Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/11/01 22:40

La mujer wayú que un día decidió estudiar las aves

Yerlis Pushiana es una de las únicas mujeres de esa comunidad indígena dedicadas al aviturismo y a la ornitología. Semana.com habló con ella en el marco del Tercer Festival de las aves de Medellín.

YerlisPushiana. Foto: Archivo particular

Hay que mirar al cielo para entender la vida de Yerlis Pushiana, una de las pocas mujeres wayú dedicada al estudio de las aves.

Lo que nació como una simple curiosidad personal, ahora es un proyecto de vida que tiene como fin el respeto profundo por las aves y el entorno. En la comunidad, cuenta esta joven, no se permite la caza ni la venta, ni mucho menos la muerte. "Nuestro mayor aporte es la protección". Semana.com habló con Yerlis sobre el origen y la importancia del aviturismo en la comunidad.

Semana.com: ¿De dónde nace su amor por las aves?

Yerlis Pushiana: En principio es un interés muy propio y gracias a José Luis Pushiana, un ornitólogo y miembro muy importante de nuestra comunidad, he podido reforzarlo. Él es quien me ha enseñado la mayoría de lo que sé sobre las aves, desde el nombre de todas las especies, hasta cómo cuidarlas.

Semana.com: ¿Cómo pudo estudiarlas más a fondo?

Yerlis Pushiana: Gracias a proyectos y asociaciones que han llegado a la comunidad, como Calidris y Audubon, he tenido el acceso a conocimientos más ámplios sobre las aves y el apoyo para estudiarlas más profundamente.

Semana.com: ¿Su familia la apoyó en el estudio de estas?

Yerlis Pushiana: Sí, con nuestro grupo encabezado por mi padre y mis primos hemos creado todo un equipo dedicado al aviturismo, ellos han sido mi gran apoyo.

Le puede interesar: Colombia no protege sus lenguas amerindias

Semana.com: ¿Hay alguna especie con la que sienta especial apego?

Yerlis Pushiana: Sí, hay muchas de donde escoger. El águila, las tórtolas, el pájaro cola ardilla, los colibríes, el martín pescador y el hornero.

Semana.com: ¿Cómo es la relación de los wayús con las aves?

Yerlis Pushiana: Vivimos en un área protegida de La Guajira, el Santuario de los Flamencos, y las aves están siempre a nuestro alrededor. Se les tiene mucho respeto, no se permite la caza ni la venta, ni mucho menos la muerte. Nuestro mayor aporte es la protección.

Semana.com: ¿Protección de qué?

Yerlis Pushiana: Hay muchas amenazas de personas que entran a la reserva sólo para hacer daño a las aves, enriquecerse con la venta ilegal e incluso comérselas.

Consulte: Naciones Unidas denuncia falta de garantías educativas para los indígenas

Semana.com: ¿Por qué no hay más mujeres guías en la comunidad?

Yerlis Pushiana: Antes decían que el aviturismo era un estudio muy duro y sólo para los hombres. Obviamente no es así, aunque sólo somos tres mujeres guías, es impresionante todo lo que todos deberíamos conocer sobre las aves, desde su fisionomía hasta sus hábitos y su canto.

Semana.com: ¿Qué esfuerzos hacen los wayús para la conservación de la biodiversidad?

Yerlis Pushiana: Lo más importante es el trabajo de vigilancia para la protección de las especies. También nos encargamos de la comunicación y la concientización con todos los visitantes del santuario, no sólo enfocados en las aves, sino en toda la fauna y flora del lugar.

Le sugerimos: Hablan los sabios

Semana.com: Jose Luis Pushiana es uno de los ornitólogos wayús más importantes ¿Cómo ha sido trabajar con él?

Yerlis Pushiana: Es un gran ornitólogo, un gran profesor, y un gran colega. Él sabe más de aves que cualquier persona que conozca.

Semana.com: ¿Puede el turismo de aves construir una base económica y turística en Colombia?

Yerlis Pushiana: Sí, cada día trabajamos para que la comunidad llegue a personas extranjeras y que ellos lleven nuestros conocimientos al resto del mundo.

Semana.com: ¿Qué planea la comunidad para el futuro del aviturismo en La Guajira?

Yerlis Pushiana: Agrandar nuestro grupo, añadir más aprendices y trasmitir nuestros conocimientos. Por supuesto el objetivo es seguir estudiando pues siempre quedará mucho por aprender de las aves.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.