Tendencias
El ministro de Hacienda espera que la reforma sea aprobada en los próximos dos meses. Para esto, se debe avanzar cuanto antes en la ponencia de primer debate.
El ministro de Hacienda espera que la reforma sea aprobada en los próximos dos meses. Para esto, se debe avanzar cuanto antes en la ponencia de primer debate. - Foto: león darío peláez-semana

reforma tributaria

Reforma tributaria no alcanzaría a ser aprobada en agosto, como pretendía el Gobierno

Lo que preocupa al Gobierno es que las demoras en la aprobación del proyecto ponen en juego la continuidad del programa de Ingreso Solidario, que tiene recursos hasta agosto.

A pesar de ir con mensaje de urgencia, la reforma tributaria que radicó el Gobierno el pasado 20 de julio no ha surtido su primer debate en el Congreso de la República, lo cual ha retrasado los planes que tenía la administración del presidente Duque.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, había dicho que la idea era que el proyecto fuera aprobado antes de que terminara agosto con el fin de asegurar los recursos para ampliar distintas iniciativas sociales, como Ingreso Solidario.

“A partir del 20 de julio vendrá lo que es un trámite con mensaje de urgencia con tránsito a través de las Comisiones Terceras y Cuartas del Congreso de la República conjuntas y a partir de allí vendría la presentación a las respectivas plenarias para que se dé su aprobación. Aspiraríamos a que se dé en el mes de agosto”, dijo el ministro Restrepo semanas atrás en un evento organizado por la Asociación de Cámaras de Comercio Americanas (Amcham Colombia).

Sin embargo, las conversaciones entre los ponentes y el Gobierno para sacar adelante la ponencia del proyecto ha tomado más tiempo de lo previsto, pues hay más de 100 sugerencias y propuestas para modificar el proyecto presentado por el Ministerio de Hacienda.

Toca seguir insistiendo en el congreso de acelerar el proceso. Vamos a ver cómo se dan los tiempos”, dijo a SEMANA el ministro Restrepo.

Son tantas las proposiciones que la senadora María del Rosario Guerra, presidenta de la Comisión Tercera de esa célula legislativa, explicó que fue necesario conformar una subcomisión para revisar 100 proposiciones que llegaron.

Previo a la tarea que ahora adelanta el equipo que trabaja en la construcción de la ponencia, los mismos empresarios, que son los que aportarán el 70 % de los recursos de la reforma por la vía de un incremento en la tarifa del impuesto de renta, habían enfatizado en que no harían lobby para introducir cambios.

No obstante, el abultado número de proposiciones que están haciendo llegar los congresistas a la mesa de trabajo en la que se construye la ponencia, lleva a pensar que hay presiones para realizar cambios de fondo a la reforma.

Lo que preocupa al Gobierno es que las demoras en la aprobación del proyecto ponen en juego la continuidad de programas como el Ingreso Solidario, el cual tiene recursos hasta agosto, o el Plan de Apoyo al Empleo Formal (Paef) el cual ya lleva varios meses sin aplicarse.

“El Paef está vencido desde marzo y el Ingreso Solidario va, hasta ahora, hasta agosto”, dijo el ministro.

Semanas atrás, el Gobierno dispuso de recursos del Fondo de Mitigación de Emergencia (Fome) para poder cumplir con los pagos de Ingreso Solidario en julio y agosto, pero ahora ya se tienen comprometidos los $14,15 billones que tenía el Fome para las ayudas a la población vulnerable.

Y es que dentro de la reforma tributaria se busca ampliar la iniciativa de Ingreso Solidario hasta finales del 2022, pero para eso se requieren los más de $15 billones que pretende recaudar el proyecto.

Fuentes del Gobierno le contaron a SEMANA que lo ideal sería que la ponencia del proyecto esté lista la próxima semana para que se pueda iniciar el debate en las comisiones económicas conjuntas.

Es de mencionar que, como el proyecto tiene mensaje de urgencia solo necesita de tres debates para convertirse en ley: el primero en las comisiones económicas conjuntas del Congreso, y los otros dos en las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes.

Otra de las preocupaciones es que el Congreso podría estar debatiendo al mismo tiempo dos proyectos de gran importancia para el país, como la reforma tributaria y el Presupuesto General de la Nación de 2022.

Noticias relacionadas