Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1989/10/09 00:00

AL ATAQUE

Oscar Arias arremete, lanza en ristre, contra Fidel Castro.

AL ATAQUE

Lo que Oscar Arias dijo hace unos días de Fidel Castro hubiera sido piedra de escándalo hace una década. Pero con el paulatino desvanecimiento que la imagen legendaria de Fidel ha venido sufriendo ante el mundo moderno de los ultimos tiempos, las afirmaciones de Arias apenas alcanzarán a contrariar el corazon del viejo patriarca.
Lo que dijo su presidente lo escuchó en San José el periodista de Costa Rica, Tomas Regalado, quien escribe también una columna política en Noticias del Mundo, diario de amplia circulación en el sector hispano de Nueva York. Al inicio de la conversación que sostuvieron en la casa presidencial, el periodista le preguntó a Arias cómo entendía el hecho de que Fidel, por un lado, prometiera cooperar con el proceso de paz en Centroamérica y, por el otro, ayudara a la guerrilla de El Salvador.
"Eso - respondió Arias-lo hemos discutido muchas veces y es de las cosas que a mi más me duelen. Yo le he dicho muchas veces a Fidel que el no está apoyando el plan de paz, aunque diga que sí, porque no es consecuente entre lo que dice y lo que hace. Mientras apoye moral y materialmente a la guerrilla salvadoreña, no está apoyando el plan de paz. Ambas cosas son incompatibles. Si el apoya el plan de paz debe persuadir y ejercer todo el liderazgo que tiene para convencer a los guerrilleros del ELN de que se sienten a negociar con el gobierno del presidente Cristiani".
"Yo pienso que al comandante Castro le importa muy poco la opinión internacional: ¿que le importa a el que se le critique por haber enviado al paredon, todavia hace pocos dias, a unos cuantos compatriotas?. Pero el mundo de hoy no es el mundo de Fidel Castro. El de hoy es un mundo cambiante. ¿Quien es tan ciego como para no darse cuenta que ya se esta terminando la Guerra Fria? ¿Acaso no vemos con sorpresa la visita del presidente Bush a Polonia, a Hungria? Esos paises están viviendo en 1989. Fidel Castro esta todavia en 1959; se le paro el reloj 30 años atras. Yo se lo he dicho muy en broma, pero tambien muy en serio".
-¿Apoyaría usted la idea de un plebiscito en Cuba?
"A mi me encantaria que los cubanos, como los costarricenses, como los argentinos, como los brasileños, pudieran escoger libremente a sus gobernantes. Esa es la esencia de la democracia. No hay democracia sin elecciones libres, pero ¿que más da que yo lo apoye?
-Usted, presidente, tiene mucho peso internacional...
"Fidel Castro no está preparado para eso. No cree en la "perestroika", no cree en lo que están haciendo los polacos, no cree en lo que están haciendo los hungaros, no cree en lo que esta haciendo el mismo Gorbachov. Ciertamente, Fidel es un poquito excentrico en el mundo de hoy".
Regalado pide a Arias un análisis personal de lo ocurrido en Cuba durante los ultimos meses: los juicios por narcotráfico, el fusilamiento de altos funcionarios, las destituciones, los arrestos...
"Realmente, yo no se que hay detrás de esas medidas - responde el primer mandatario costarricense-, pero lo que si le puedo decir es que Cuba es un pais que va a contrapelo de la historia y yo no se si habrá que esperar hasta que desaparezca Fidel para que cambien las cosas. Hubo que esperar a que desapareciera Franco para que cambiaran las cosas en España. Hubo que esperar a que desaparecieran los ultimos lideres sovieticos para que llegara una nueva generación al poder. Lo único que le puedo decir es que Cuba es un pais que no va en el sentido correcto de la historia. Creo que pretender hoy en dia tener una economia centralizada no consigue generar un mayor bienestar a un pueblo. La economia cubana no es ejemplo para ningun otro pais y el regimen político cubano no quiere ser imitado por nadie. Nadie quiere tener las carceles llenas de adversarios politicos, ni millones de sus habitantes en el exilio. Nadie quiere fusilamientos de ningun tipo".
El periodista trae a cuento los logros que en materia educativa, de salud y de vivienda, el sistema cubano puede cobrar para sí. Oscar Arias no demora su respuesta.
Yo le decia a Fidel Castro que si comparábamos los indices sociales de Cuba y Costa Rica, estos eran muy parecidos. El se vanagloria mucho de tener una mortalidad infantil muy baja, de un 13 o 14 por mil. Yo le informaba que la mortalidad infantil costarricense es muy parecida, pero que nosotros, además, contamos con 65 mil estudiantes universitarios al año, nos gastamos el 7 por ciento del Producto Nacional Bruto en educación y realmente no tenemos analfabetos.
Nuestro sistema de salud es un ejemplo para el mundo: en el nos gastamos un 7 por ciento del producto Interno. Y ahora, en vivienda, Costa Rica está construyendo más casas que Cuba".
La conversación es larga. Arias argumenta, reflexiona sobre Fidel, habla como nunca. Comparaciones odiosas, pero las cifras que maneja están de su lado.
"Si todo lo que hemos hecho es similar a lo que Castro dice que han hecho los cubanos, la diferencia es que nosotros lo hemos hecho en libertad, convenciendo y no venciendo. El sistema nuestro es mucho mejor porque no tenemos que mantener a un ejercito de cientos de miles de hombres, que no producen; no tenemos que darles ametralladoras y enviarlos a matar gente a otras partes del mundo. El 1o. de diciembre celebramos en Costa Rica el Dia de la Abolición del Ejército, mientras paises como Cuba celebran el Día del Ejército".
Oscar Arias concluirá su mandato el año próximo, en medio de una gran celebración, la de los cien años de democracia en Costa Rica. Por eso se llevará a cabo el 28 de octubre en San José una cumbre de presidentes. A fidel no lo invitaron. Su presencia en el evento sería, política y semánticamente, una ironía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.