La nota se titulaba El Obrero del capitolio y en esta se decía que en "medio de un Congreso que lucha por recuperar el prestigio perdido, Germán Vargas Lleras se ha erigido como el símbolo de la nueva generación. Y si hoy es considerado el obrero de la legislatura, sólo queda esperar que este obrero siga con el casco puesto".

Ahora cuando el presidente Santos lo designó ministro de Vivienda con la tarea de construir 100.000 viviendas para regalar a los más pobres de Colombia, él reaccionó emocionado: "Voy a ponerme el casco para ir por todo el país". Del éxito de su tarea ahora puede saltar de obrero a constructor nacional.

2012-04-27

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

“Significa muerte y mutilación”: Bolívar insiste en acabar el Esmad; pide cumplir promesa

El congresista puntualizó que el país necesita una nueva fuerza de choque que vele por la seguridad de los ciudadanos.