Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/29/2014 12:00:00 AM

El misterio detrás del desmayo de 300 niñas en Bolívar

El hospital de El Carmen de Bolívar sigue recibiendo a niñas con síntomas que aún no tienen explicación.

;
BBC
En los últimos 12 días, los médicos de El Carmen de Bolívar han atendido a 300 niñas con síntomas comunes: desmayos, mareo, dolor de cabeza y de pecho; adormecimiento y hormigueo en varias partes del cuerpo. Lo que causó las reacciones es aún un misterio.

No han sido las primeras con un cuadro similar en llegar al Hospital Nuestra Señora del Carmen.

Según el alcalde del municipio, Francisco Vega, todas son adolescentes y, la mayoría, estudiantes del colegio Espíritu Santo.

Sin embargo, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, habló el jueves de 246 niñas con "síntomas bizarros".

Si existe disparidad de cifras, mayor es el terreno para la especulación sobre las causas. A falta de un diagnóstico, son varias las teorías que corren de boca en boca.

Para acallar conjeturas, sobre todo las de aquellos que vinculan los casos a una reacción adversa ante la vacuna contra el virus del Papiloma humano (VPH), el ministro de Salud remarcó en rueda de prensa una hipótesis que barajan los expertos, "la que en este momento parece más probable".

Según Gaviria, se trata de una "respuesta psicogénica masiva".

“Temor colectivo

"La respuesta psicogénica masiva es una especie de sugestión, de temor colectivo que se contagia de un lado a otro y que termina presentando un fenómeno extraño", explicó el ministro ante los periodistas.

"Se presentan los síntomas, pero cuando los médicos van a examinar clínicamente a las niñas no encuentran ningún signo de la enfermedad", añadió.

Gaviria mencionó casos similares, uno que tuvo lugar en Taiwán, tras una vacunación masiva para prevenir la gripe N1H1; y otro similar en Australia.

Sin embargo, el funcionario insistió en que las niñas sí están enfermas.

"No es que las niñas no estén enfermas, sí lo están. No es que hayamos subestimado el problema. El problema hay que tomárselo en serio y seguiremos acompañando a la comunidad, pero esto no parece ser un problema de una enfermedad clínica", indicó.

También adelantó que el Ministerio quiere trabajar esta semana con la Asociación Colombiana de Psiquiatría, que se ha mostrado dispuesta a desplazarse a El Carmen de Bolívar.

Dicho esto, descartó que exista una razón "clínica" y que la vacuna del VPH tenga que ver con el fenómeno. "No existen evidencias", matizó, e insistió que esta tiene el aval de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de Salud "y todas las asociaciones científicas".

Padres enfadados

Las explicaciones del ministro, sin embargo, no satisfacen a todos. "La rueda de prensa caldeó los ánimos de varios padres", explicó Vicente Arcieri, jefe de información del diario El Heraldo.

Una hora después de la rueda de prensa, varias personas cortaron durante cinco horas la Troncal de Occidente, la carretera que une el interior del país con la costa, en protesta por la postura de las autoridades.

Arcieri está siguiendo de cerca el caso. El jueves, estuvo en el Hospital Nuestra Señora del Carmen e informó  que ese día ingresaron otras diez niñas con los síntomas ya mencionados.

Son los últimos casos de un fenómeno que ha preocupado durante meses a ciudadanos y autoridades.

Diez de las pacientes que acudieron primero al hospital local reciben tratamiento en Bogotá, en el Hospital Infantil Universitario de San José.

Una de ellas es la hija de María Romero. Fue la primera de las que mostró los síntomas en El Carmen de Bolívar, el 21 de marzo. Entonces acudieron por primera vez al centro de salud de su municipio, al que volvieron por la misma razón el 23 de abril.

"Desde entonces no hemos tenido descanso", contó la madre.

En el hospital bogotano le dijeron que una prueba había concluido que su hija tiene intoxicación por plomo, junto con otra de las niñas.

El jefe de toxicología del centro, Camilo Uribe, explicó el miércoles en una conferencia de prensa que no había características claras ni específicas que indicaran qué podían tener las otras pacientes. Y agregó que los próximos exámenes estarían enfocados en endocrinología, inmunología y psiquiatría.

Las autoridades informaron que pasará al menos una semana para que puedan dar el diagnóstico. Una respuesta que disipe el misterio y tranquilice los ánimos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.