Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/2013 12:00:00 AM

El libro cristiano que enseña a golpear a los hijos

Los padres adoptivos de una niña de 13 años fueron condenados a prisión por infligirle castigos que causaron su muerte.

Una pareja en el estado de Washington, Estados Unidos, fue declarada culpable de asesinato después de seguir técnicas severas de crianza que promueve el libro “To train up a child” (Para entrenar a un niño, en español), escrito por la pareja de esposos Michael y Debi Pearl.

Larry y Carri Williams recibieron la pena máxima de prisión por golpear y no dejar comer a Hana, su hija adoptiva de 13 años, hasta morir. La mujer se enfrenta a cerca de 37 años de cárcel y su esposo fue sentenciado a poco menos de 28 años por el abuso de la pequeña. Los métodos que utilizaban para "disciplinar" a la menor y su hermano se preconizan en el controversial libro cristiano.

Immanuel y Hana, los dos niños adoptados por la familia, sobrevivían con pequeñas cantidades de comida congelada o sánduches mojados, dieta que dejó a Hana tan demacrada, que las autoridades creen que la desnutrición aceleró su muerte. Cuando el hambre apremiaba y Hana "robaba" comida de la cocina de la familia, su madre le inflingía más castigos.

Los niños no iban la escuela sino que eran educados en casa, lo cual los mantuvo aislados de terceros que pudieran notar su deterioro.

Carri y Larry Williams fueron acusados del homicidio por abuso de Hana y asalto en primer grado contra Immanuel, quien fue retirado de la casa de la familia, junto con los seis hijos biológicos de la pareja. Sheila Jackson, la mujer quien acogió a a Immanuel después de la detención de los Williams, dijo que el niño estaba muy delgado, con hambre constante y aterrorizado cuando hablaba de sus padres adoptivos.



Los Williams, además, hacían que Hana durmiera en un clóset oscuro o un establo, al mismo tiempo que la bañaban a la intemperie con una manguera. Otros signos de maltrato incluían correazos que dejaron marcas en sus piernas. Adicionalmente, cuando la niña "se negaba" a quitarse el champú del pelo luego de los baños a chorro, Carri Williams le afeitaba la cabeza.

La madre había elogiado el libro de los Pearl "y le dio una copia a un amigo”, decía el informe policial. Además, el día de su muerte, la pequeña fue golpeada con un tubo de plástico de 15 pulgadas, tal como recomienda el autor.

Según el diario The New York Times, una noche de mayo de este año, la niña originaria de Etiopía fue encontrada boca abajo, desnuda y demacrada en el patio trasero de la residencia de sus padres adoptivos. Los análisis forenses determinaron que habría sufrido hipotermia y desnutrición.

Los investigadores descubrirían que los padres privaron de comida a la menor durante días y la obligaron a permanecer en la lluvia como castigo por desobedecer. La hipotermia le produjo alteraciones del estado de consciencia por lo cual Hana se quitó la ropa en el frío. Poco después, perdió el conocimiento y fue hallada sola, desnuda y boca abajo en el barro.

Cuando los socorristas llegaron a la escena, su cuerpo, envuelto en una sábana, había sido arrastrado al interior de la casa por sus hermanos adoptivos. Testigos dijeron que nadie en la familia Williams lloró esa noche.

La pareja es la tercera en ser acusada de asesinar a sus hijos luego de seguir las enseñanzas del libro que suele distribuirse en iglesias y se envía de forma gratuita a familias de militares. Otros padres han sido declarados culpables de abuso y tortura por seguir los consejos de los Pearl.

Lydia Schatz, una menor de 7 años originaria de Liberia, África, quien fue adoptada por Kevin y Elizabeth Schatz en California, murió en 2010 luego de que sus padres siguieran las técnicas de crianza recomendadas por los Pearl.

Lydia fue golpeada en múltiples ocasiones con un tubo de plástico, su madre la sujetó por horas y su padre la golpeó en la parte posterior del cuerpo, lo cual le causó daño masivo en los tejidos, según el fiscal de distrito.

Al parecer, la pequeña fue castigada por pronunciar mal una palabra y murió en el hospital el 6 de febrero de 2010. Su hermana Zariah, de 11 años, también fue golpeada por "ser una mentirosa y una mala influencia” para sus hermanos de 7 años. Zariah fue hospitalizada en estado crítico con heridas graves, pero sobrevivió.

Paul Mathers, amigo de esta familia, escribió en su blog: “los Schatz siguieron literalmente un sistema de crianza de los hijos proveniente de Michael y Debi Pearl (quienes) no están entrenados o educados profesionalmente en el desarrollo del niño... es uno de los sistemas más llenos de odio, retorcidos y malvados que he visto en mi vida (pulido) con un brillo de 'cristiandad' y 'familia feliz'".

'Técnicas'

Una de las técnicas de disciplina que enseñan los Pearl es golpear a los menores con tubos de plástico, lo cual resulta sumamente doloroso, pero deja pocas marcas. También recomiendan que el adulto lleve el tubo alrededor del cuello como un recordatorio constante de que deben obedecer. Este castigo va dirigido a los niños que se orinan en la cama, por ejemplo.

Otra de las técnicas consiste en golpear bebés de hasta seis meses de vida con instrumentos como "una rama de árbol de 12 pulgadas", un tubo de plástico delgado o una cuchara de madera.

El texto también habla de la "formación general" de bebés que gatean golpeándolos en caso de que traten de escabullirse de una manta en el suelo. También indican agredir a los niños mayores con reglas, tablas de madera, correas y ramas grandes de árbol.

Adicionalmente, describen cómo "entrenar" a los niños generándoles dolor antes de que desobedezcan con el fin de inculcarles la obediencia total. Darles baños de agua fría, sacarlos al clima frío, no darles comida y "causarles dolor hasta que no tengan aliento para quejarse".

En su página web, Michael le dice a una madre: "Yo podría acabar con la ira (del niño) en dos días. Le daría demasiado miedo enojarse. Al tercer día se arrinconaría y obedecería".

En un artículo publicado después de la muerte de Lydia, Michael Pearl expresó: "me río de mis críticos más cáusticos gracias a nuestros hijos debidamente golpeados y entrenados que crecieron hasta alcanzar la madurez dentro de una gran paz y amor". Agregó, además: "Incluso mis pollos se están riendo... bueno, en realidad es más como cacareando, porque apenas pusieron otro huevo orgánico para mi desayuno, saben que fue ese mismo trozo de cuarto de pulgada de (tubo) plástico que entrenó a los perros a no comer pollos".

El autor también aseguró que el tubo de plástico de 15 pulgadas que recomienda en el libro es "demasiado ligero para causar daños en el músculo o el hueso". Sobre la muerte de Hana Williams, Pearl declaró: "lo que hicieron sus padres es diametralmente opuesto a la filosofía de los ministerios ‘No Greater Joy’ y lo que se enseña en el libro".

El ministerio de la pareja de autores, “No Greater Joy”, les significa un estimado de US$ 1,7 millones al año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.