ASILO

2 de julio de 1984

Los acusados por el crimen de Gloria Lara se pasearon por varios países europeos,entre ellos Francia, España e Italia, buscando asilo político. En todos les fue negado y cuando pensaban que ya ninguno les otorgaría el beneficio de recibirlos, el gobierno sueco les concedió el asilo.