macroeconomía

Ocde: personas naturales en Colombia deberían tributar más

Según cifras de la Ocde, los ingresos tributarios de Colombia como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) son inferiores al 20% y las personas naturales aportan solo el 1,2% del PIB, cuando en la región los naturales tributan el 2,3% del PIB.


Para Sebastián Nieto, jefe para América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), la pandemia generada por el coronavirus dejó entrever lo frágil que es el sistema tributario colombiano, razón por la cual, en el mediano plazo, el Gobierno debe migrar hacia un sistema tributario mucho más sólido.

Una lección fundamental que deja la crisis es que hay que mejorar el sistema tributario, volverlo más progresivo y convertirlo más en pro del emprendimiento”, dijo Nieto Parra en entrevista con Dinero.

Lea también: Deuda externa de Colombia alcanzó US140.232 millones en marzo

Nieto destacó que la Ley de Crecimiento Económico fue un paso importante hacia esa optimización del sistema tributario, pero indicó que aún queda trabajo por hacer en el mediano plazo.

La Ley de Crecimiento fue un avance importante, pero se puede hacer más. Si comparamos los ingresos tributarios con respecto a los países de la Ocde, vemos que hay margen. En la Ocde hablamos de 34,2% del PIB (de tributación), en América Latina hablamos de 23,1% del PIB y para Colombia es inferior al 20%; hay margen de recaudar más y mejor”, dijo Nieto.

Para incrementar los ingresos, el funcionario de la Ocde cree que es necesario que las personas naturales en Colombia incrementen su tasa de tributación.

“Por el lado de impuestos a personas naturales, en Colombia la recaudación es de solo el 1,2% del PIB, cuando en América Latina hablamos del 2,3% del PIB” dijo Nieto.

Otro de los componentes que resaltó la Ocde para revisar es el tema de las exenciones tributarias, pues considera que puede haber algunas innecesarias que pueden sumar a los ingresos del país.

“Hay exenciones que siguen siendo importantes y hay que ver el efecto que tienen para el emprendimiento y la equidad. Se podrían reevaluar para generar mayores ingresos”, dijo.

Lea también: Para Fitch y Moody‘s, Colombia depende del plan fiscal poscovid-19

Indicó que el incremento de los ingresos debe ser de manera gradual y progresiva.

“La idea no es que Colombia llegue al nivel de tributación de la Ocde, sino ver de qué forma se puede recaudar más y mejor”, dijo.

Nieto destacó que Colombia tiene poco espacio fiscal para afrontar la emergencia del coronavirus, razón por la cual incrementar los ingresos tributarios es fundamental en caso de futuras emergencias económicas.

“Hay que tener capacidad fiscal para amortiguar el efecto de la crisis. Un elemento fundamental que tenemos en América Latina es que no tenemos los estabilizadores automáticos que hay en economías de Europa, donde existe un seguro de desempleo, donde no existen las tasas de informalidad que tenemos en Colombia y donde las políticas de ingresos tributarios son mucho más progresivas”, recalcó Nieto.

Según información de la Ocde, la deuda pública del Gobierno nacional es 300 veces mayor que los ingresos tributarios anuales del país.

Lea también: El BID rebajó proyección de crecimiento económico de Colombia

Si medimos la deuda con respecto a los impuestos, en 2007 fue cercana al 225%; hoy en día estamos hablando de cerca de 300% de deuda sobre impuestos. Eso hace muy difícil la capacidad del espacio fiscal que tenemos, para lo cual en el mediano plazo lo que vemos fundamental es repensar el pacto social que necesitamos en Colombia”, finalizó Nieto.

El Gobierno nacional estima que el recaudo tributario caerá entre $20 billones y $24 billones en 2020, debido a la pandemia del coronavirus. Esa falta de recursos se piensa cubrir por medio de más deuda externa.

Lea también: Deuda de Colombia podría alcanzar máximo histórico en 2020

Días atrás, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dijo que existe la probabilidad de que Colombia termine el 2020 con la deuda más alta de la historia.