elecciones 2022

Empleo mínimo garantizado, la propuesta de Petro: ¿podría incluir trabajo por horas?

La idea lanzada es tan amplia que jurídicamente podría tener de todo, dice un analista.


Si algo han advertido los analistas de temas económicos y políticos en relación con las ideas y propuestas expresadas por los candidatos a la Presidencia es que se lanzan, pero muchas veces quedan en el aire, dejando más preguntas que certezas.

El tema del empleo es una de ellas. Se trata de una variable que puede ser el botón necesario para encender la mecha que lleve a Colombia a tener una economía más estable y, por consiguiente, sin tanto riesgo ante los choques.

¿Por qué el empleo es la mecha que enciende?

Si la gente tiene oportunidad laboral no requiere de subsidios plenos, pues contará con ingresos que le dan capacidad de compra para adquirir los alimentos y consumir otros bienes y servicios (educación, entretenimiento y más). Con todos esos sectores en movimiento, impulsados por el consumo de los hogares, se promueve el crecimiento económico, lo que a su vez motiva a los sectores económicos a contratar más mano de obra y a ofrecer mejores condiciones al trabajador. En otras palabras, es el meollo del asunto económico. Eso sin contar con que un trabajador, en comparación con un ciudadano que depende de subsidios, tendrá más libertad para decidir (con las elecciones, por ejemplo).

Sobre el empleo mínimo garantizado

Con ese preámbulo hay que señalar que, en materia de empleo, el candidato a la Presidencia Gustavo Petro ha hablado de empleo mínimo garantizado, una estrategia para dar empleo con un salario básico para quienes no pueden encontrar trabajo de otra manera. Más allá de eso, no se han dado más detalles sobre el tema.

El debate alrededor del empleo mínimo garantizado se ha enfocado en el costo económico que implicaría que el Estado absorba al 11,2 % del desempleo que registró el país en abril, según el Dane, y más, pues gran parte de los ocupados en Colombia trabajan por cuenta propia, en empleos precarios, por lo que podría pensarse que pasarían a acogerse al empleo mínimo garantizado.

En realidad, la propuesta también tiene otras aristas que por el momento son conjeturas de los expertos.

Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, explicó que jurídicamente el empleo mínimo garantizado es una propuesta que se dejó tan amplia que todo puede caber en ella, hasta el trabajo por horas. De ahí el llamado que han hecho a los candidatos, desde distintos sectores, para que ahonden en los cómo.

¿Trabajo por horas?

En el transcurso de la campaña electoral, el candidato del Pacto Histórico ha hablado de “derogar la reforma laboral introducida por Álvaro Uribe”, con lo cual se restablecería el pago de horas extras después de una jornada laboral de 8 horas, lo que tampoco excluye el hecho de que se pueda contratar por horas.

Hay que señalar que el trabajo por horas en Colombia, en general, es percibido con cierto recelo y siempre se debate entre los extremos: el que sustenta que desmejora las condiciones del empleado y el que lo ve como una solución frente a las altas y persistentes tasas de desempleo en el país (de más de dos dígitos desde hace muchos meses).

El esquema de contratación por horas se aplica en forma relativamente exitosa -podría decirse- en Estados Unidos, en donde hay unos niveles de desempleo bajos, de 3,8 % en la más reciente medición. Eso es, prácticamente, pleno empleo. El trabajo por horas se promueve como un modelo que lleva a que el ciudadano tome decisiones sobre el ingreso que quiere tener, a partir del tiempo que le dedique a la actividad laboral. Y la economía en ese país es altamente productiva.

En Colombia, en ocasiones pasadas, se han generado verdaderos huracanes, con la sola idea de aplicar el trabajo por horas. Si bien, los más recientes estudios sobre mercado laboral señalan que los trabajos han evolucionado y la productividad ya no se mide por horas trabajadas, en el ingreso sí podría haber una diferencia. A la larga, muchos de los empleados actuales, con un salario específico asignado, trabajan 8, 10 y más horas, sin recibir pagos adicionales.

Existen múltiples plataformas para encontrar empleo en empresas extranjeras.
Los trabajos están cambiando, la productividad ya no se mide por horas, pero en términos de ingresos si puede haber diferencia cuando la remuneración es por horas. - Foto: Getty Images

Lo clave, para que un esquema de contratación por horas tenga cabida en Colombia es que se logren acatar los principios de la Ocde, club de países con buenas prácticas al que ingresó Colombia. Contrataciones formales, con todas las de la ley, y, principalmente, con salarios adecuados, aunque sean por horas, podrían hasta resultar más benéficos para los trabajadores.

Debate pendiente

El debate alrededor del empleo, una vez pasen las elecciones y se defina quién será el nuevo mandatario de los colombianos, tendrá que darse, y de manera amplia, pues está en el entorno el insistente reclamo de los empleadores, de que en Colombia hay altos costos por contratar trabajadores en la formalidad y que por eso no generan tanto empleo como para reducir las tasas de desocupación. De igual manera, existen normas que impiden cotizar a pensiones por menos de un salario mínimo, lo que tendrá que ser abordado, si el que tome las riendas del país en el siguiente cuatrieno está interesado en adoptar la modalidad de contratos laborales por hora.

Por lo pronto, atando cabos, y teniendo en cuenta que el candidato Gustavo Petro, en medio de una campaña con tantos temas para el debate, no ha puesto todos los detalles de esta propuesta en el visor, podría pensarse que el trabajo por horas también cabría como una alternativa para cumplir la promesa de un empleo mínimo garantizado. Habrá que esperar a que se conozcan más detalles.