logo_defecto

La República acaba de publicar un curioso dilema equino. En 1993, el caballo más caro de Colombia, Terremoto, pertenecía a Roberto Escobar, hermano de Pablo Escobar, el jefe del cartel de Medellín. Era tan fino que había sido avaluado en un millón de dólares. En medio de la guerra contra los Pepes, estos últimos lo secuestraron, mataron al montador, lo castraron y lo devolvieron. Como no podía reproducirse se optó por el experimento de la clonación, que aparentemente funcionó, pues hoy ya hay un Terremoto chiquito de 30 meses. Sin embargo, como no existe normatividad jurídica para la clonación de animales, no ha podido ser registrado legalmente. Esto significa que mientras no esté avalado su linaje, difícilmente heredará el precio de su ‘papá’.

2012-03-31

Otros Confidenciales

NACIÓN

La dolorosa charla que tuvo Diego Guauque con su padre: “Hijo, yo ya viví; dame ese cáncer”

El comunicador bogotano señaló que se le partió el alma ver a su papá sufriendo.