aerolíneas

El avión por el que Avianca y Viva Air están enfrentados en redes sociales

Todo surgió a raíz de un trino que publicó Avianca y que respondió Viva Air la semana pasada.


La semana pasada Avianca y Viva Air se sacaron chispas en redes sociales, luego de que la aerolínea de bajo costo respondiera a un trino en el que la primera anunció la entrada a su flota de un avión Airbus A320, con una imagen en la que se dejaba ver una foto en blanco y negro del avión con su antigua pintura, de Viva Air.

Sin mencionarlos, Viva respondió a la publicación con un mensaje que sorprendió en redes sociales, ya que acusó a Avianca de “sacar pecho por repintar uno de los pocos aviones viejitos que teníamos en nuestra flota”, a lo cual añadió que ellos reciben los aviones completamente nuevos. “Tú tan compra usado, mientras nosotros tan estrenosos”, dijeron en Viva.

Esto generó una respuesta inmediata de la compañía dirigida por Adrian Neuhauser, la cual destacó que un avión de dos años no es viejo y que ahora “sí va a saber lo que es volar”.

Cabe mencionar que, normalmente, un avión de uso comercial tiene una vida útil de hasta 25 años y si se tiene en cuenta que su operación inició en octubre del 2019 y hasta marzo de 2020, cuando inició la pandemia, la aeronave ha volado menos de dos años.

Además, vale destacar que estos aviones tienen una capacidad máxima de 220 pasajeros y un alcance de hasta 12.000 kilómetros de altura, un menor consumo de gasolina y un menor impacto medioambiental.

Sin embargo, uno de los temas que más llama la atención de este choque entre dos de las compañías más importantes del país es que, según pudo conocer SEMANA, el avión que fue ofertado en el mercado y que adquirió Avianca, fue tomado por GE Capital Aviation Services - GECAS (arrendatario de la aeronave) porque Viva no tenía la capacidad para pagarlo.

Este medio contactó a Viva Air para conocer su versión de los hechos, sobre los cuales comentaron que esto no tiene que ver con un tema financiero, ni de falta de recursos, sino que hace parte de su estrategia para “mantener la flota mas moderna de Colombia y enmarcado en nuestro plan de expansión internacional”.

La compañía le dijo a SEMANA que han renovado la flota de aviones “con la llegada de nuevos A320 cada año, como el mas reciente que llegó hace unas pocas semanas, o el próximo que llega en el mes de septiembre. En esa misma dinámica, es usual la devolución de aviones a los lessores para reemplazar aviones usados, por otros completamente nuevos”.

En el caso puntual de GECAS, Viva indicó que se mantienen como su principal lessor (arrendatario), “pues conoce nuestros estados financieros, proyecciones en el mercado y crecimiento a doble dígito, lo que desmiente problemas financieros”.

En enero de 2018, GECAS, que es una compañía mundial de arrendamiento y financiamiento de aviación, anunció un acuerdo con el Grupo Viva Air, para realizar una transacción por diez aviones A320ceo, propulsados por motores CFM56, que se entregaron entre 2018 y 2019.

En su momento, Declan Ryan, socio fundador de Irelandia Aviation, accionista mayoritario del Grupo Viva Air, indicó que estabanentusiasmados de ampliar nuestra flota con estos A320ceo adicionales. Con estos nuevos aviones comenzaremos a modernizar nuestra flota, lo que nos permitirá ofrecer una experiencia renovada a nuestros clientes, simplificar procesos y también ofrecer tarifas aún más bajas gracias a un mayor ahorro de costes“, lo cual puede dar luz de hacia dónde irá la nueva estrategia de Avianca.

Información del Avión.
Información del Avión. - Foto: Flyghtera

Avianca consiguió US$1.600 millones de financiación

El jueves de la semana pasada, la empresa anunció que, como resultado del apoyo continuo de sus acreedores, Avianca Holdings presentó una moción ante el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos por US$1.600 millones, en la búsqueda de la aprobación de los términos de las cartas de compromiso de su financiación, para la salida de Capitulo 11.

La financiación de salida se utilizaría para reemplazar el actual Tramo A y se convertiría, a opción de Avianca y sujeto al cumplimiento de ciertas condiciones, en un financiamiento de salida de siete años al momento en que la compañía emerja del Capítulo 11.

La empresa ha obtenido dos compromisos financieros para reemplazar el financiamiento DIP y financiamiento de largo plazo cuando emerja del Capítulo 11.

El primer compromiso, de un grupo de financistas que incluye a muchos de los actuales acreedores DIP del Tramo A, es por US$1.050 millones en préstamos bajo el nuevo Tramo A-1 del financiamiento de salida DIP.

El segundo, por parte de nuevos financistas, es por US$550 millones en préstamos bajo el nuevo Tramo A-2 del financiamiento de salida DIP.