Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/04/29 00:00

Anoche soñé...

Freud encontró que los sueños eran útiles como elementos de diagnóstico. Las neurociencias han corroborado la importancia de sus hallazgos.

Anoche soñé...

Seguramente usted tiene aún la imagen de un sueño de la noche anterior, de la semana pasada o de cuando era niño. Cree que ese sueño encierra un mensaje cifrado, un significado. De lo contrario, ya lo habría olvidado. Esa inquietud la comparten todos los seres humanos en todas las culturas y a lo largo de la historia.

¿De dónde vienen los sueños ?, ¿cómo se forman?, ¿por qué? Nadie ha podido darles una explicación tan acertada y útil como Sigmund Freud. "La interpretación de los sueños es la 'vía regia' al inconsciente", escribió en La interpretación de los sueños, tras haber estudiado los suyos y los de pacientes histéricos. Freud descubrió las reglas del funcionamiento de la vida mental y emocional del ser humano y cambió para siempre la forma de ver sus motivaciones, sus conflictos, su sexualidad, su educación y sus relaciones.

Hoy se acepta que los sueños son "realizaciones disfrazadas de deseos reprimidos" porque realizan anhelos prohibidos, generalmente sexuales o agresivos. Para Freud, los sueños tenían su raíz en la sexualidad infantil, pero investigadores posteriores piensan que hay otras fuentes.

La censura forma parte del aparato represor de los instintos gracias al cual un individuo puede vivir en comunidad. Al dormir la censura se debilita. Los sueños recogen impresiones del día. A éstas se anuda un deseo inconsciente (reprimido); luego, por la censura, estos deseos reprochables se transforman utilizando condensaciones (agrupar en una sola imagen muchas ideas o afectos) y desplazamientos (atribuir a una imagen características afectivas de otras imágenes). El deseo prohibido se disfraza en algo absurdo o intrascendente y que se puede realizar. Y uno sigue durmiendo 'tranquilo'.

Si alguien sueña que lo persigue el DAS por haber matado al presidente Uribe, no significa que quiera matarlo. Se ha servido de su imagen (desplazamiento) para realizar el deseo inconsciente de liberarse de la presión de un jefe injusto, tal como lo fueron su padre y el profesor de matemáticas (condensación).

Para interpretar un sueño correctamente se debe conocer bien a la persona que lo cuenta, escuchar su relato y las asociaciones previas y posteriores. Las asociaciones son las otras ideas o recuerdos que el soñante evoca a partir del sueño narrado. Según Freud, estas asociaciones tienen su origen en el inconsciente más profundo y la censura las elabora a través de diferentes cadenas asociativas hasta llegar a la imagen del sueño. El intérprete debe seguir el rastro en el sentido contrario: de las asociaciones a la imagen del sueño hasta llegar a su origen.

Cada imagen que aparece en un sueño es única y define al individuo que la ha soñado. Su significado sólo se aplica a él. Los diccionarios de sueños y los programas de computador para interpretarlos son un engaño.

Investigaciones posteriores han concluido que los sueños también escenifican conflictos internos que todos tienen consigo mismos. Los seres humanos construyen en su mente, principalmente en la infancia, "objetos internos", una especie de "personajes" que habitan la mente con características y funciones definidas y que se relacionan entre sí de manera generalmente conflictiva. En los sueños, los conflictos que ocurren entre estos objetos internos aparecen escenificados y con disfraces. En el sueño del asesinato de Uribe, el mandatario representaría un personaje interno, digamos paterno, y el DAS, una instancia represora. Estos personajes enfrentados en el sueño muestran el conflicto de la persona consigo misma.

En los sueños se intuyen soluciones a problemas, se toman decisiones, se aprende, se superan conflictos, se desahogan penas, se liberan tensiones y se satisfacen anhelos. Los artistas derivan de sus sueños elementos para su inspiración. Lo que ni el sicoanálisis ni las neurociencias han logrado demostrar es que los sueños sirvan para predecir el futuro.

*Médico sicoanalista

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.