cultura

1.500 idiomas están en riesgo de desaparecer a finales del siglo

La desaparición de lenguas nativas puede ser incluso más acelerada que la de especies de plantas o de animales, dice la Unesco.


Un estudio mundial pionero advierte que 1.500 idiomas en peligro de extinción puede que ya no se hablen a finales de este siglo.

De acuerdo con medio centenar de predictores identificados por científicos de la ANU (Australian National University), de los 7.000 idiomas reconocidos en el mundo, alrededor de la mitad están actualmente en peligro.

“Descubrimos que sin una intervención inmediata, la pérdida de idiomas podría triplicarse en los próximos 40 años. Y para finales de este siglo, 1.500 idiomas podrían dejar de hablarse”, explicó en un comunicado el autor principal del estudio, el profesor Lindell Bromham.

Publicado en Nature Ecology and Evolution, la investigación traza la gama más amplia hasta ahora de factores que ponen a las lenguas en peligro de extinción bajo presión.

Un hallazgo es que más años de escolarización aumentaron el nivel de peligro del lenguaje. Los investigadores dicen que esto es una muestra de que necesitamos construir planes de estudio que apoyen la educación bilingüe, fomentando tanto el dominio del idioma indígena como el uso de los idiomas dominantes en la región.

“Entre los 51 factores o predictores que investigamos, también encontramos algunos puntos de presión realmente inesperados y sorprendentes. Esto incluyó la densidad de carreteras”, dijo el profesor Bromham.

“El contacto con otros idiomas locales no es el problema. De hecho, los idiomas en contacto con muchos otros idiomas indígenas tienden a estar menos amenazados.

“Pero descubrimos que cuantas más carreteras hay, que conectan el campo con la ciudad, y las aldeas con las ciudades, mayor es el riesgo de que las lenguas estén en peligro. Es como si las carreteras estuvieran ayudando a los idiomas dominantes a ‘aplastar’ a los idiomas más pequeños”.

El profesor Bromham subraya: “Cuando un idioma se pierde, o está ‘durmiendo’, como decimos en el caso de los idiomas que ya no se hablan, perdemos gran parte de nuestra diversidad cultural humana. Cada idioma es brillante a su manera”.

Muchos de los idiomas que se prevé que se perderán en este siglo todavía tienen hablantes fluidos, por lo que todavía existe la posibilidad de invertir en el apoyo a las comunidades para revitalizar los idiomas indígenas y mantenerlos fuertes para las generaciones futuras”.

Cuando desaparece una lengua nativa muere algo de nuestra humanidad

Según cifras de la Unesco, la desaparición de lenguas nativas es más acelerada que la de especies de plantas o de animales. Antes se documentaban alrededor de 7.106 lenguas en el mundo y actualmente se registran 6.000, y se espera que para finales de este siglo desaparezca la mitad de este último número. Pero, ¿qué importa si una lengua que hablan unas pocas personas desaparece?

Mark Turin, antropólogo y lingüista de la Universidad de Yale, ha dicho en varios discursos: “Gastamos enormes cantidades de dinero en proteger especies y la biodiversidad, ¿por qué la única cosa que nos hace singularmente humanos no debe ser nutrida y protegida de manera similar?”.

David Harrison, presidente del departamento de lingüística de Swarthmore College y cofundador de la ONG Instituto de lenguas vivas para lenguas amenazadas, también dice en su libro Cuando mueren las lenguas (2016), que “la extinción de una lengua significa la erosión o extinción de ideas, formas de conocimiento y maneras de referirse al mundo y a la experiencia humana”.

“Ninguna cultura –agrega Harrison– tiene el monopolio del genio humano y nunca se sabe de dónde puede salir la próxima idea brillante (…) Perdemos conocimiento antiguo si perdemos idiomas”.

*Con información de Europa Press.