Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/2016 10:16:00 AM

“El pueblo colombiano habló el 2 de octubre y el Gobierno escuchó”

El presidente Santos defiende con vehemencia el nuevo acuerdo de paz en el medio de la gran prensa mundial que más crítico ha sido con el proceso: 'The Wall Street Journal'. Insinúa que no habrá nueva refrendación.

En medio de la polarización que ha rodeado el proceso de paz con las FARC en Colombia y la fallida refrendación popular del acuerdo original en el plebiscito del 2 de octubre, el gobierno de Juan Manuel Santos siempre ha contado con un oasis de calma en el respaldo tanto de la comunidad internacional como de la gran prensa mundial. Con una notable excepción en la posición crítica de The Wall Street Journal.

Luego del diálogo nacional que llevó a un nuevo acuerdo de paz, renegociado en La Habana pero con los persistentes reparos de los principales promotores del No, el presidente colombiano decidió defender lo pactado precisamente en las mismas páginas que tanto ‘palo’ le han dado. Santos firmó este martes una columna en el diario norteamericano bajo el título de “Un nuevo acuerdo –y uno mejor- para la paz en Colombia”.

De entrada, el presidente recuerda que aceptó el resultado adverso en el plebiscito, asegura que el Gobierno oyó las preocupaciones de la gente y negoció en términos más fuertes: “El pueblo colombiano habló el 2 de octubre y el Gobierno escuchó”.

Cita las reuniones con comunidades religiosas, partidos políticos y víctimas, así como las más de 500 propuestas para mejorar el acuerdo original y las intensas sesiones con los principales promotores del No. Eso desembocó en los cambios significativos que tanto ha pregonado el Gobierno, entre otros la entrega de activos de las FARC para reparar a las víctimas; la mejor definición del sistema de justicia transicional, con límites de tiempo, y las garantías de que el acuerdo no pone en riesgo la propiedad privada. “Puedo decir con humildad que este es un mejor acuerdo”, asegura en la columna luego de repasar esos cambios.

“Este es un logro para todos los colombianos, ya que el nuevo acuerdo incluye ajustes, cambios y aclaraciones que surgieron directamente de la gente. Desde el principio, el proceso de paz ha sido para los colombianos, de los colombianos y por los colombianos. Esto es lo que da a una democracia una fortaleza intemporal, aunque pueda parecer ineficiente para los extranjeros”, escribe Santos en lo que luce como una tímida alusión a las críticas del WSJ.

Y es que el diario conservador, parte del imperio mediático de Rupert Murdoch, ha asumido como propios varios de los reparos que internamente hace el expresidente Álvaro Uribe, especialmente en la voz de su columnista Mary Anastasia O’Grady, una crítica feroz de la negociación con las FARC.

En un editorial, el WSJ incluso criticó el premio Nobel de Paz otorgado a Santos y sostuvo que Uribe era quien lo merecía. También se convirtió, a través de los textos de O’Grady, en un aliado incondicional de Andrés Felipe Arias en medio de su predicamento judicial en Estados Unidos. La columnista llegó a asegurar que la situación del exministro de Agricultura era un intento del gobierno de Barack Obama de “ayudar a Santos a poner tras las rejas a un enemigo político”.

De ahí que Santos decidiera coger el toro por los cuernos y escribirle al mismo público que ha leído todas esas críticas, aunque por supuesto no despeja todos los asuntos polémicos en la columna.

Aunque menciona el espinoso tema del plebiscito sobre del acuerdo original, Santos esquiva ‘mojarse’ con un mecanismo de refrendación para el nuevo acuerdo que no sea su paso por el Legislativo. Reconoce que antes de que se negociara el acuerdo original, prometió a los colombianos que buscaría una aprobación popular aunque no estaba obligado a hacerlo. Pero insinúa que su promesa era sólo para el acuerdo original.

“Acepté plenamente el resultado de ese referéndum y estoy muy orgulloso de que el nuevo acuerdo refleje las ideas tanto del No como del Sí -escribe Santos-. También estoy orgulloso de estar trabajando con el Congreso -los elegidos para representarnos- para implementar este acuerdo mejorado, como lo requieren nuestra ley y Constitución”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.