Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2016/09/01 12:25

    La derrota del 'No'

    El expresidente Uribe decidió jugar a la ruleta y poner todas las fichas en un solo número.

COMPARTIR

El 19 de septiembre, día en la que concluirá la X Conferencia Nacional Guerrillera, las FARC-EP mutarán de organización armada en movimiento político legal. Así lo han dicho en su convocatoria abierta al mundo. En los tiempos que corren, me dijo el dueño de una librería de segunda mano, es más importante un libro de jardinería que un manual de combate. Las FARC están empeñadas en levantar a su alrededor una casa de cristal para que desde afuera las puedan ver. Es un buen comienzo.

El 2 de octubre, día en que los colombianos votarán a favor o en contra de los Acuerdos de La Habana, los partidarios del ‘No‘ quedarán derrotados. No me cabe la menor duda. Derrotados porque la campaña del expresidente Uribe está hecha sobre un pasado borroso y en contra de un país mayoritario que quiere pasar página y no volver a esos años de tinieblas en los que no sé tenía claridad sobre quiénes eran los que llevaban el mando del país: las marionetas del Congreso y el Ejecutivo o los que tenían los fierros y las capuchas.

El expresidente Uribe decidió jugar a la ruleta y poner todas las fichas en un solo número y lo más probable es que lo dejen con los bolsillos limpios y sin un centavo para volverse a casa. En la historia política contemporánea abundan los hombres que han malgastado su fortuna en operaciones ruinosas tales como las de negarle al pueblo el derecho a llevar una vida pacífica y alejada de las desgracias de la guerra. En la política moderna las posturas numantinas acaban en bancarrota.

Tengo amigos en el Centro Democrático con los que chateo fraternalmente a través de las redes. Sin bronca. Veo a algunos de ellos intranquilos por la deriva del expresidente Uribe. Ven a su jefe nadando contra la corriente mientras ellos se van hundiendo. La mayoría de los congresistas del Centro Democrático son meras rémoras adheridas al vientre de Uribe y son conscientes que por sí solos no son nada y no les queda más alternativa que seguir chupando rueda a riesgo de quedarse sin su tajada.

Santos, Leyva, Timochenko y un largo etcétera de potentes dirigentes nacionales e internacionales intentaron por todos los medios para que el expresidente Uribe, aun conservando su independencia crítica, hiciera parte de un pacto de Estado para superar la guerra, pero no fue posible.

"Debería superar la ofensa en lugar de querer vengarla, puesto que la venganza consume tiempo", dice uno de los personajes de ‘Sección Zero‘ la serie clasista y posapocalíptica creada este año por los franceses. La política del Centro Democrático está signada por el estado de ánimo del expresidente Uribe. Todo hombre tiene esplendores y miserias. El ‘No‘ es la parte miserable del expresidente Uribe.

Aún quedan días para entrar en razón.

* Escritor y analista político. En twitter: @Yezid_Ar_D - Blog: https://yezidarteta.wordpress.com/author/yezidarteta/

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.