Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2017 7:39:00 PM

"Los periodistas no tenemos que revelar nuestras fuentes": Claudia Gurisatti

La directora de Noticias RCN cuenta cómo las Fuerzas Militares citaron a una de sus periodistas para que contara quién le había filtrado un documento. Asegura que la presión puede tener relación con las críticas que han publicado sobre el proceso de paz.

SEMANA: ¿Por qué deciden denunciar públicamente las presiones de los militares al canal?

Claudia Gurisatti: Decidimos volverlo público ayer en la tarde porque por la mañana nuestra periodista Maritza Aristizábal recibió la citación formal y legal para comparecer en una investigación militar que está ligada a un documento que publicamos hace unos días en Noticias RCN. Decidimos publicarlo porque desde el momento en que la noticia sale al aire comenzaron una serie de presiones para que reveláramos la fuente o diéramos pistas que pudieran dar con esta persona. Es decir, dar con quién filtró el documento. La citación me pareció una práctica absolutamente inaceptable que se aleja de cualquier estándar nacional e internacional de libertad de prensa. Era como el punto final de una serie de presiones que ya habíamos tenido.

SEMANA: ¿De qué se trataba la noticia que ustedes publicaron?

C.G.: A finales del mes pasado publicamos una carta del general Javier Flórez, comandante del Comando Estratégico de Transición para la Paz que hace parte del grupo de monitoreo y verificación del proceso. En esa carta, el general le advierte al Gobierno que hay unos problemas y una serie de irregularidades dentro de las zonas veredales porque las Farc pretendían hacer una celebración política y otras cosas.

Puede leer: La verdad de Vicky Dávila


SEMANA: ¿De dónde había salido la carta?

C.G.: La carta la conseguimos nosotros como periodistas y la emitimos porque consideramos que era un documento de interés público. Era una noticia. Advertía sobre las irregularidades y le pedía instrucciones sobre qué hacer al comisionado de Paz. Ese mismo día el general llamó a Maritza Aristizábal, que fue la periodista que consiguió la primicia, y su reclamo hacía ella fue muy inadecuado, le preguntó la fuente. Obviamente la Constitución protege la fuente. Nosotros los periodistas no estamos obligados a revelarla. Fue una conversación que nos generó mucha molestia en un tono que no nos parece aceptable entre una cabeza institucional y un periodista.

SEMANA: ¿Después que pasó?

C.G.: Luego recibimos dos derechos de petición. Uno en el que nos pedían aclarar si una persona era o no era la fuente y luego otra pidiendo el documento en físico. Nos negamos porque obviamente tanto la legislación nacional como internacional protege la fuente. El periodista no está obligado a revelar su fuente. Y ayer llegó esta citación.

SEMANA: ¿Habían tenido antes este tipo de presión por parte de las Fuerzas Militares?

C.G.: Es claro que existe tensión entre los periodistas y las fuentes, es decir entre los poderes institucionales y la prensa. Yo había tenido muchas veces distancia, diferencias y de pronto tensiones, pero nunca una presión de esa manera tan fuerte. Fue una presión en la que tienes una noticia y el directamente implicado llama a la periodista, le dice que le revele la fuente y agrega que si no lo hace se le acabó la carrera, se le acabó la vida. Y luego a través de derechos de petición vuelven a presionarnos. Es la primera vez que me pasa en 20 años de periodismo algo así.

Recomendamos: “No voy a aprovecharme del espacio para exteriorizar odios”: Vicky Dávila  

SEMANA: ¿Cómo contestaron esos derechos de petición?

C.G.: Las dos cartas me las dirigieron a mí. Obviamente contesté que nosotros no íbamos a violar uno de los principios básicos del periodismo que es contar quién te entregó la información. Pero luego cuando ya era la justicia militar citando primero a un civil y segundo a un periodista en una investigación me pareció que el tema era más grave. Voy a leerle lo que escribieron textualmente. Citaban a Maritza "para investigar en qué momento se rompió la línea de reserva". Es decir para preguntarle a una periodista bajo juramento quién rompió la línea de reserva.

SEMANA: ¿La periodista estaba obligada a ir a esa cita?

C.G.: Consultamos con los abogados y la verdad es que había quienes nos aseguraban que era imposible que una investigación militar involucrara en estos términos a un civil. Sin embargo había la opción de ir y en el mismo tribunal decir que no estamos obligados a revelar nuestras fuentes y recordar que la Constitución nos protege. Afortunadamente ese episodio ya no se va a dar porque ellos decidieron ante las denuncias nuestras y de la de Flip reversar la citación. Justo ayer me dijeron que ya había la orden de que esa investigación no seguía, que la iban a cerrar.

SEMANA: ¿Cómo les comunican esa orden?

C.G.: Me llamó un general Rojas. Él directamente, en nombre del general Flórez, me pidió disculpas ayer. Me dijo que había sido un error y que aceptara esas disculpas. Y le dije que las aceptaba si ellos aceptaban públicamente el error.

Sugerimos: Claudia Gurisatti pide perdón a Sigifredo López en nombre de RCN

SEMANA: ¿Han tenido la lectura de que esto se presentó porque RCN ha sido crítico del proceso de paz?

C.G.: Es una opinión muy personal, pero la sostengo. Yo sí percibo un miedo general de los miembros de las Fuerzas Militares a las retaliaciones que pueda tener el Gobierno porque se filtre información y se conozcan cosas que se quieren mantener en secreto. Entonces a ellos les dan mucho miedo las repercusiones que puedan tener las noticias que publica RCN, porque es el medio crítico y parte del hecho de que si alguien le da información a un medio crítico, es entender eso como una especie de deslealtad. Pero existe la libertad de prensa. El periodismo es para contar cosas que el poder no quiere contar. En ese sentido, siento que hay una intención de no generar molestias que les pueden crear a ellos repercusiones.

SEMANA: ¿Qué espera que pase ahora?

C.G: Creo que uno tiene que sentar este precedente para que no le vuelva a pasar a nadie, a ningún periodista, a ningún medio, a ningún editor. Un periodista no tiene por qué someterse a presiones cuando publica una noticia y esa noticia es absolutamente válida y tiene un interés general. Yo considero que los militares estaban haciendo lo correcto advirtiendo lo que pasaba y los periodistas estamos para eso, para contar lo que el Gobierno no quiere que le gente se entere.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?