Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2017 7:26:00 PM

La violenta arremetida de Uribe por caso Odebrecht

El expresidente, quien suele defenderse atacando, vuelve a emprenderla contra los periodistas. Sus blancos: Yamid Amat y los columnistas María Isabel Rueda y Mauricio Vargas.

Álvaro Uribe suele despacharse en grande y sin intermediarios. Cuando era presidente decía una y otra vez que no confiaba en los medios tradicionales y por eso, impuso un estilo de comunicación de Gobierno a punta de emisoras comunitarias y alocuciones públicas. Una vez dejó la Casa de Nariño, ese estilo ha cambiado pero la filosofía se mantiene: desde hace un par de años su tribuna es Twitter. Por eso, el expresidente es uno de los personajes públicos que más han utilizado Twishort, la aplicación que permite extenderse de los tradicionales 140 caracteres.

El domingo pasado, en esa usual vitrina, Uribe se despachó de manera violenta contra tres de los periodistas más reconocidos del país. Su molestia tiene que ver con la forma como los medios han cubierto los tentáculos del escándalo de Odebrecht tanto en su gobierno como en el del presidente Santos.

Le puede interesar: La historia desconocida de Otto Bula: el ventilador de Odebrecht

En su comunicado, Uribe critica a dos columnistas que no se reconocen por ser precisamente santistas: María Isabel Rueda y Mauricio Vargas. Los dos textos del domingo de ambos líderes de opinión trataban sobre las acusaciones de Otto Bula de que un millón de dólares de los sobornos de Odebrecht habrían ido a parar a la campaña de Santos. Ambas columnas eran bastante críticas con el gobierno actual.

Rueda defendió la labor del fiscal Martínez, criticó que el tema se traslade al CNE y aseguró que “el problema es que Odebrecht, la misma fuente de los recursos que envenenaron la campaña de Óscar Iván Zuluaga, es la misma de los dineros que, según el señor Otto Bula, se pagaron a la campaña Santos presidente”.

Frente a esto, Uribe aseguró que le parecía un despropósito que la columnista “ponga en el mismo nivel los sobornos al gobierno Santos con la denuncia contra el doctor Zuluaga, contraria al contrato firmado con el publicista, que nada tiene que ver con sobornos”.

Le recomendamos: Santismo y uribismo, ¿qué tan cierto es lo que han dicho sobre Odebrecht?

La columna de Vargas también le cayó en reversa. El periodista comenzó recordando que había votado en blanco en la segunda vuelta del 2014 “hastiado de la mugre de ambos bandos, que usaron la mentira, la propaganda negra y la infiltración contra el adversario”. Y unas líneas más adelante, lanzó una línea que aparentemente le daría la razón a la persecución judicial que los uribistas argumentan. Vargas aseguró que “al final, y con ayuda de la Fiscalía de entonces, Juan Manuel Santos se impuso”.

Puede leer: Los detalles inéditos del caso Odebrecht

A Uribe esa línea lo enfureció. “Llama la atención que el doctor Mauricio Vargas ponga en el mismo nivel el montaje del hacker contra el doctor Zuluaga, desvirtuado por el fiscal, con las acusaciones que la Fiscalía de entonces ocultó, por dineros del narcotráfico pagados a asesores políticos de Santos, y la posible desviación parcial para financiar deudas de la campaña 2010, además de otras contribuciones, para el mismo fin, posteriores y no registradas, que se pudieron entregar en el extranjero”, escribió.

Vargas había tratado en su texto casi por igual ambas campañas. Sobre Zuluaga aseguró que “de los tratos de la candidatura de Óscar I. Zuluaga con esos hampones hay evidencia: viajes, reuniones y la asesoría del estratega ‘Duda’ Mendonça, pagado por Odebrecht de modo generoso (US$ 1,6 millones)”.

También puede ver: Daniel García, la puerta giratoria entre Odebrecht y el Centro Democrático

Pero también había hecho las mismas afirmaciones sobre la del presidente. “Pero la reelección de Santos también ha sido gravemente salpicada. En ambos casos se trata del testimonio de un involucrado, Mendonça en el de Zuluaga; y en el de Santos, el del exsenador cordobés Otto Bula, detenido por la Fiscalía como intermediario para pagar más de US$ 11 millones en sobornos de Odebrecht para contratos y favores de los gobiernos de Álvaro Uribe y Santos. Y contratos y favores hubo, muchos”.

En tercer lugar, Uribe señala a Yamid Amat por cuenta también de su entrevista del domingo en el diario El Tiempo con el presidente Santos. En esta el primer mandatario anuncia que lanzará la iniciativa “Colombia Repunta”. Según Santos, se trata de un esquema “con inversiones en infraestructura y para el posconflicto, programas sociales y apoyo a los sectores productivos claves. Será un gran empujón a la economía”. Para Uribe, Amat, quien es uno de los mejores entrevistadores del país, le otorgó el espacio de anunciar esta propuesta en la entrevista como una “cortina de humo”. Paradójicamente, el tema principal de la entrevista son las acusaciones por Odebrecht.

La viga en el ojo propio

Además de las críticas a los periodistas, Uribe también aprovechó el comunicado para repetir su tesis de defensa frente a los tentáculos de Odebrecht en su Gobierno. Por eso tituló su comunicado con ese versículo de la Biblia que señala que antes que mirar la paja que está en el ojo de otros, hay que ver la viga en el ojo propio.

Así, el expresidente volvió a hacer un mea culpa por el papel que jugó el ex viceministro Gabriel García en las coimas que la empresa brasilera habría pagado para quedarse con el contrato de la Ruta del Sol, tramo 2. Sobre el exfuncionario, Uribe dijo que asumió la “responsabilidad de referirse a él”.

También habló sobre las revelaciones de la revista Veja, según la cual el publicista Duda Mendonça, quien trabajó en la campaña de Óscar Iván Zuluaga, habría sido pagado por Odebrecht. “He trasladado la carta del doctor Luis Carlos Restrepo al Comité de Ética del Centro Democrático para que investigue… a pesar de la trayectoria honesta de Óscar Iván Zuluaga, víctima del comprobado montaje del hacker. Y cometí el error de no informar previamente al doctor Zuluaga, quien ha asumido la necesaria aclaración del tema en Brasil”, sostuvo.

Y aprovechó para sacarse de nuevo un clavo. Como se recordará, en la posesión de Fernando Carrillo en la Procuraduría, Santos atacó a Uribe por donde más le duele: sus hijos. Al referirse a los escándalos de corrupción, aseguró que “ninguno de mis hijos o hermanos, ni mi señora ni mis cuñados, ninguno ha tenido el mínimo cuestionamiento”.

Puede leer: "Si Óscar Iván fue informado... sería muy grave": Álvaro Uribe

Uribe recordó que a propósito de esas acusaciones, él escribió un comunicado llamado “Las Almendras”. En este documento habló de Odebrecht, Glencore, Reficar, la recompra de Ecopetrol y lanzó la polémica denuncia contra las exministras Cecilia Álvarez y  Gina Parody, asegurando que la adición del contrato para la cuestionada vía Ocaña- Gamarra la había hecho la exministra de transporte para beneficiar a los Parody, la familia de su pareja. Ahora, Uribe asegura que revelará pronto con detalles “cómo he manejado dineros del Estado desde la Jefatura de Bienes de las Empresas Públicas de Medellín hasta la Presidencia de la República”.

Al final, Uribe termina su escrito haciéndole un llamado al fiscal Néstor Humberto Martínez: “que lo diga todo, con la rapidez que pueda”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.