gasolina

El precio de la gasolina subirá cada mes desde junio, ¿por qué?

Los subsidios que se tenían, con la existencia del Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles, no podrían continuar como hasta ahora, por el estado deficitario de dicho fondo. El riesgo es que de esa manera se presione la inflación como ha sucedido en Estados Unidos donde el alto precio de la gasolina tiene desbordado ese indicador.


Todo tiene su costo. Y para los colombianos, podría ser muy alto, pues después de haber tenido por varios años un blindaje en el precio de la gasolina, a través de los subsidios al precio de los combustibles (gasolina y ACPM), ahora, la subida será mes a mes a partir de junio.

El anuncio del incremento mensualizado del producto que puede ejercer una fuerte presión sobre la ya disparada inflación, lo hizo el Gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, durante la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo, el documento que se convierte en una hoja de ruta para el gobierno que resulte electo el domingo 19 de junio en las urnas.

Durante años, aunque a nivel internacional el precio del petróleo se mantuviera al alza, en Colombia no había traslado al precio interno del consumidor. Todo se debió a la existencia del FEPC, (el fondo de estabilización de los combustibles), que ahora está en condición deficitaria.

El saldo total de lo que falta por cubrir en el FEPC es de 14,1 billones de pesos, pero los estimativos apuntan a que en 2022 se tendría un déficit de 7,6 billones de pesos, por cuenta de los incrementos en el precio del petróleo (estimativos de Corficolombiana), sin que en Colombia eso se vea reflejado en un mayor precio de la gasolina y el ACPM. De seguir el país en la tónica de subsidiar ese precio interno, mientras el del crudo en el mundo supera los 100 dólares, el hueco se profundizaría aún más. De esos argumentos surge la decisión anunciada este martes por el Ministerio de Hacienda.

Utilidades de Ecopetrol, al fondo

Recientemente, se conoció que una de las salidas para la situación deficitaria del FEPC, es el dividendo adicional que Ecopetrol someterá a votación en su asamblea extraordinaria.

La petrolera estatal tiene como dueño mayoritario al Estado, por lo cual, se hizo el anuncio de que el dividendo a distribuir, ya no será solo de 280 pesos, como se aprobó en la asamblea ordinaria de marzo y se hizo efectivo en abril, sino que subirá a 448 pesos, si los accionistas, en la nueva asamblea (extraordinaria) convocada para el 17 de junio, así lo aprueban.

La subida en el dividendo se podría hacer gracias a la liberación de una parte de la reserva ocasional que se constituyó en la anterior asamblea. Con el dividendo extraordinario, al ser el Gobierno el mayor accionista de Ecopetrol, recibiría 6,1 billones de pesos, de los 6,9 billones a repartir.

Dichos recursos harían parte del fondeo del déficit del FEPC. Pero, después de junio, ya el consumidor empezará a tener la gasolina con un mayor precio en los combustibles, para evitar que siga avanzando la situación del fondo. “Habrá incrementos mensuales hasta que se cierre el diferencial, hasta agosto de 2023 para la gasolina, y hasta junio de 2024 para el ACPM”, dice el Marco Fiscal de Mediano Plazo.

Hay que recordar que hasta el momento, la decisión del Gobierno, anunciada a través del Ministerio de Minas, había sido mantener estables los precios de la gasolina y el ACPM, teniendo en cuenta la alta inflación en el país, que en mayo se ubicó en 9,07 %.

En efecto, al presentar el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, mostró las cifras que se han cubierto en el Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (FEPC).

Es así, como, en 2022 las transferencias al FEPC, por parte del Gobierno nacional, ascendieron a 14 billones de pesos. Para 2023, según las cuentas del Ministerio de Hacienda, tendría que transferir 19,1 billones de pesos desde el gobierno nacional, para el FEPC.

Lo cierto es que, por ahora, los colombianos tendrán que pagar más por la gasolina y el ACPM desde junio, según se evidencia en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, lo que, de acuerdo con la sustentación del Ministerio de Hacienda, “implicará un esfuerzo importante para el próximo gobierno”.

Alimentos / Alimentación
Con la gasolina a mayor precio podrían encarecerse los demás bienes y servicios. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

¿Y la inflación?

En Estados Unidos, lo que más ha presionado al alza la inflación, inclusive, a niveles que nunca se habían visto en 40 años, es el costo de los combustibles. En mayo, el IPC (Índice de Precios al Consumidor) en ese país se trepó a 8,5 %, mientras los ciudadanos se quejan de que hay estados como California, Nevada o Illinois, en los que el precio de la gasolina está por las nubes, a 5,23 dólares, mientras que las personas venían acostumbradas a pagar no más de dos dólares por galón antes de la pandemia.

Por supuesto que, con una gasolina más cara, el efecto dominó llega de inmediato a todos los demás bienes y servicios, pues el combustible se requiere para el transporte, para encender las máquinas de las industrias, lo que inevitablemente termina subiendo el costo de todo lo demás: producción y transporte de alimentos, pasajes aéreos y terrestre, y así sucesivamente.