Home

Bogotá

Artículo

Luis Ernesto Gómez le responde al jóven que le dijo "me da asco"
Luis Ernesto Gómez le responde al jóven que le dijo "me da asco" - Foto: Twitter Luis Ernesto Gómez

bogotá

Luis Ernesto Gómez le responde al joven de la primera línea que le dijo “me da asco”

Después de algunos días del episodio, el secretario de Gobierno se dirigió públicamente a la persona, asegurando que la mano sigue extendida y el diálogo abierto.

La Alcaldía de Bogotá trató de conversar con los integrantes de la primea línea, después de dos meses de bloqueos, protestas, vandalismo y enfrentamientos con la fuerza pública. El día del encuentro fallido, un jóven desconocido le expresó al secretario de Gobierno que le daba asco estrecharle la mano.

Esto ocurrió el 1 de julio, cuando iba a darse el inicio de una negociación entre miembros de la primera línea, grupo heterogéno y sin ninguna jerarquía. La alcaldesa de Bogotá no asistió, ocasionando profunda molestia entre los jóvenes manifestantes que la señalaron de no tener verdadera voluntad.

Si una gorra significa más que una conversación, aquí está la gorra, ¿no es la misma que se le perdió en el Portal Resistencia? Para que ponga un tuit. Y me limpio la mano porque me da asco”, le dijo el miembro de este grupo a Luis Ernesto Gómez, en medio de gritos y chiflidos de muchos jóvenes con la cara tapada que decidieron abandonar el lugar de la reunión.

Sobre el comentario de un ciudadano en Twitter, Gómez respondió con otro trino, diciendo que “para la derecha radical, que un funcionario escuche agravios sin agredir ‘da pena ajena’. Para la izquierda radical invitarlos a dialogar es ‘un circo, una payasada’. Qué lejos están los extremos de poder construir soluciones. Qué lejos están los extremos de poder construir país”, aseguró.

Algunos días después, este sábado, Gómez publicó un video refiriéndose nuevamente a los hechos y dirigiéndose específicamente a la persona que le dijo que le daba asco:

“No te conozco porque estabas cubriendo tu rostro, pero reitero que esa mano sigue tendida, porque a nosotros los funcionarios públicos nos corresponde proteger tu vida, así como la vida de todos los jóvenes en Bogotá. Nos corresponde trabajar para que cada día haya más oportunidades de educación, emprendimiento y de cultura, para que ningún joven, jamás, crea que es través de la violencia como se logran los cambios. La violencia en nuestro país y las agresiones, solo le han dejado dolor y atraso. Conservo la gorra que me regalaste, como símbolo de la posibilidad de seguir dialogando. La mesa de diálogo sigue abierta”, expresó el secretario, poniéndose la prenda que ese día le entregó el joven.

El meollo del asunto va más allá, porque a la salida de aquel encuentro que duró poco y no tuvo ningún tipo de avance o logro, los jóvenes de la primera línea le dijeron a la prensa que no van a negociar sino a exigir.

Además, insistieron en la necesidad de que fuera la alcaldesa la que estuviera presente y no el secretario de Gobierno y otros de la Alcaldía de Bogotá, a pesar del intento de estos por llegar a una conciliación y acabar con semanas de incertidumbre.

Por su parte, la alcaldesa Claudia López lamentó lo sucedido, asegurando que la disposición continúa. “Llevamos 4 semanas con PNUD, la Iglesia y la Secretaría de Gobierno respetando sus tiempos y esperándolos. El diálogo respetuoso siempre será el camino”, aseguró la alcaldesa.

El veedor distrital Guillermo Rivera, quien se encontraba en el lugar junto a Gómez, también se pronunció contando lo sucedido. “La mesa de garantías con los jóvenes de primera línea se suspendió minutos después de su instalación. Eso ha ocurrido en el comienzo de ese tipo de procesos en otros lugares del país (lo he vivido)”, escribió en Twitter.