Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/26/2017 1:58:00 PM

"Mi pecado fue haber sacado la votación más alta del país": Musa Besaile

El senador del Partido de la U confiesa que podría abanadonar la política luego de que la Fiscalía lo mencionara en el escándalo Odebrecht. SEMANA habló con él.

Musa Abraham Besaile Fayad tiene 47 años y es el senador con más votos (145.402) del Partido de La U. Hoy se encuentra en el ojo del huracán luego de que la Fiscalía compulsara copias a la Corte Suprema de Justicia, para que investigue su presunta participación en el escándalo Odebrecht. El congresista se encomienda a Dios, dice que no existe una sola prueba que lo vincule, y atribuye todos los señalamientos al haberse metido a la política. Entrevista con SEMANA.

SEMANA: ¿Le sorprendió que la Fiscalía vinculara su nombre en el escándalo de Odebrecht?

Musa Besayle: Claro que me tomó por sorpresa. De verdad que no tengo nada que ver en ese tema de Odebrecht, ni con ninguno de esos nombres que menciona la justicia. No solo lo he dicho yo, también las noticias. Tengo un derecho de petición que pasé hace dos meses a la ANI, donde demuestra que no hay registros de que el senador Musa Besaile haya visitado la ANI. Desde que soy senador nunca he visitado esas oficinas y por eso nunca he realizado ninguna gestión por Odebrecht, por otra empresa o por otro tema relacionado con ese escándalo.

SEMANA: La Fiscalía asegura tener testimonios que lo vinculan como presunto beneficiario de los pagos irregulares de Odebrecht…

M.B: Quiero que se esclarezca la verdad, porque ante los ojos de Dios usted sabe que la verdad aflora y antes de un tiempo determinado nos daremos cuenta de que lo que se está diciendo es una farsa y nos veremos obligados a denunciar por injuria, por calumnia y por falso testimonio. Yo tengo la frente en alto.

SEMENA: El fiscal Néstor Humberto Martínez es que a usted y a los demás congresistas los acusan por testimonios directos de los implicados en este escándalo. ¿Está deslegitimado lo que dijo el fiscal?

M.B: Yo no entiendo por qué el señor fiscal compulsó copias contra mí a la Corte Suprema de Justicia, porque yo no tengo conocimiento de que exista una prueba de una consignación, de un cheque, una prueba de algunos dineros o una reunión en la que yo haya participado.

Puede leer: Odebrecht: la hora de los congresistas 

SEMANA: Entonces, ¿está mintiendo EL fiscal?

M.B: No puedo afirmar que está mintiendo, no sé qué tenga el fiscal Martínez. Lo que sí está plenamente seguro es que no hay nada que me pueda vincular a esa relación con esas personas.

SEMANA: Falta menos de ocho meses para las elecciones de Congreso. Tras esta decisión, ¿piensa seguir en la política?

M.B: Estamos revisando eso, porque estamos un poco cansados. Nos quieren meter en muchas cosas. El único pecado que ha hecho Musa Besaile fue haber sacado la votación más alta del país y desde ahí me han venido anónimos, estigmatizaciones, han trapeado el piso con mi nombre, pero siempre aflora la verdad. Estamos cansados, porque la política se ha convertido en la profesión más peligrosa de este país.

SEMANA: Su posible salida afectaría mucho a su partido, La U...

M.B: Nuestra votación jalonó a varios senadores de La U que ostentan una credencial, pero el ataque es muy feo y fastidioso y más cuando uno no tiene nada que ver. Si estalla una bomba, algo tiene que ver Musa Besaile; si se roban cualquier cosa, algo tiene que ver Musa Besaile. Llevamos 10 años defendiéndonos por injuria y calumnia. Las investigaciones que he tenido en la Corte han sido por anónimos, pero gracias a Dios los magistrados han sido transparentes. Hay mucho cansancio, que todo lo malo se lo tiran a los políticos. Yo vengo del sector privado. Yo soy ganadero y arrocero y antes no había estado en la política. Pero no tengo nada que temer en este caso de Odebrecht. Es que no hay ni siquiera una foto en la que me vean en un escenario público, privado o en un evento social con cualquiera de esas personas.

Le sugerimos: Profesionales de Bolsa salen del mercado por el escándalo de Odebrecht 

SEMANA: Corrió la versión de que pensaba renunciar al Senado…

M.B: No he tomado esa decisión. Lo tenemos en consideración y le estamos pidiendo a Dios de que nos mande un mensaje. Si Dios quiere que debo continuar en la política, lo hago, sino no pasa nada. Yo soy un hombre que trabajo de sol a sol en mis negocios particulares. Nunca he tenido una denuncia si quiera en una inspección de policía, pero bastó que me metiera en la política para que nos denunciaran por todo.

SEMANA: ¿Cree que hay intereses políticos en su contra?

M.B: No sé, no quiero ni pensarlo, pero sí han llegado mensajes en los corrillos políticos de que hay una persecución contra los equipos de la costa, especialmente contra Musa Besaile.

SEMANA: ¿A qué cree que podría obedecer esa “persecución”?

M.B: Debe ser por los votos, porque somos importantes por los votos.

SEMANA: ¿Tiene algo que ver que los senadores de la Costa tuvieran intenciones de salirse del Partido de la U?

M.B: Yo no me quiero salir del partido, nunca lo he dicho. El partido no me obliga tampoco, pero yo estoy a gusto en el partido. Tenemos buena camaradería entre los colegas y no tengo por qué decir algo malo del partido.

SEMANA: ¿Nunca comentó con el senador Bernardo ‘Ñoño’ Elías, también vinculado a este escándalo, el tema de Odebrecht?

M.B: En honor a la verdad, con el senador Bernardo ‘Ñoño’ Elías tengo mucha amistad de dos años para acá, antes teníamos muchas diferencias políticas. Por el contrario, los dos grupos estábamos demasiado enfrentados y nunca escuché al senador Bernardo Elías hablar de este tema, tampoco escuché que haya hablado con Otto Bula. Las responsabilidades son individuales y espero que al senador le vaya bien en las investigaciones que tiene.

Le recomendamos: Ñoño Elías: la ‘pobreza’ del senador de la mermelada 

SEMANA: ¿Conoció a Otto Bula?

M.B: Sí, claro.

SEMANA: ¿En qué contexto?

M.B: Otto Bula es de mi departamento, de mi pueblo. Era amigo personal de nosotros pero desde el 2001 a la fecha no tenemos relaciones con él, porque tuvimos unas diferencias políticas que son de común conocimiento en Córboda.

SEMANA: ¿Desde hace 16 años no se hablan?

M.B: Sí, 16 o 17 años. Hay una entrevista que le dio a Vicky Dávila en La W y él expresó que tenía casi 20 años de no hablarse conmigo.

SEMANA: ¿Le garantiza al país y a la justicia que en 17 años no ha tenido relación de ninguna índole con su paisano Otto Bula? 

M.B: Meto las manos al fuego y reto al país y a cualquiera que me consiga siquiera una foto en la que Otto Bula esté conmigo en una reunión privada o pública desde el año 2001 hacía acá.

SEMANA: ¿Con Gabriel García, exviceministro de Transporte?

M.B: No lo conozco, me enteré de él en los noticieros.

SEMANA: ¿Con los directivos de Odebrecht implicados en este escándalo de corrupción?

M.B: No conozco a ninguno. También reto al país a que me muestren una foto con alguno de ellos. Nunca los conocí, nunca me buscaron para nada. La campaña la financié con mis propios recursos y los de mi familia. Nadie me da un peso para hacer campaña política.

SEMANA: Es decir, ¿usted es inocente de lo que se ha dicho?

M.B: Cien por ciento, no solo lo digo ante el país sino también ante los ojos de Dios que lo que digo es la verdad. Yo soy un hombre creyente y lo que va a salir a flote es la verdad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.