Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/10/29 10:10

Trece señales que indican que usted es más inteligente que los demás

No es necesario hacerse una prueba de coeficiente intelectual para saber si tiene una mente brillante. Estos son otras formas para determinarlo a simple vista.

Trece señales que indican que usted es más inteligente que los demás Foto: ING IMAGE

Determinar la inteligencia de los seres humanos ha sido una de las tareas más fascinantes y codiciadas desde hace siglos. La humanidad se ha inventado diversas pruebas y cuestionarios para poder hacer un ranking que pueda ubicar unas personas sobre otras. Sin embargo, diferentes estudios han permitido establecer formas más fáciles de detectar un genio. El portal británico Business Insider recopiló los mejores indicadores:

1. Tomar clases de música: Estudios concluyen que la música logra, en menos días, el desarrollo mental de los niños. Hasta el momento se han realizado tres estudios. El primero, uno de 2004, realizado por Glenn Schellenberg, que determinó que niños de 6 años que tomaban clases de organeta o canto tenían un coeficiente superior a aquellos que acudían a clases de teatro o ninguna. Por otro lado, en el 2011 encontró que los resultados en pruebas de inteligencia, en niños entre 4 y 6 años, aumentaban si estos tomaban clases de música. Por último, el estudio más reciente, en el 2013, concluyó que los niños más brillantes eran los que tomaban clases de música. “En otras palabras, el entrenamiento musical solo mejora los obstáculos cognoscitivos que se tengan” afirma Schellenberg al portal británico.

Consulte: 10 alimentos para ser más inteligente

2. Ser el hermano mayor: Se tiende a creer que esto se da por razones genéticas, sin embargo, un estudio publicado en el 2007 por el New York Times, determinó que se daba, principalmente, por la interacción psicológica entre los padres y los hijos. Así mismo, epidemiólogos noruegos realizaron un estudio, con base en los miembros de la reserva activa del ejército, logrando concluir que, aquellos que eran hermanos mayores tenían un coeficiente intelectual de 103 puntos, los segundos hermanos obtuvieron uno de 100 mientras que lo terceros uno de 99.

Le puede interesar: Los hijos mayores son más inteligentes que los menores

3. Ser delgado: Estudios del 2006, realizados por un periodo de 5 años, determinaron que entre más ancha se tiene la cintura, más bajas son las habilidades cognitivas. Por otro lado, otro estudio realizado el mismo año determino que aquellos con puntajes bajos en sus pruebas cognoscitivas sufrirían de obesidad a los 40. De esta forma, quienes accedieran a mejores oportunidades de educación tendrían más posibilidades de preocuparse por su salud.

4. Tener un gato: 600 estudiantes, en el año 2004, sirvieron de muestra para concluir que aquellos que se denominaban “amantes de los perros” eran mucho más sociables que los que tenían gatos. Sin embargo, aquellos que dijeron tener gatos en sus casas fueron los que obtuvieron los puntajes más altos en las pruebas de inteligencia y comportamiento.

5. Ser alimentado con leche materna: En 2007, investigadores se valieron de 3.000 niños del Reino Unido y Nueva Zelanda para concluir que aquellos que fueron amamantados siendo bebes tendrían mayores posibilidades de ser más inteligentes al crecer. Sin embargo, no solo bastaba con haber sido amamantado sino que estos niños tenían en común un gen denominado FADS2.

Le sugerimos: Andar con genios ayuda a mejorar la inteligencia

6. Haber consumido drogas recreacionales: británicos en el 2012 concluyeron que un coeficiente intelectual alto durante la infancia apuntaba a la adopción de comportamientos perjudiciales para la salud como el consumo de drogas o el exceso de alcohol. “En la amplia muestra que tomamos para realizar el estudio (6000 personas nacidas en 1958) un coeficiente alto en la infancia estuvo asociados con el gusto por el uso de sustancias ilegales 31 años después” afirma James W. White, uno de los investigadores.

7. Ser zurdo: Estudios pasados asociaban a las personas zurdas con criminales pero eran estudios con poco fundamento. Empero, recientemente, estudios las han asociado con un “pensamiento divergente”. “Entre más presencia de zurdos en algún grupo de hombres, mejores son en las pruebas de pensamiento divergente” escribe Maria Konnikova en el New York Times.

8. Ser alto: Un estudio realizado por Princeton, con mil personas, determino que aquellos que eran más altos eran los que obtenían los puntajes más altos en las pruebas de coeficiente y, además, los que ganaban más dinero en sus trabajos.

9. Consumir alcohol regularmente: El estadounidense Satoshi Kanazawa encontró que, tanto británicos como estadounidenses que obtenían mayores puntajes en pruebas de coeficiente intelectual en la infancia o la adolescencia, tendían a consumir mayores cantidades de bebidas alcohólicas y de forma más seguida durante la adultez.

Le sugerimos: Cómo criar genios en casa

10. Ser liberal políticamente: “Entre más izquierdista sea, más inteligente será”. Esto fue lo que también concluyo Kanazawa al evidenciar que quienes habrían obtenido puntajes altos en pruebas de coeficiente en la niñez, tendían a ser más liberales en las cuestiones políticas.

11. Aprender temprano a leer: Entre 2000 parejas de gemelos, en el 2011, investigadores británicos dedujeron que el gemelo que aprendió a leer a más temprana edad fue el que mejores puntajes obtuvo en las pruebas de coeficiencia intelectual. “Aprender a leer temprano incrementa las habilidades verbales y cognoscitivas” indicaron los investigadores.

12. Preocuparse demasiado: Resultados de diversos estudios realizados a estudiantes de licenciaturas rebelaron que, quienes indicaban experimentar mayores preocupaciones en su vida fueron los que mejores puntajes obtuvieron en cuanto a habilidades verbales; mientras que aquellos que decían no tener preocupaciones obtuvieron puntajes altos pero en cuanto a razonamiento abstracto.

13. Ser divertido: 400 estudiantes de psicología se tomaron la tarea de realizar diversas pruebas sobre inteligencia verbal y razonamiento abstracto. Posteriormente, se les pidió que realizaran caricaturas que fueron calificadas por evaluadores independientes. El resultado arrojado fue que quienes obtuvieron los mayores puntajes en las pruebas fueron a los que mejor se les calificó su caricatura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.