Home

Perros

Artículo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 70% y 80% de los perros tienen algún tipo de parásito.

bienestar animal

¿Por qué es importante desparasitar externamente a los perros y los gatos?

Aproximadamente el 27% de los responsables de mascotas no saben que sus animales tienen pulgas o garrapatas y un gran número de ellos no consultan a los expertos.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en Colombia el 67% de los hogares conviven con al menos un animal de compañía, lo que se traduce en cerca de 4,4 millones de familias. En ese sentido, es fundamental que los perros y los gatos tengan una desparasitación externa e interna óptima, lo que favorecerá no solo la salud de los animales de compañía, sino también la de las personas que viven con ellos.

Gabriel García, gerente técnico de la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en Colombia, manifestó que en el mundo se han detectado más de 200 enfermedades zoonóticas, es decir, las que son transmisibles de los animales a las personas. Además, el 60% de las patologías infecciosas de los seres humanos son transmitidas a través de este contacto.

Factores climatológicos externos, como el calor y la humedad, pueden detonar la proliferación de organismos como pulgas o garrapatas, lo que aumenta su incidencia. Si bien en los países con estaciones estos parásitos son más prevalentes durante la primavera y el verano, en algunas naciones latinoamericanas que carecen de estos periodos, los parásitos están presentes durante cualquier época del año y generan graves enfermedades tanto en perros y gatos, como en los seres humanos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 70% y 80% de los perros contienen algún tipo de parásito. Esto, más allá de ser una cifra alarmante, indica la importancia de fomentar y mantener los esquemas correctos de prevención y mantenimiento de la salud. Cabe destacar que las pulgas y garrapatas no solo se encuentran en pastos altos, arbustos y árboles, sino que también pueden habitar zonas del hogar como pisos, camas y alfombras, entre otros.

En este contexto, es importante contar con tratamientos que protejan a los animales hasta por 12 semanas. “Los animales silvestres, roedores e incluso los responsables de mascotas, por medio del contacto y el uso de prendas de vestir, pueden llevar alguna pulga o garrapata a casa y con ello iniciar un ciclo biológico que terminará en aproximadamente 45 días, con 3.000 nuevas garrapatas o 500 nuevas pulgas en el hogar. Y más aún, con un alto riesgo de contagio de enfermedades a los demás integrantes de la familia”, comentó García.

Para evitar este tipo de plagas se debe acudir al médico veterinario frecuentemente. Aproximadamente el 27% de los responsables de mascotas no saben que sus animales tienen pulgas o garrapatas y un gran número de ellos nunca consultan a los expertos debido a este problema. Así las cosas, la medicina preventiva contribuye al bienestar de los animales de compañía y una desparasitación externa es una gran opción.

También se recomienda realizar fumigaciones y una profunda limpieza en las casas, además de cepillar a perros y/o gatos al menos cada tres días, una práctica simple que ayuda a eliminar el pelo muerto.

Revisar frecuentemente la piel del animal es otra de las claves para evitar parásitos. Una sola picadura puede transmitir otras enfermedades para las cuales, tanto pulgas como garrapatas, sirven de transporte (enfermedades transmitidas por vectores), por lo que la desparasitación externa se tiene que realizar cada 12 semanas.