Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/1/2017 4:07:00 PM

“Esta marcha debe continuar”: Álvaro Uribe Vélez

El expresidente estuvo en Medellín acompañado por cerca de 50.000 paisas. Más que una protesta “contra la corrupción”, fue una jornada preelectoral para medir en la calle el rechazo a Juan Manuel Santos. Semana.com estuvo en varios puntos del país.

La marcha del sábado primero de abril fue bastante grande, pero no enorme. Miles de personas se reunieron en las calles a protestar por múltiples razones, pero quizá con un denominador común: el rechazo al gobierno Santos. En casi todas las ciudades las manifestaciones llenaron las plazas, sin embargo, el hecho no se asemejó a lo que alguna vez fueron las marchas contra las FARC que desde el aire no permitían ver ni un punto vacío por decenas de cuadras.

La masiva respuesta que tuvo la convocatoria tiene una explicación evidente: Álvaro Uribe. Más que una marcha contra la corrupción, como se vendió en un inicio la manifestación, el expresidente logró llevar a las calles sus principales banderas políticas: el rechazo al proceso de paz, a la “impunidad”, a la persecución jurídica de los miembros del Centro Democrático, a la reforma tributaria y hasta al predial. Aunque a la marcha se sumaron otros sectores, como el conservatismo con Alejandro Ordóñez y Marta Lucía Ramírez, y las iglesias cristianas que se habían sumado al No en el plebiscito, lo cierto es que sin Uribe la marcha habría sido otra cosa.

Puede leer: Uribe se mide en las calles, un año antes de las elecciones

En Medellín, el expresidente fue recibido, al final, en el Parque de las Luces, como un héroe, los paisas le gritaban: “Nuestro presidente, el de ayer, el de hoy y el de siempre”.


Foto: Pablo Andrés Monsalve / SEMANA

Así, aupado por la multitud, el expresidente se despachó en 45 minutos de discurso en contra de la situación de autogolpe de Estado que vive Venezuela, contra el reciente escándalo de la firma Odebrecht —en la que se vio envuelta la campaña de su amparado Óscar Iván Zuluaga—, contra el proceso de paz, la supuesta entrega del país a las FARC, y las promesas que Juan Manuel Santos “incumplió” cuando llegó a la Casa de Nariño.  

Le recomendamos: Minuto a minuto: Uribe habla en la marcha en Medellín

Muchos habían criticado al expresidente y a los otros líderes de la movilización por pretender unir a los colombianos alrededor de una marcha contra la corrupción, cuando sus gestiones se habían visto empañadas por hechos de esta naturaleza. El gobierno Uribe por el escándalo de la “yidis-política” con la que aseguró su reelección y el exprocurador Ordóñez, a quien el Consejo de Estado le anuló su reelección por precisamente haber utilizado el “yo te elijo, tú me eliges” para poder quedarse en el cargo.

Desde el principio de su discurso, Uribe respondió a esas críticas. Aseguró que sí tenía “moral” para marchar contra la corrupción: “El único mérito que puedo invocar para pedir permiso a ustedes a fin de dirigir estas palabras, es que en esta larga carrera pública he manejado honestamente y con austeridad los dineros del Estado que han pasado por mis manos. La crisis de Colombia es honda, en lo económico, en lo social, en el terrorismo, en el contagio de la dictadura en Venezuela”.

Puede ver: La marcha del 1 de abril en imágenes

El expresidente habló sin apuntes vestido con un pantalón café, una camisa blanca y una cachucha roja en la mano. Y sin reparos, le pidió la renuncia al presidente Santos. Aseguró que en el siglo pasado no fueron pocos los mandatarios que renunciaron a la Presidencia, y que lo hicieron por hechos menos graves que el actual gobierno, “que está en mora de haberse retirado”.


Foto: Pablo Andrés Monsalve / SEMANA

Acto seguido habló de corrupción y dijo que está probado que a las manos del presidente Santos llegaron cheques ilegales con los cuales financió de manera irregular sus campañas, “y sobornar la voluntad del ejecutivo”.

Le recomendamos: "Santos lleva a Colombia a un abismo como el de Venezuela": Pacho Santos

El expresidente aseguró que el presidente Santos tuvo su tiempo de ministro, cuando se presentaba como un león contra la guerrilla, “a los pocos días le decía a Chávez que le protegiera a las FARC en Venezuela para poder hacer el acuerdo de la entrega de Colombia a las FARC. Y cómo se parecen, Chávez perdió el referendo del 2003 y a través de un Congreso incorporaron todo lo que el pueblo de Venezuela rechazó, ¿Santos que hizo con el plebiscito?”

Uribe llamó a que la marcha no terminara, a que debe continuar y de esa manera formar una gran coalición, porque “la patria está indignada”. Además llamó a los ciudadanos para que presionen para que se derogue el Fast Track y la “sustitución de la Constitución”.  

La marcha en Medellín contó con la polémica participación del exsicario de Pablo Escobar John Jairo Velásquez, alias Popeye, quien llegó muy temprano a las puertas del Teatro Pablo Tobón Uribe, donde arrancó la manifestación. Allí, la multitud estuvo dividida, pues mientras unos lo rechazaban reclamándole el cinismo con el que venía a marchar con los "ciudadanos de bien”, otros lo aplaudían y le decían que él no era como los guerrilleros de las FARC, que él sí había pagado sus años de cárcel. Popeye respondió con su característico tono: “Yo aquí me hago matar, pero marcho porque marcho”.

Le puede interesar: ‘Popeye‘, el marchante que avergüenza al uribismo

La manifestación también se sintió en la capital


Foto: León Darío Peláez / SEMANA

La marcha se realizó en 27 ciudades del país. Pero quizás otro punto que reunió el sentir del uribismo fue la capital del país. El ex presidente no participó de esa manifestación, pero las pancartas con su imagen e incluso un muñeco inflable llenaron la carrera séptima de Bogotá entre el Parque Nacional y la Plaza de Bolívar.

En este último punto, una enorme tarima blanca con una pantalla gigante proyectaba un video del presidente Juan Manuel Santos con las frases de su gestión que más han levantado polémica: "El tal paro agrario no existe" y "Me acabo de enterar". Según la Alcaldía de Bogotá y la Secretaría de Movilidad, 15.000 personas se congregaron en la capital.

Entre la multitud era fácil reconocer a diferentes figuras políticas como la senadora María del Rosario Guerra, los representantes a la Cámara Tatiana Cabello y Samuel Hoyos. También estaban el exprocurador Alejandro Ordóñez y la exministra Martha Lucía Ramírez. Pacho Santos caminaba con entusiasmo cuando un pequeño grupo lo abordó para gritarle: “Cámbiese el apellido. Mejor Francisco Uribe”.

Le puede interesar: "La marcha es para rechazar a un gobierno cada vez más dictatorial": Ordóñez

Antes de que los congresistas uribistas y los representantes de diferentes sectores sociales iniciaran sus discursos, la multitud hizo un minuto de silencio por las víctimas de Mocoa. En Medellín, el presidente también envió un mensaje e hizo un minuto de silencio “mucha solidaridad con los compatriotas que vivieron esta tragedia”.

Sin embargo, la coincidencia de la marcha junto con la dolorosa muerte de casi dos centenares de colombianos dejó un mal sabor alrededor de la manifestación. En las redes sociales muchos pidieron que la misma indignación y solidaridad que se expresaba a esa hora en las calles se compartiera con los compatriotas víctimas de la furia de la naturaleza.

La primera en hablar en Bogotá fue la representante María Fernanda Cabal, quien aseguró que el presidente había engañado al país frente al proceso de paz y la Reforma Tributaria: "Ya es hora de que usted, señor Santos, se vaya de la Casa de Nariño. Nos engañó con el plebiscito y desconoció el resultado".

Puede leer: ¿Marchar o no marchar?


Foto: León Darío Peláez / SEMANA

Mientras a la tarima se iba acercando el exprocurador Ordóñez, María del Rosario Guerra y otros, para aplaudir las intersecciones, el presentador le entregó el micrófono a una señora de 66 años de edad que se presentó como una víctima de las FARC. "Nosotros no somos animales, somos seres humanos que usted no quiso ver e ignoró frente a las FARC", dijo.

Una vez terminada esa presentación, la gente empezó a aplaudir más fuerte y a gritar "¡Uribe, Uribe!" Como el ex presidente no estaba, la atención se la llevó el muñeco inflable con la figura del expresidente.

Le recomendamos: "Marchamos porque la familia está en peligro": Pastor cristiano

El senador Iván Duque también pasó por los micrófonos. Aseguró que este primero de abril iniciaba el verdadero cambio para el país. "Necesitamos un nuevo rumbo para Colombia", dijo. Martha Lucía Ramírez y ‘Pacho‘ Santos no hicieron ninguna intervención.

Otra de las figuras de la marcha fue el exprocurador Alejandro Ordóñez, quien aseguró que de "ninguna manera iba a permitir que Colombia se convirtiera en Venezuela". Algunos espontáneos le gritaban “presidente, presidente”. La senadora María del Rosario Guerra criticó los hechos de corrupción durante este gobierno, como el escándalo de Odebrecht y Reficar.

Así fue la marcha en Barranquilla 

En la Costa Atlántica la marcha también tuvo convocatoria. Sin embargo, quizás en parte por el calor, comenzó mucho más temprano. Al filo de los 8:30 de la mañana la gente comenzó a concentrarse en la carrera 51 con calle 80 en medio de una mañana nublada. 

Al frente de la marcha iban el senador del Centro Democrático y excandidato a la gobernación Jaime Amín Hernández, el concejal de ese mismo movimiento político Carlos Meissel y el empresario Julio Aldana. Se sumaron a la marcha en segundo lugar, los líderes de varias iglesias cristianas y los miembros de la asociación de militares en retiro.

En Barranquilla la marcha salió de la Carrera 51 con 80 y finalizó en el Parque Washington. Cerca de 5.000 se congregaron. //Foto: Twitter.

Se calcula, a pesar del corto recorrido, que se congregaron alrededor de 12.000 personas que portaban pancartas contra el presidente Santos, las FARC y los grupos minoritarios de la comunidad LGTB.

Antes de comenzar el recorrido intervinieron los líderes de las iglesias cristianas en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y la posibilidad de estas parejas para adoptar. Los militares por su parte exigieron un trato más estricto contra las FARC sin ninguna clase de privilegios.
El dirigente del Centro democrático en Barranquilla, Julio Aldana, manifestó que la marcha era "una iniciativa ciudadana donde hay expresiones de diferentes fuerzas que participaron en la votación del pasado 2 de octubre contra el NO: laicos, cristianos, católicos, jóvenes, universitarios y grupos de mujeres".
Al final, el senador Jaime Amín Hernández, le pidió al presidente Juan Manuel Santos que se apartara del camino. "Queremos desde aquí hacer unas reflexiones sobre la democracia colombiana, que a lo largo de los últimos 120 años sólo ha sido interrumpida por el golpe del general Rojas. Colombia marcha hoy 1 de abril de manera espontánea para pedir la renuncia del presidente Santos".  
Asi se vivió la marcha en Cali
La jornada de protesta en la capital del Valle llamó la atenciòn que el tema de la corrupcion fue el menos arengado durante la convovatoria. La concentración de los manifestantes fue en el parque Las Banderas a las 10:00 de la mañana. Se calcula que asistieron cerca de diez mil caleños. En medio de la manifestación resaltaba un ciudadano que lucía la camiseta de la selección Colombia y cuyo mensaje decía lo siguiente: “Uribe y Ordoñez, esta marcha también es contra ustedes, Yo marcho por mi país!”.

Entre los convocados había un grueso número de ex miembros de las fuerzas armadas, víctimas de secuestros y afiliados a la Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de la Fuerza Pública, Ferpol. El recorrido de la marcha fue el mismo que se ha programado en otras manifestaciones del Uribismo. Es decir, luego de salir del parque Las Banderas, la multitud se dirigió hacia la plazoleta de San Francisco, un emblemático lugar contigüo a la sede de la gobernación del Valle, en pleno centro de Cali.
La marcha finalizó en la Plazoleta de San Francisco, sede de la Gobernación del Valle// Foto: Twitter. 

Juanita Cataño, diputada del Valle por el Centro Democrático, manifestó que la respuesta de los caleños superó las expectativas de la convocatoria, “fue gratificante ver a tanta gente marchando por un mismo propósito”, dijo.

El recorrido culminó al mediodía, donde los organizadores instalaron una tarima que sirvió para que algunos líderes regionales del Uribismo pronunciaran algunas palabras y arengas. Llamó la atencion que el escenario no se aprovechó para discursos politicos.

En la capital del Valle la marcha fue convocada por el bloque parlamentario del Centro Democrático; detrás de la organización estuvieron la senadora Susana Correa y el representante a la Cámara, Carlos Cuero, la diputada Cataño y otros dirigentes regionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.