidades de reivindicarse con la sociedad y con sus salidas en falso, hacen cada vez más impopular y confiable la institución que hace alarde, del alma democrática de un país.

Son muchos los escenarios de desprestigio, desde Pomárico, Parapolítica, Narcopolítica, Corrupción, Congresistas que no leen las reformas profundas que afectan a una sociedad, otros que expresan que los auxilios para la gasolina no son suficientes, y la captura de esa corporación de manera sistemática y secular, de los mismos, con las mismas.

En los últimos cuatro años, poco ha sido el aporte legislativo, control político de las dos cámaras, de los grandes temas que requiere debate y análisis el país, ni un solo congresista y menos aún ni un solo partido ha sacado en su agenda espacios para su debate, crítica o al menos comentarios mediáticos que como siempre, serán paños de agua tibia.

Parece ser que es más importante agradar al príncipe, y salvaguardar su espacio congresional que representar los intereses generales y los paradigmas que requiere Colombia, para la muestra un botón: El mismo senador que no le alcanza para la gasolina, presentó la semana pasada un proyecto de acto legislativo que muy seguramente será debatido de manera urgente, en el cual plantea la abolición de la reelección y el cual pretende también, establecer un periodo de 5 años para el ejecutivo, que muy seguramente también beneficiara a los miembros del congreso.

Propuesta que ya había sido filtrada a los medios por parte del ejecutivo y que para nada cayó bien, ¿por qué insiste el senador amigo del gobierno entonces en ello?

La abolición de una de las Cámaras nos traería más ejecución legislativa, ahorro fiscal, y eficiencia Democrática. Si la cámara hace el ejercicio de moción o aprobación, equiparada al ejercicio de la opinión pública, ¿por qué tener esa cámara, si nuestra opinión pública es fuerte?

El tema no quedara aquí, máxime cuando alterno a ese proyecto de acto legislativo, se está tramitando también el proyecto que pretende aumentar el número de composición de curules del congreso, eso traería más gasto público innecesario y un exceso de curules que no se compadecen con la realidad del país.

Ojalá esos esfuerzos no sean para garantizar la elegibilidad a las FARC, trabajar en pro de ello, es equiparar el papel de los violentos que dicen negociar y alternan eso, con actividades de violencia, terror y narcotráfico. Esos hechos posibles de paz que provengan de los mismos, deben ir atados a verdaderas acciones y sin que esa opción se convierta en impunidad, como diversos sectores lo vienen diciendo desde hace varios meses, empezando por las víctimas. 

Este 2014 puede ser considerado como un año de profundos cambios en la directriz de este país que no puede seguir siendo gobernado con ideas obsoletas, que algún día sirvieron para trazar la historia de la nación pero que ya cumplieron su ciclo y deben dar paso a un nuevo estilo, pero un estilo estructural, un cambio de fondo y de raíz, quizás necesariamente en las personas, en las formas, estilos y en su proceder, ojala desde esa única cámara. Diversos países del mundo, cuentan con una sola cámara, un sistema que ha resultado más ágil para sacar rápidamente proyectos de interés y urgencia para la sociedad, esos mismos países también cuentan con reelección. 

@g_rodriguezm

PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad