Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2016 12:00:00 AM

Clubes sociales no tienen por qué tener beneficios tributarios, dice experta

En medio de controversias, la tributaria pone en cintura a fundaciones sin ánimo de lucro. Mientras unos sientan su voz de protesta, experta sostiene que no es posible que sigan creando entidades para la evasión, la corrupción y el lavado de activos.

Soraya Montoya, directora de la Fundación Saldarriaga Concha, hizo parte de la Comisión de Expertos de la reforma tributaria. En medio de desacuerdos y reclamos del sector por el impacto de la reforma en entidades sin ánimo de lucro, Montoya asegura que no puede ser que el familiar del dueño de un colegio pueda contratar hasta los servicios de lavandería y de uniformes con su propia familia. "Las fundaciones deberíamos ser sagradas porque tenemos un beneficio tributario que nos dio el país", asegura.

Semana.com:¿Las entidades sin ánimo de lucro se ven afectadas con el proyecto de reforma tributaria que cursa en el Congreso?

Soraya Montoya: No es que se vean afectadas, pero sí hay más trabajo por hacer porque debemos demostrar que se cumple con la razón de ser de la entidad y que no hay ánimo de lucro. Hoy es muy fácil llamarse entidad sin ánimo de lucro porque se inscribe en la Cámara de Comercio y en el RUT como tal y, ahí ya pertenece al régimen tributario especial. La reforma plantea que para ser beneficiario de este régimen especial deben cumplir varios requisitos: demostrar que no hay distribución de excedentes, presentar un informe de la memoria económica de su entidad y actualizar anualmente el RUT. Vimos que más del 48 % de las ESAL aparecen en los registros de la Cámara de Comercio y en los informes de la Dian con actividad indefinida.

Semana.com: Entonces, ¿la reforma tributaria promueve más control sobre las estas entidades?

S.M: Claro, hay más control en la medida en que hay mayor transparencia y rendición de cuentas. No es difícil probar que es una ESAL si hay claridad en los estados financieros, en la información que se reporta y en la actividad meritoria que desarrolla, que ahora están taxativamente definidas en la reforma. Deben demostrar cuáles con los beneficios, lo que hace con los excedentes y cómo los reinvierte.

Puede leer: ¿Tienen las fundaciones y cooperativas que pagar impuestos?

Semana.com: ¿Esto contribuye a evitar la evasión de impuestos de las entidades sin ánimo de lucro?

S.M: Sin duda. Dígame usted: ¿un club social privado es de beneficio general? No. Es de beneficio de unos cuantos socios, entonces por qué se le va a dar un beneficio tributario. Hay que buscar que si realmentees una ESAL cumpla con los requisitos y que su actividad sea para beneficio de la comunidad.

Semana.com: ¿Qué otro control propone la reforma tributaria para esas organizaciones?

S.M: Sobre las actividades relacionadas con familiares de los miembros de la junta directiva. Por ejemplo, una universidad que contrata servicios con otras fundaciones que pertenecen a la misma familia dueña de la universidad, pues no puede ser posible. Deben delimitarse los negocios entre partes relacionadas o miembros de familiares de la junta directiva. Los fundadores no pueden tener carros, viajes o aparecer con fincas por cuenta de la fundación porque esa es la forma de repartirse los excedentes.

Semana.com: ¿Pueden pensar las actuales ESAL que habrá unaespecie de cacería de brujas de la Dian contra ellas?

S.M: No es cacería de brujas, lo que quedó planteado es cómo poner más controles y hacer más difícil que se den esas ‘locuritas’ que existen permanentemente en el sector de las ESAL. No voy a decir nombres propios, pero hemos visto por ejemplo que alguien contrata los servicios de lavandería o de uniformes de un colegio con el almacén que es de su hermano y usted es director y dueño del Colegio. Eso no puede ser así.

Semana.com: ¿Quién ejerce esos controles o verifica elcumplimiento de los requisitos de las ESAL?

S.M. : Se plantearon diferentes instancias de vigilancia y control que dependen de la razón social y de la actividad meritoria de las ESAL. La Dian es la que las retira si comprueba que se reparten excedentes, entonces debe entrar al régimen común porque es un contribuyente, no una ESAL y por eso debe pagar impuestos.

Semana.com: ¿El poder de la Dian puede considerarse excesivo al retirar a una entidad sin animo de lucro del régimen especial?

S.M. : No. Hasta ahora el sistema ha sido tan laxo. Mire lo que pasó con la contratación en Bogotá o con los desayunos de los niños en diferentes lugares del país, yo creo que llegó el momento de que la carga de la prueba la tengan las ESAL y demuestren que prestan un buen servicio a la comunidad para el que se crearon. Si reparten utilidades, si disfrazan sus excedentes con lujos a los miembros de la junta directiva o los fundadores, está bien, tienen un negocio lucrativo, por eso no deben ser ESAL y deben pagarimpuestos.

Le puede interesar: “La tributaria se necesita”: Óscar Darío Pérez

Semana.com: ¿Esta transparencia y control de las ESAL permite que cumplan con su labor social para las que se crearon?

S.M. : Sí. Las fundaciones deberíamos ser sagradas porque tenemos un beneficio tributario que nos dio el país y debemos demostrar que ese beneficio lo estamos invirtiendo muy bien complementando el trabajo que hace el Estado. Por eso, los mecanismos de rendición de cuentas de las ESAL sirven para mostrar que lo que dejamos de pagar en impuestos lo reinvertimos en el desarrollo social del país para que sea más justo y equitativo.

Semana.com: Entonces, ¿debe ser visible la relación entre los beneficios tributarios y las actividades de las ESAL.

S.M.: Por supuesto. Hay una relación directa entre los beneficios y las funciones que complementa del Estado. Las ESAL son un coequiperodel Estado, aunque es éste el que tiene el poder y la obligación, pero nosotrosestamos ahí con un beneficio que nos otorgaron y tenemos que demostrar que loque hacemos sí es de beneficio general.

Semana.com: ¿Cómo llega una médica cirujana a la Comisión de expertos de la reforma tributaria?

S.M. : Siento que por ser parte de la Fundación que lleva más de 45 años trabajando en el país y para buscar esa mirada complementaria para las ESAL. Con la Asociación de Fundaciones Empresariales venimos trabajando en fortalecer las fundaciones, hacerlas más transparentes y que realmente cumplan con su misión y su objetivo. Así no nos mezclan con esas fundaciones que buscan la evasión, la corrupción y el lavado de activos. No son la mayoría, pero puede dañar el nombre de todos.

Semana.com: ¿Representó a este sector en la Comisión de expertos de la reforma tributaria?

S.M. : No. En la comisión nadie representaba un sector. Yo no fui a defender los intereses de nadie, no era una especie de lobby, era un planteamiento general para buscar la mejor reforma tributaria o el mejor sistema tributario que necesita Colombia para hacerla más eficiente, más justa y más equitativa.

Le recomendamos: El polémico impuesto a las gaseosas en cifras

Semana.com: ¿De las recomendaciones que se hicieron qué hizo falta?

S.M. : La Comisión tenía el rol de presentar recomendaciones. El gobierno en su capacidad y análisis hizo ajustes que consideró necesarios, pero pues no todo quedó, pero no entraría en eso. Confío en lo que he leído y que lo planteado es pensando y complementando lo que nosotros estábamos diciendo.

Semana.com: ¿Qué pasa si no se aprueba la reforma tributaria, ¿hay plan B?

S.M. : Las proyecciones del gobierno son deficitarias. Es como en cualquier cuenta, si sus gastos son mayores a sus ingresos, usted sabe que necesita tener unos ingresos y aumentarlos año por año para mantener su inversión. La Comisión presentó la propuesta de un sistema tributario ágil, equitativo, más justo y fácil para el contribuyente. Por supuesto que planteó la disminución y ajuste en el gasto y buscar evitar y combatir cualquier forma de corrupción. No es un plan B, sino es complementario. Es todo, cómo aumentar los ingresos, cómo hacer más justo y equitativo el gasto y cómo combatir la corrupción.

Semana.com: ¿Es una reforma tributaria progresista?

S.M. : Sí, porque busca aumentar el recaudo, disminuir el gasto inoficioso, fortalecer la Dian acorde con los tiempos modernos, con más herramientas y con capacidad de hacer el recaudo y el control. Una Dian con dientes que no los tienen hoy.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.