Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/2016 10:00:00 PM

Fin de semana de pánico: cinco líderes sociales sufrieron atentados

En Caquetá, Meta y Nariño fueron atacados los defensores de derechos humanos. Tres murieron y dos se encuentran en recuperación. FARC piden garantías.

Varias municipios de Colombia vivieron un fin de semana de pánico. Cinco miembros de asociaciones campesinas y defensores de los derechos humanos fueron asesinados en Caquetá, Meta y Nariño.

Uno de ellos es Erley Monroy, un líder de la Asociación Campesina Ambiental del Lozada Guayabero (Ascal-G) fue encontrado herido el pasado viernes en la vereda Siberia, en San Vicente del Caguán, cerca del Batallón Cazadores. Ante la grave de las lesiones, murió horas más tarde en el hospital municipal.

"Con el asesinato de Erley se priva a una familia y a toda una región de la alegría de un hombre ejemplar, comprometido con su comunidad, con la región, y con la construcción de un nuevo país, en el que la paz y la democracia sean algo real", pronunció el viernes la Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el DIH del Oriente y Centro de Colombia (DHOC).

Podría leer: ¿Quién está atentando contra los defensores de DD. HH. y líderes campesinos?

Un día después, Hugo Cuéllar, otro dirigente de esa organización y presidente de la Junta de la Vereda La Víctoria (La Macarena), fue víctima de un atentado cuando salía del entierro de Erley en San Vicente del Caguán. Según se ha dicho, Cuéllar habría recibido varios disparos por parte de dos sicarios. Se encuentra en cuidados intensivos.

La situación en ese municipio es bastante preocupante. No son pocos los habitantes y líderes que temen por sus vidas, no solo por los homicidios que ya se han presentado, sino porque en los últimos días han circulado panfletos firmados supuestamente por las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

"Llegamos al Caquetá y estamos para quedarnos. Milicianos y testaferros de las FARC, venimos a hacer limpieza de San Vicente, Puerto Lozada y Meta", dice el panfleto.

El orden público parece salirse de control en San Vicente del Caguán y muchas organizaciones reclaman al alcalde, Humberto Sánchez, por lo que está ocurriendo. Como es sabido, Sánchez ha sido un fuerte crítico del proceso de paz y de corriente uribista.

"Los panfletos de los paramilitares en San Vicente y @HumbertoHSC no se pronuncia. ¿Complicidad? ¡Gobierno debe actuar!", tuiteó la Fundación DHOC.

Ante eso, el alcalde rechazó en un video los reclamos y acusaciones que hacen contra él. "Quieren estigmatizar la administración. Quieren empañar el proceso de paz y orientar el hecho a algo político, cuando en realidad puede ser un ajuste de cuentas. (...) La verdad es que con esa ausencia de las FARC en el territorio, que en cierta manera ayudaban a controlar este tipo de asesinatos, pues lógicamente ha habido nuevos homicidios", dijo.

Según el mandatario local, se encuentran investigando qué ocurrió, pero cree que los atentados podrían haber sido ocasionados por problemas entre los mismos pobladores. Sánchez, junto al Ejército y la Policía, ofreció una recompensa de 30 millones de pesos por alguna información que esclarezca los hechos y pidió la presencia de la ONU en su municipio.

Le puede interesar: En seis meses fueron asesinados 35 activistas de DD. HH.

Otra de las víctimas en este fin de semana fue Didier Losada Barreto, que murió después de recibir varios disparos en la noche del viernes en su casa en la vereda Platanillo, en La Macarena (Meta). Losada era presidente de la Junta de Acción Comunal de esa vereda.

Lo mismo habría ocurrido en la vía que comunica a La Unión y Leiva (Nariño), donde dos hombres armados atentaron este sábado contra el campesino Danilo Bolaños Díaz, luego de que asistían a un evento organizado por la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc). Este integrante de Marcha Patriótica logró salir ileso.

Y este domingo Rodrigo Cabrera, defensor de derechos humanos y también miembro del movimiento Marcha Patriótrica, fue asesinado en Policarpa (Nariño). Hasta el momento, no hay mayores detalles.

Ante la gravedad del asunto, el Movimiento Político y Social Marcha Patriótica se pronunció este domingo y aseguró que desde 2011 han sido asesinados más de 120 de sus integrantes. Y en lo que va del 2016, han muerto 17.

"En las últimas horas han sido asesinados varios integrantes del Movimiento en diferentes zonas del país, consolidándose un nuevo genocidio político en Colombia", manifestó ese movimiento.

No fueron los únicos. Desde su cuenta de Twitter, el negociador de paz de las FARC Pablo Catatumbo condenó el "asesinato sistemático de líderes campesinos".

"Exigimos aplicación inmediata Acuerdo Garantías de Seguridad. Vuelve la guerra sucia", escribió el líder guerrillero, refiriéndose al pacto para su desmovilización que forma parte de los acuerdos de paz.

Recomendamos: Los 13 líderes asesinados después de la firma del acuerdo de paz

A esta preocupación se unió la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA, que se mostró alarmada ante un reporte en el que organizaciones de acción comunal advirtieron del homicidio de 33 de sus miembros durante 2016.

"La Misión expresa su preocupación por las difíciles condiciones de seguridad que enfrentan los integrantes de organizaciones de acción comunal, movimiento históricamente afectado por el conflicto", dijo el ente en un comunicado.

Y añadió: "Preocupa el reporte público presentado recientemente por las directivas de organismos acción comunal ante el Ministerio del Interior, que advierte sobre 33 homicidios, dos casos de desaparición forzada y múltiples situaciones de amenaza de comunales en todo el país, en lo corrido de 2016".

Para la OEA, el asesinato de líderes sociales no sólo supone una revictimización del movimiento comunal, sino una fuerte afectación a las comunidades y las iniciativas que representan.

Por último, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, condenó los homicidios y aseguró que el presidente Juan Manuel Santos convocó a una reunión extraordinaria para adoptar medidas ante la situación.

Y el fiscal Néstor Humberto Martínez también se pronunció. "Todas las agencias del Estado tenemos que enfrentar a los enemigos de la paz en Colombia. (...) No podemos permitir que estos hechos se empicen a consolidar en ningún lugar del territorio", dijo.

Martinez aseguró que, desde el sábado, ocho investigadores fueron a San Vicente del Caguán para esclarecer los hechos. En total, dijo, ya son 21 funcionarios que están en las zonas donde han ocurrido los atentados. Y también habilitaron la linea celular 310-277-9573 para que los ciudadanos denuncien. Ojalá las autoridades pongan un ‘tatequieto‘ a los que están detrás de estos repudiables homicidios. 

FARC condenan asesinatos

La problemática no para allí. Horas después de que se reportó el asesinato de los líderes sociales, a través de una carta dirigida al presidente Juan Manuel Santos, los miembros del Secretariado de las FARC condenaron lo sucedido y advirtieron sobre dos atentados más.

Según informó la guerrilla, uno en San Vicente del Caguán (Caquetá) y otro en Sincelejo contra Víctor Hugo Cuéllar y Argemiro Lara, dejan en evidencia el "Plan Pistola" que se estaría ejecutando contra líderes populares de todo el país y que hasta ahora deja "más de 200 muertos en lo que va corrido del año".

"No es admisible, que tomando nombres como "Los Úsuga" o las "Águilas Negras", se mantenga una cortina de humo para ocultar la responsabilidad de determinadores agazapados en el Bloque de Poder Dominante", señala el grupo insurgente en el comunicado. 

Estos son algunos de los pronunciamientos frente a los hechos: 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.