Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/08/01 22:54

En inaudito caso de violación, rebajan condena al agresor

Un hombre había sido condenado por someter a su hermana durante varios años. La pena se redujo por considerar que sólo en una de las ocasiones la violación fue probada.

La vícitma asegura que producto de esas violaciones tuvo su primer hijo en 1989, cuando sólo tenía 21 años. Foto: Pixabay

Un fallo de la Corte Suprema de Justicia puso al descubierto el insólito caso de una mujer que durante 19 años se habría visto obligada a satisfacer los deseos sexuales de su hermano, al punto de que tuvo cuatro hijos con él.

El hombre había sido condenado a 18 años de prisión por acceso carnal violento, entre otros delitos, pero la Sala Penal de la Corte redujo su pena a 12 años, al concluir que no existían pruebas de que todos los encuentros sexuales que sostuvo la pareja de hermanos hubieran sido producto del sometimiento a la víctima.

Le podría interesar: Cuando una mujer dice no, quiere decir que NO

Según la mujer, su vida de humillaciones y agresiones comenzó cuando ella cumplió 14 años y su hermano empezó a abusar de ella. La vícitma asegura que producto de esas violaciones tuvo su primer hijo en 1989, cuando sólo tenía 21 años.

Tiempo después, afirma, se vio obligada a convivir con su agresor, que continuó pretendiéndola. Ella dice que no tuvo más alternativa que acostarse con su hermano cada vez que él quería, para que este le permitiera salir a seguir cursando su carrera de enfermería y por miedo a que ella y sus pequeños terminaran abandonados a su suerte.

Le sugerimos consultar: Violencia sexual, el crimen más impune

Durante el tiempo en que vivieron juntos, afirma, siguieron manteniendo encuentros sexuales y trajeron al mundo tres pequeños más, uno de ellos con discapacidad absoluta. Según la agredida, el temor que le infundían el maltrato y las agresiones del hombre eran suficientes para que ella accediera sin privaciones a satisfacer sus deseos sexuales.

La calamitosa situación llegó a un punto límite en junio del 2006, cuando el procesado no respetó el acuerdo al que llegaron para que ella pudiera mantener una relación amorosa con otro hombre. Asegura que su hermano la buscó, la ató de pies y manos y luego la violó, aparentemente sin preocuparse siquiera de que sus hijos fueran testigos del aberrante hecho.

La situación llegó a un punto de no retorno que obligó a la víctima a superar sus miedos y denunciar ante la Fiscalía a su hermano. En primera instancia, el procesado fue condenado a 16 meses de prisión, por cuanto se creía que era responsable de un simple caso de violencia intrafamiliar. Sin embargo, el Tribunal Superior de Bogotá incrementó la pena a 18 años de cárcel al concluir que el agresor había violado sistemáticamente a su hermana.

Podría leer: Mujeres contaron en redes su primer caso acoso sexual

Por una demanda de casación, el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia. Y, no obstante que ese tribunal mantiene su reproche a la violencia, agresiones y maltrato permanente que el condenado infligió a su víctima, tuvo una opinión distinta frente a los hechos.

Para esa corporación, no está demostrado que los encuentros sexuales que sostuvieron los hermanos antes del 2006 hayan sido producto de la violencia y el sometimiento. Al contrario, la Corte cree que la mujer consintió acostarse con su hermano durante años, por temor a que ella y sus hijos terminaran desamparados.

Esa corporación judicial está convencida de que el único episodio en el cual se configuró el acceso carnal violento fue aquel en el cual el victimario la amarró y la violó, cuando los hijos de ambos escuchaban todo lo que estaba ocurriendo. Por eso, la Corte redujo de 18 a 12 años la condena contra este hombre, no sin antes reprochar la crudeza de su actuar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.