Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2012 12:00:00 AM

Las 10 peores cosas de las películas hollywoodenses sobre el heroísmo gringo, lista final

El 4 de julio es el día de la independencia de la humanidad, todo ocurre en Nueva York, las frases de cajón y diálogos absurdos, los enemigos estereotipos, etc.

1. 4 de julio, el día de la independencia de la humanidad
 
Aunque esto solo sucede en una película, cabe resaltar la tremenda soberbia del caso en el primer lugar, porque desde 1996, gracias a Will Smith y compañía, y por supuesto gracias a la pertinencia de los alienígenas para atacar por esa semana, ¡el 4 de julio es el día de la independencia de la humanidad!
 
2. Todo ocurre en Nueva York
 
Y si no es Manhattan, está bien Los Angeles, o como máximo, Chicago, pero el fin del planeta o bien, el ataque nuclear debe ser allí. Las locaciones del ‘tercer mundo’ se reservan para cuando son ellos quienes deben ir a buscar al terrorista “en sus madrigueras”. Entiéndase por ‘ellos’ los gringos y por ‘madrigueras’ Vietnam.
 
Pero lo cierto es que las víctimas principales y el foco del ataque de cualquiera que sea el enemigo son ellos, aún sin que este haya hecho nada todavía. Pero sus acciones tienen algo de razón, pues se trata justamente de “guerras preventivas”. ¿Cómo no entenderlos?
 
3. El liderazgo imprescindible
 
Y como todo ocurre allí, pues es obvio que ellos deben ser quienes guíen la humanidad hacia la gloria. Dice ‘Smarter’, que “el mundo no puede prescindir de su entrometida capacidad de intervención para la salvación apocalíptica del mundo”. Es así como en cualquier situación, siempre son consultados los principales líderes mundiales (si es que tienen la suerte) o aparecen en el mapa las capitales de los mismos países ‘desarrollados’, el resto de naciones debemos aceptar lo que ellos hagan por el bien de la humanidad.
Pero aquello de la acción unilateral frente al mundo es solo ficción. De repente una coincidencia con la realidad, pero nada más.

4. El presidente salvador
 
Entonces, cuando aceptan la ayuda de los otros líderes mundiales, como debe haber una cabeza, pues quién más que ‘el presidente de los Estados Unidos de América’. ¡América! Tal vez es por eso que prescinden del ‘tercer mundo’ latino, ellos son ‘América’.
 
Así las cosas, como relata Luis Solarte, “lo peor es el presidente que no acepta irse a su refugio y decide pelear como un soldado más. No me imagino ningún presidente gringo sacrificándose o tomando un arma, tal vez Bush, pero para irse de caza”.
 
5. Frases de cajón y diálogos absurdos
 
Andrés Fernando Benítez nos recuerda algunas de esas máximas proféticas como “¡invade esto, alienígena!”, “¡déjame, esta es mi guerra!”, “¡nunca en este país!” y “¡traga esto, bastardo!”.
 
Jairo López recuerda también que “cuando van a la guerra final, son ‘sobradores’ y mientras matan al enemigo van contando chistes. Ejemplo: ‘-Hey Jack, ¿todavía sigue en pie el desayuno en el restaurante del viejo John?- tratata pum, pum, tata, tun, pum, tratata -Oh claro Paul, no llegues tarde’.
 
6. Enemigos estereotipo
 
Comunistas que por herencia ahora son rusos, norcoreanos, vietnamitas y como no, árabes-musulmanes. Los cubanos no porque no tienen con qué. Pero todos, por supuesto, terroristas. Ese es el enemigo público, que es malo por naturaleza, fundamentalista por defecto y cuyos conceptos, tradiciones e ideas están absolutamente errados. Aunque como no, en el caso de los alienígenas, la humanidad se arropa bajo la misma bandera. La de las barras y estrellas.
 
7. Límites de jurisdicción... pero el sueño americano
 
América, (aunque es un continente) el país donde todos los sueños son posibles, y donde incluso un policía novato o un militar principiante pueden salvar a la nación. Aunque siempre existe un ‘límite de jurisdicción’, y entonces los agentes federales se hacen cargo, el tipo que parecía incompetente se sobrepone a la normatividad y a la adversidad para lograr su cometido. Al final, los federales le ofrecen ‘una placa’, pero en su dignidad responde “lo siento, soy policía de Los Angeles”.
 
8. Súper Agencia Secreta/Área 51
 
Pero cuando no son los tradicionales FBI, CIA, NSA y demás, es porque existe una ‘Súper Agencia Secreta’ o un ‘Proyecto Clasificado’ con enormes oficinas subterráneas de las cuales ni el propio presidente tenía conocimiento.
 
9. El discurso patriotero antes de la hazaña
 
No hay que olvidar que la motivación de todo siempre será la nación, la bandera, el pueblo de América. No de América de Cali, sino del país con nombre de continente. Entonces, justo antes de lanzar la avanzada de guerra para la salvación, debe haber lugar para el discurso patriotero que le infla el pecho a los nacionales y los llena de orgullo y enjundia para arremeter contra el enemigo.
 
10. Ridículo final glorioso
 
El final glorioso y cursi nunca puede faltar, pues es el broche de oro que deja al público enamorado de la historia que acaba de presenciar. Miguel Ángel Castillo dice que lo más patético es “el beso al final de la película del protagonista con la chica, o las risas de los soldados a pesar del reguero de muertos”, y como no, los aplausos multitudinarios con lágrimas incluidas del pueblo en agradecimiento con sus héroes.
 
Lo increíble es cómo todos vemos todas y cada una de esas películas. Son muy buenas. Sin duda veré la próxima.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.