Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/17/2017 6:59:00 AM

Odebrecht: la historia inédita del proceso contra el exsenador Bula

Un testigo fue clave para los señalamientos de la Fiscalía en contra del excongresista liberal. Se declaró inocente por los delitos que le imputaron, pero podría negociar con la justicia.

Para la Fiscalía, el exsenador liberal Otto Nicolás Bula Bula es responsable de los delitos de cohecho por dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito de particulares por, presuntamente, haber logrado de una manera irregular la adición del tramo Gamarra- Ocaña, de Ruta del Sol, a la constructora Odebrecht, señalada de entregar 11 millones de dólares en sobornos a Colombia a cambio de resultar beneficiada en la adjudicación de contratos. 

Según el ente acusador, el 5 de agosto del 2013 la firma brasilera firmó con Bula un contrato de prestación de servicios, cuya modalidad se determinó como “honorarios por resultados o cuota de éxito”, con el objetivo de obtener la adjudicación de la vía Gamarra-Ocaña sin necesidad de iniciar un trámite licitatorio.

Puede leer: El tsunami por los sobornos de Odebrecht

En el papel no hubo irregularidad alguna. Sin embargo, las pesquisas de las autoridades indicaron que el exsenador recibió, a través de la Oficina de Operaciones Estructurales de Odebrecht -mediante la cual se manipulaban cuentas para realizar pagos de sobornos- un pago de 4,6 millones de dólares que fueron consignados en cuentas en el exterior.

Le puede interesar: Fiscalía capturó a exsenador Otto Bula por caso Odebrecht

Ese dinero, según la Fiscalía, supuestamente iba dirigido a las gestiones de Bula para contratar funcionarios en Colombia tales como alcaldes, gobernadores, congresistas, ministros y líderes regionales para lograr la adición del contrato que inicialmente fue adjudicado por el ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales, quien este domingo aceptó los delitos de cohecho, celebración indebida de contratos y enriquecimiento ilícito, por haber recibido una coima de 6,5 millones de dólares.

Puede leer: Caso Odebrecht: Gabriel García habría exigido el pago de US$ 6,5 millones

Las investigaciones determinaron que Bula no sólo habría utilizado ese dinero para contratar a funcionarios para cumplir su objetivo. También se habría encargado de visitar funcionarios encargados de hacer la adición de los otrosí 3 y 6 de la fase dos del contrato Ruta del Sol para hacer que ellos incluyeran algunas cláusulas especiales, como aumentar el número de peajes y aumentar el valor de los ya existentes.

El testigo clave en el proceso de Otto Bula

Cuando estalló el escándalo de Odebrecht, acudió a la Fiscalía General alguien llamado Yezid Augusto Arocha, en calidad de representante legal de esa compañía. Él allegó una declaración rendida por Eleuberto Martorelli, director de Odebrecht en Colombia, ante el Ministerio Público Federal en Brasil. Además del testimonio, entregó los soportes de las consignaciones de la constructora brasilera a unas empresas que supuestamente indicó Otto Bula, quien en uno de los documentos aparece identificado como ‘Bulldozer’.

Así, según él, Bula lo visitó en su oficina en diversas ocasiones. Luego, en junio del 2013, el exsenador, “teniendo la información de que la compañía estaba próxima a firmar el otrosí 3 para los estudios del tramo Ocaña-Gamarra, me informó que podría viabilizar un otrosí mediante el cual la ANI cedería la construcción y el mantenimiento de ese tramo para la concesionaria sin la necesidad que el proyecto fuera licitado, conforme lo permitía el contrato de concesión”, dijo en su declaración.

Le recomendamos: El día en que los Nule hablaron de Odebrecht y los hijos de Uribe

Martorelli aseguró que le comentó a Bula que ya estaban en conversaciones con la ANI sobre ese asunto, pero que necesitaban que en el contrato fueran incluidas unas cláusulas para que el proyecto fuera viable.

Entre estas estaban el incremento del 15 % de los peajes existentes en la concesión, la creación de dos nuevos peajes, la anticipación de las vigencias futuras y que el Estado garantizara un valor mínimo del de los peajes hasta el 2013 y posteriormente hasta el 2018, lo que lograron finalmente.

Le puede interesar: ¿Qué pasará con los contratos de Odebrecht en Colombia?

“Otto Bula decía que utilizaría su relación política con gobernadores, alcaldes y principalmente parlamentarios para presionar de forma ilícita a los agentes políticos de las siguientes entidades: ANI, Ministerio de Transporte, Ministerio de Hacienda y Departamento Nacional de Planeación”, aseguró el empresario ante el Ministerio Público.

“Él me contaba que en las comisiones permanentes del Congreso: Tercera (Hacienda y Crédito Público), Cuarta (Presupuesto y Sistema de Control Fiscal y Financiero) y Sexta (Infraestructura y Prestación de Servicios Públicos), en las cuales él tenía influencia, convocaría a Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, y a Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, para reuniones de control político en el Congreso, con instrucción del presupuesto con el objetivo de presionarlos para darle celeridad al otrosí que viabilizaría el proyecto Ocaña-Gamarra”, agregó.

Puede leer: ¿Quién más se benefició con el soborno que recibió ex viceministro García?

Así, según Martorelli, entre agosto y octubre del 2013, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, fue convocado al menos seis veces a las sesiones de las comisiones puesto que de él dependían dos de las cláusulas que debían ser incluidas.

“Verifiqué que era verdad, pues en una de esas reuniones de trabajo ocurridas en la ANI, el presidente de la Agencia, Luis Fernando Andrade Moreno, me pidió que no hubiese más presión de los parlamentarios para realizar el proyecto. Esto demostraba que Otto Bula estaba actuando con los agentes políticos”, aseguró.

En su declaración, Martorelli aseguró que Bula nunca quiso revelar quiénes eran las personas con las que él tenía relación y que apoyaban su trabajo. Y manifestó que la tarea del excongresista fue fundamental para acelerar el proceso de obtención del otrosí y de esta manera viabilizar una obra adicional al contrato del tramo dos de la Ruta del Sol sin necesidad de un proceso de licitación pública.

Los cambios en el contrato

Según la Fiscalía, el otrosí 3 tenía como finalidad variar la ruta Puerto Berrío-Ruta del Sol. Sin embargo, llamó la atención de las autoridades que esta fue cambiada por el trayecto Gamarra-Ocaña y en un solo día se hizo el trámite de negociación y ofrecimiento por parte de la ANI, siendo el cambio aceptado por  Odebrecht.

Se inició el trámite con el otrosí 3 y se hizo la propuesta del cambio del tramo para que se hiciera Gamarra-Ocaña. Luego, con el otrosí 6, se resolvió que con ese tramo se hiciera la adición para el mismo concesionario (Ver lista de Otrosí).

Por estos hechos, este lunes la Fiscalía le imputó a Otto Bula los delitos de enriquecimiento ilícito y cohecho, de los cuales se declaró inocente. Sin embargo, fuentes cercanas al proceso le confirmaron a Semana.com que él podría iniciar una negociación con el ente acusador. Esto podría significar que colaboraría con la justicia a cambio de beneficios judiciales. 

Para este martes está programada la audiencia de solicitud de medida, en la que el juez 82 con función de garantías definirá si envía a la cárcel al exsenador que cuando fue contratado por Oddebrecht fue referido por la firma como “un exitoso empresario, exsenador de la República de Colombia, con larga trayectoria tanto en el sector privado como en el público y que por sus conocimientos de esos sectores puede brindar asesoría y apoyar a Odebrecht en el objeto de esa contratación”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.