Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2017 12:00:00 PM

Los riesgos de las becas que no son becas

Antes de decidir emprender un viaje para estudiar en el exterior, es necesario diferenciar entre un descuento y una beca.

;
Semana Educación

Los comunicados de prensa de entidades estatales, como el Icetex y Colfuturo, anuncian frecuentemente las oportunidades para estudiar en el extranjero: “Becas parciales para 40 colombianos que estudiarán en Estados Unidos”; “32 becas parciales para estudiar en España”; “Cuéntenos su proyecto de vida y haga posibles sus sueños”; y así sigue un largo listado de titulares. Luego, los medios de comunicación los reproducen en respuesta a los intereses de los lectores que están ávidos por viajar y estudiar.  

Dentro de estos comunicados dirigidos a la prensa se especifica cuál es el porcentaje de la “beca parcial” y los detalles de la convocatoria. La información es transparente. Sin embargo, pocas veces se discute qué es una beca y, en contraste, en qué consiste un descuento en la matrícula. Desde luego, no significan lo mismo y aunque la mayoría de los lectores conocen la diferencia, muchos pueden terminar haciendo exigencias en Youtube al Ministerio de Educación Nacional por la “beca” que se ganaron, como la joven Sol Fonseca, la estudiante que le pidió a Gina Parody que le ayudara a completar el presupuesto que necesitaba para estudiar en Arizona, o acaban adquiriendo préstamos que luego no pueden pagar.

En video: “Me dirijo a usted, ministra, para preguntarle si debo renunciar a mi sueño”

La beca Chevening, por ejemplo, brinda acceso a estudiantes de 144 países del mundo para estudiar posgrados en el Reino Unido. Incluye una mensualidad para el pago de arriendo, alimentación y transporte para que los jóvenes puedan dedicarse a tiempo completo al estudio. Además, hay un estipendio para el costo de los transportes necesarios para llegar a la ciudad de destino y para eventuales viajes domésticos. Hay un rubro específico para los costos académicos de exámenes y matrículas. Así funcionan numerosas becas en Japón, Reino Unido, México y Estados Unidos que ofrecen entidades, gobiernos y universidades.

Le puede interesar: Deudores de Colfuturo se pronuncian sobre las nuevas medidas del Gobierno

Una cosa muy diferente es un descuento en la matrícula. Un comunicado de prensa del Icetex se titula así: “Convenio beneficiará a 32 colombianos con becas parciales para estudios de posgrado en España”. Sin embargo, lo que se ofrece realmente es un descuento, de ahí el término “beca parcial” que confunde al potencial interesado. Dentro del documento se afirma que “el programa cubrirá a los seleccionados el 40 % del valor de matrícula de maestrías oficiales”. Se trata de una promoción para atraer estudiantes en combinación con una efectiva estrategia de mercadeo. “Las librerías, las tiendas de ropa, de tecnología y los restaurantes de comida rápida ofrecen tarifas rebajadas para atraer clientes”, según explicaron los investigadores de mercadeo Mano Thomas y Vicky Morwitz.

Ofrecer descuentos a través de convenios es deseable, no obstante, no hay que confundirlos con las becas. Muchas universidades españolas, como la Universidad de Salamanca, tienen convenios para que los colombianos paguen las mismas tasas que los españoles. Es decir, “solo tienen que pagar el 20% de la matrícula”, indicó en entrevista con Semana Educación Daniel Hernández, rector de la institución de educación superior. Los convenios ofrecen descuentos sobre la matrícula, pero el problema es que no siempre ese rubro es el más costoso, sí en cambio el del alojamiento, la manutención y el transporte.

Le puede interesar: Todo lo que tiene que saber del nuevo crédito del Icetex

Según Daniela Andrea Rodriguez Cossio, una colombiana que hizo un intercambio en San Sebastián, España, el alojamiento le costó 365 euros mensuales y gastaba para sobrevivir 600 euros al mes. Según otra fuente que prefirió no dar su nombre y que estudia en Madrid, los precios son similares. Eso en un año representa 11.580 euros que en pesos asciende a algo más de 36 millones al año.  Y eso sin tener en cuenta los costos de los vuelos. Los que decidan asumir una de beca parcial en España deberán multiplicar esa cifra por el número de años del programa.

Semana Educación se comunicó con el Icetex para consultarles sobre el tema. Un representante de la entidad sostuvo que no es lo mismo una beca parcial que un descuento. La diferencia radica en que, en un descuento, la universidad que lo ofrece no cobra la totalidad de la matrícula. Por ejemplo, si la matrícula cuesta diez millones, el recibo aparece por siete. En el caso de una beca parcial, la universidad cobra la totalidad y el estudiante solo paga el porcentaje que le corresponde. El restante lo cubre el oferente, que puede ser el gobierno del país, una entidad o la misma universidad. Sí es una beca total, la entidad se responsabilidad de la totalidad del pago y el estudiante no tiene que aportar ni un solo peso extra.

Para estar enterado sobre las noticias de educación en Colombia y el mundo, síganos en Facebook y en Twitter.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.