Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/9/2017 10:15:00 PM

“Que cese la guerra en Chocó”

Monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Quibdó, habló con SEMANA sobre la violencia de ese departamento, la fuerte presencia de grupos armados ilegales y la amenaza que ello significa para la pacificación del país.

SEMANA: Paradójicamente, mientras en Colombia se habla de paz, en Chocó pareciera que sigue la guerra. ¿Qué está pasando?

JUAN CARLOS BARRETO: En Chocó, sus habitantes se han visto afectados en las dos últimas décadas por varios grupos armados. Si bien la presión de la guerra disminuyó con el desarme de las Farc, la situación en una parte del departamento es preocupante y muy tensa por la presencia y las acciones que ejercen el ELN, las bandas criminales y los paramilitares.

Puede leer: Cayó en Chocó Efrén Vargas hermano del segundo al mando del Clan del Golfo

SEMANA: ¿Por qué?

J.C.B.: El enfrentamiento y la guerra en la que están enfrascados estos grupos están afectando seriamente a los habitantes. La situación es realmente preocupante.

SEMANA: ¿Qué es lo que está pasando exactamente?

J.C.B.: Las organizaciones sociales y étnico-territoriales dijeron hace poco, en el documento ‘Acuerdo Humanitario para el Chocó Ya’, que los habitantes en varias zonas están siendo sometidos a desplazamiento; que hay confinamiento, están colocando minas antipersonal, hay secuestros, hay reclutamiento de menores. En resumen, ese documento expresa la realidad que están sufriendo miles y miles de personas.

SEMANA: El más reciente informe de Indepaz habla de que en 26 de los 30 municipios del Chocó están en alerta por la presencia de grupos narcoparamilitares.

J.C.B.: Hay muchos municipios afectados por el conflicto en el San Juan, el Baudó y el Atrato. Riosucio es, tal vez, el municipio más afectado. Lo cierto es que la población civil, al apoyar la desmovilización de las Farc, pretendía disminuir ese peso de la guerra que ha sentido durante muchos años, y lo que quiere ahora es que cesen las acciones en contra de las comunidades, se cumplan los acuerdos humanitarios y sea efectivo el cese bilateral con el ELN.

SEMANA: ¿Por qué la violencia se enquistó en esa zona del país?

J.C.B.: La violencia tiene muchas causas y una de esas la mencionó el santo padre Francisco en su visita: “La inequidad es la causa de muchos males y la violencia”. Eso ha pesado mucho en la historia del Chocó. Cuando la gente está sin oportunidades, se vuelve vulnerable a las acciones del conflicto.

SEMANA: Pero eso no es nuevo. ¿Qué otras causas de esa violencia ven ustedes?

J.C.B.: La minería ilegal y los cultivos ilícitos han favorecido también la presencia de grupos delincuenciales en el Chocó. Además, algunos de ellos han utilizado estratégicamente el departamento por las posibilidades geográficas que ofrece.

SEMANA: ¿Qué gesto de paz le pide al ELN, ahora que anunció un cese bilateral?

J.C.B.: Pedimos que cumplan con el anuncio que hicieron, y que se decidan realmente a respetar a la población civil y a ser constructores de esa paz integral a la que quiere llegar el pueblo colombiano.

Le sugerimos: Audio extorsión los Mercenarios del Chocó

SEMANA: ¿Cree en los diálogos que se adelantan con el ELN?

J.C.B.: Tenemos que creer en el diálogo porque la confrontación directa siempre nos dejará muchas muertos. El diálogo, como lo enfatizó el papa Francisco, es el camino.

SEMANA: Y las bandas criminales…

J.C.B.: Todos sabemos que están ahí, en torno al narcotráfico, la minería ilegal y la extorsión.

SEMANA: ¿Qué opina del mensaje que envió alias Otoniel pidiendo someterse a la justicia?

J.C.B.: Un proceso de sometimiento a la justicia acordado sería muy favorable porque lograría evitar el sacrificio de muchas vidas humanas, y que muchas regiones de Colombia puedan respirar un aire nuevo alrededor del anhelo de la paz. Por lo pronto, le pedimos que cesen todas las acciones que vayan en contra de la población civil y que generen violencia no solo en esta región, sino en todo el país.

SEMANA: Algo anda mal cuando casi todos los informes, estudios, índices y cifras del Chocó son alarmantes.

J.C.B.: El hecho de que las Farc dejaran las armas disminuyó la intensidad del conflicto; eso es innegable. Y el paso que acaba de dar el ELN es una luz de esperanza. Todos son pasos que vienen dando y son muy importantes; pero faltan otros vitales como superar el abandono estatal, superar la corrupción, las violaciones de los derechos humanos. Cuando todos esos pasos se den conjuntamente, seguro superaremos muchos índices.

SEMANA: ¿Sirvió el reciente paro cívico en el Chocó?

J.C.B.: Hay mucha esperanza en que se cumplan los acuerdos del paro. Hay algunos resultados que se vienen dando. De todas maneras la sociedad civil está muy atenta al cumplimiento de cada uno de los puntos acordados durante el paro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?