logo_defecto

Fernando Londoño no sólo tiene descrestados a los parlamentarios por su oratoria sino por su romanticismo. Cada vez que habla en el Congreso su mirada alterna entre las curules donde están sentados los padres de la patria y un balcón enfrente al podio donde se encuentra solitaria una mujer hermosa que lo mira con adoración. Se trata de su esposa, María Margarita Camargo, quien en forma discreta siempre se ubica en la parte alta de las barras cuando interviene el Ministro. Los dos cruzan miradas frecuentemente y cuando otros tienen el uso de la palabra ellos se comunican por celular.

2002-09-16

Otros Confidenciales

VACUNA

Coronavirus | Una mujer recibió por error seis dosis de la vacuna de Pfizer

Según expertos, la experimentación sobre los efectos de una posible sobredosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech se limitó a cuatro dosis, por lo que este caso de seis dosis es desconocido en la literatura médica.