Tendencias
Perro oliendo a un humano.
Perro oliendo a un humano. - Foto: Getty Images/iStockphoto

estudio

¿Los perros pueden detectar el estrés de los humanos por medio del olfato?

Las personas producen diferentes olores a través del sudor y la respiración cuando están en situaciones de estrés.

Un grupo de investigadores de la Queen’s University Belfast (Irlanda del Norte) descubrió cómo los perros pueden detectar el estrés de los seres humanos por medio del olor de su sudor y del aliento. Dicho hallazgo se derivó de estudios previos en los que se demostró que los perros están en la capacidad de olfatear el cáncer y el coronavirus.

Un artículo del portal Science Focus señaló que el equipo reunió a cuatro perros de hogares domésticos normales y a 36 voluntarios. En el experimento se les planteó a los voluntarios un problema matemático complicado diseñado para aumentar sus niveles de estrés y, además, se tomaron muestras del sudor y del aliento antes y después de abordar las ecuaciones.

En ese sentido, los investigadores monitorearon a los voluntarios y solo tomaron la segunda muestra cuando detectaron un incremento en la presión arterial y una frecuencia cardíaca elevada, ambos indicadores claros de estrés.

Por su parte, los canes fueron entrenados para seleccionar los aromas específicos de una muestra. Posteriormente, el equipo presentó a cada uno de los perros una selección de olores que contenían una muestra con el sudor cuando las personas estaban relajadas y otra cuando se encontraban estresadas, esto con el fin de saber si los perros podían distinguirlos basándose solo en el olor. Los cuatro perros pudieron alertar correctamente a los investigadores sobre la muestra de estrés de cada voluntario, a pesar de que nunca los habían visto antes.

“Los hallazgos muestran que nosotros, como humanos, producimos diferentes olores a través del sudor y la respiración cuando estamos estresados y los perros pueden diferenciar esto”, dijo la investigadora Clara Wilson, estudiante de doctorado en la Escuela de Psicología de Queen’s.

“La investigación destacó que los perros no necesitan señales visuales o de audio para detectar el estrés humano. Este es el primer estudio de este tipo y proporciona evidencia de que los perros pueden oler el estrés solo con el aliento y el sudor, lo que podría ser útil al entrenar perros de servicio y perros de terapia. También ayuda a arrojar más luz sobre la relación humano-perro y contribuye a nuestra comprensión de cómo los canes interpretan e interactúan con los estados psicológicos humanos”, concluyó Wilson.

Amor entre humanos y perros

Por otra parte, en varios estudios se ha demostrado que la oxitocina, hormona y neurotransmisor responsable que genera el sentimiento de felicidad, está presente en las interacciones entre perros y humanos. Esto quiere decir que la codependencia emocional es bidireccional en esta relación de dueño y animal de compañía. Por este motivo los perros son buenos compañeros y ayudan incluso a reducir niveles de dolor y estrés en algunos casos.

En 2015 se descubrió que cuando los humanos miran a los ojos de sus perros se producen niveles de oxitocina parecidos. Además, los canes tienen en su ADN los genes GTF21 y GTF2IRD1 que influencian los comportamientos de los mamíferos y que forman vínculos sociales más fuertes y duraderos. En conclusión, los perros sí ‘aman’ a sus dueños.