Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/2014 7:00:00 PM

Las 10 posturas de Caracol frente al conflicto del HD

El secretario general del canal explica por qué la señal HD está fuera del aire de los operadores.

Semana.com habló con el Secretario General de Caracol Televisión, Jorge Martínez, quien explicó las razones por las que la señal en alta definición está fuera del aire de los operadores de TV por suscripción. Estas son las 10 principales posturas.

1. Los acuerdos están vencidos

Desde que Caracol lanzó su señal en HD, los operadores de TV paga han contado con una autorización voluntaria por parte del canal, para que estas empresas retransmitan de manera gratuita esta señal dentro de la parrilla de programación.

Claro, Une y Movistar han tenido autorización para hacerlo desde 2010 mientras que DirecTV lo hace desde 2013 ya que antes no tenían el espectro necesario para incluir el canal.

El primer acuerdo se firmó por seis meses y luego se fue prorrogando. El último se sucedió con cada operador entre diciembre y febrero, todos con una fecha límite de 31 de marzo de 2014. Al no llegar a un acuerdo, la señal se suspendió.

El Gobierno Nacional, en cabeza de los Ministerios TIC y de Industria y Comercio, solicitó a ambas partes una tregua durante las elecciones presidenciales y el Mundial de Fútbol, por lo que Caracol y RCN aceptaron prolongar las autorizaciones hasta el 15 de julio. Insiste en que la decisión NO fue por obediencia de la circular de ANTV que así lo exigió, sino por un acto voluntario.

Así, los canales volvieron al aire y en la fecha establecida volvieron a salir.

2. Operadores reconocían legitimidad de acuerdos

Según Martínez, el hecho de que los operadores hubieran firmado cada autorización y cada prórroga, significa que reconocían que legítimamente, Caracol era el dueño de la señal y que la retransmisión dependía de su permiso.

Incluso fueron los mismos operadores los que lo solicitaron y luego pidieron prórroga, por lo que no entiende cómo hoy alegan que ellos tienen la obligación de retransmitir esas señales sin una autorización de los canales privados. Si no fuera legítimo el permiso, no lo habrían solicitado ni firmado. “¿Por qué mientras eran gratis si aceptaban el permiso y ahora dicen que no es legítimo?”, dice.

Semana.com conoció los documentos firmados por los representantes legales de cada operador, en los que consta que aceptan que tienen autorización de retransmitir Caracol HD hasta el 31 de marzo de 2014.


3. La gota que llenó la copa

El año pasado durante el estreno de la telenovela "La Promesa", la señal estuvo fuera del aire en más de 400 mil hogares de Claro en Bogotá durante más de media hora.

Martínez envió varias cartas al presidente de Claro, Juan Carlos Archila, solicitando una explicación pero nunca obtuvo respuesta.Ese fue un hecho determinante para que Caracol decidiera formalizar y reglamentar los acuerdos de retransmisión de su señal y exigir que verdaderamente todos los usuarios tuvieran garantizada la recepción de su señal, independientemente del servicio pago de cable o satélite.
“Estábamos regalando nuestro mayor activo que es nuestra señal y ellos no nos garantizan que todos los ciudadanos la reciban”.

4. El cobro es más que justo

Un canal internacional como Fox, les cobra en promedio 2,5 dólares por cada usuario a los operadores de TV paga para poder transmitir su señal. Este canal aporta cerca de 8% de la audiencia en la franja estelar nocturna, dice Martínez. Caracol está pidiendo 40 centavos de dólar por usuario a los operadores, pero aporta 20% de la audiencia en la misma franja, por lo que considera que es un cobro justo.

En los dos primeros años, Caracol ha invertido 80 mil millones de pesos para su red de alta definición. Así que si un tercero se está lucrando, se debe cobrar, dice.

En todo caso el cobro NUNCA es para el usuario final como lo creen algunos usuarios. Caracol y RCN siguen siendo gratis. Si se pretende un cobro es para los operadores que incluyen estas señales y se lucran. Justamente la pelea de los canales es para que se garantice que siempre le llegarán GRATIS a los usuarios.

5. La solución más fácil 

Caracol exige ese pago ya que los operadores se están lucrando con la retransmisión de su canal, puesto que si un usuario se atrasa en el pago de su factura de cable, se queda sin señal, incluso sin los canales nacionales que deberían ser gratuitos.

Así las cosas, si los proveedores de TV por suscripción garantizan que sus usuarios siempre van a recibir la señal de los canales nacionales, así haya atrasos en la facturación, Caracol está dispuesta a NO cobrar por los derechos de transmisión ya que en este caso NO hay un lucro por parte de estas empresas.

La mejor manera de solucionar este conflicto, es que los operadores mantengan siempre encendida la transmisión de los canales nacionales, y que si el usuario no paga, los canales que se suspendan sean los internacionales que son por los que el usuario verdaderamente paga.

6. El gran temor de la TV paga

Los colombianos están acostumbrados a que para ver televisión, así sea la TV pública, deben pagar. El concepto de la televisión abierta gratis es difícil de explicar. 

Por supuesto si ahora un usuario se da cuenta que así no pague su factura de TV paga, puede seguir viendo los canales públicos y privados, que son los de mayor audiencia, algunas familias podrían decidir no pagar más su servicio de cable o satélite y quedarse con los canales gratis y complementar con plataformas online como Netflix o incluso gratuitos como Youtube, sin mencionar las opciones ilegales.

7. HD para todos

Martínez denuncia una irregularidad. La retransmisión de las señales en alta definición de Caracol y RCN por medio de los sistemas de TV paga, deben ser para TODOS sus usuarios, no solamente para quienes pagan por el paquete de HD que es el más costoso.

Aquí a su juicio hay un desequilibrio pues los operadores se están lucrando con dos señales por las que no están pagando y que deberían recibir los usuarios de manera gratuita. Los operadores suman Caracol HD y RCN HD dentro de sus paquetes de canales HD.

Un paquete de alta definición se cobra más costoso porque a su vez, los proveedores de contenido como Discovery, Fox, Warner o Disney cobran más por sus derechos de transmisión a Claro, DirecTV, Une y Movistar.

Pero si Caracol HD y RCN HD no están cobrando por su transmisión sino que están allí por una autorización firmada por ambas partes, debería ser garantizada su recepción en todos los usuarios, no solo en los que paguen el plan más costoso.

8. Por TLC, DirecTV no está obligada a transmitir Caracol

En el Tratado de Libre Comercio, TLC, que firmó Colombia con Estados Unidos, quedó establecido que las empresas estadounidenses de televisión satelital (DirecTV) no estarán obligadas a transmitir los canales privados colombianos.

La medida establece que solo tienen la obligación de transmitir los canales de interés público del Estado (Señal Colombia, Señal Institucional, Canal Uno y regionales).

De este modo, Martínez dice que DirecTV no debería echarse al hombro obligaciones que NO tiene, ni jugar con el doble discurso de exigir la garantía de retransmisión de Caracol y RCN para cumplir con sus obligaciones, de ley, ya que por ser un operador norteamericano no le aplica en este caso la misma ley que a sus competidores.  

Hay que recordar que DirecTV presentó este miércoles un derecho de petición a la ANTV para que les exija a Caracol y RCN, permitir retransmitir en las mismas condiciones anteriores.

9. Obligación NO es de los fabricantes de televisores

El estudio que dio a conocer este martes la ANTV, deja ver a grandes rasgos que por lo menos en 74% de los hogares, la entrada de televisión por suscripción no significa un obstáculo para que los usuarios también conecten una antena aérea ya que el televisor ofrece varias opciones de entrada de señal por varias modalidades de cable.

Martínez considera que eso NO le quita la responsabilidad a los operadores de TV paga de garantizar la recepción de la señal abierta así los clientes no paguen por el servicio. En este caso se le estaría trasladando la responsabilidad a LG, Samsung, Sony y a los demás fabricantes de televisores.

Caracol exige que la TV por suscripción le permita al usuario cambiar fácilmente de su señal de cable a aérea con el mismo decodificador, con un selector conmutable o simplemente dejando siempre al aire los canales nacionales por la misma red, así el servicio de canales internacionales se corte.

10. La red está dispuesta

Uno de los argumentos de la TV paga, es que los canales nacionales NO han garantizado la recepción de su señal en todos los hogares de modo gratuito ya que su red no tiene la cobertura adecuada y por eso los colombianos han tenido que acudir a los sistemas pagos para ver televisión.

Martínez explica que la responsabilidad de Caracol según los contratos firmados por el Estado, es tener una red de señal abierta radiodifundida en todo el país, como efectivamente ocurre.

Lo que no permite que hoy los colombianos reciban la señal aérea, es que en los techos de casas y edificios no hay antenas receptoras y eso NO hace parte de las obligaciones de los canales privados.

“Misteriosamente estas antenas fueron desapareciendo de los hogares en la medida en que la televisión por suscripción se fue masificando”, dice el ejecutivo de Caracol y agrega que por supuesto NO hay pruebas de quién lo hizo.

Lo cierto es que en el momento en que se instala un televisor con TV paga, el operador debería dejar el cable para sintonizar la antena aérea de manera alterna y eso no ha sucedido. Simplemente se perdieron las redes abiertas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.