impuestos

Reforma tributaria permitiría instalar peajes dentro de ciudades: ¿cómo operarían?

Según el texto del proyecto, esta medida aplicaría para ciudades capitales, que solo necesitarían aval de los concejos. También habrá más impuestos para vehículos


Una perlita fue incluida dentro del texto de reforma tributaria que se radicará en el Congreso y es que el Gobierno planea darle aval a las ciudades capitales para que instalen peajes dentro de su jurisdicción, de tal modo que puedan financiar más obras.

De acuerdo con el articulado, los entes territoriales solo necesitarán autorización previa del concejo y el Ministerio de Transporte no tendrá participación en dicha discusión. En todo caso, para la fijación y cobro de los peajes, se deberán tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los ingresos se destinarán exclusivamente para la construcción y mantenimiento de la infraestructura de movilidad y deberán garantizar su adecuado mantenimiento, operación y desarrollo.
  • Deberá cobrarse a todos los usuarios, con excepción de las bicicletas, máquinas extintoras de incendios de los Cuerpos de Bomberos Voluntarios, Cuerpo de Bomberos Oficiales, ambulancias pertenecientes a la Cruz Roja, Defensa Civil, Hospitales Oficiales, vehículos de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, vehículos oficiales del INPEC y de las demás instituciones que prestan funciones de Policía Judicial.
  • La tarifa será determinada por la autoridad distrital o municipal competente, mientras que el recaudo estará a cargo de la respectiva entidad pública de nivel territorial o del agente privado, responsables de la prestación del servicio.
  • Las tarifas serán diferenciales, es decir, se fijarán en proporción a las distancias recorridas, las características vehiculares y sus respectivos costos de operación. Lo anterior implica que no todos pagarían lo mismo, sino que esto dependerá del carro que tengan yel lugar al que se desplacen, entre otras.
  • Para determinar el valor del peaje, se tendrá en cuenta un criterio de equidad fiscal, y el beneficio recibido por los contribuyentes en aspectos de movilidad urbana.
  • En todo caso, para la instalación o reubicación de dichos peajes, el distrito o municipio deberá contar con un estudio previo que certifique la viabilidad técnica, económica, social y ambiental de los mismos.

Este cambio en la normativa les daría vía libre a mandatarios locales para lograr un sueño que muchos han tenido años atrás de poner casetas dentro de las ciudades, de tal modo que sus ingresos permitan financiar obras internas.

alberto carrasquilla Ministro de Hacienda
Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda. - Foto: esteban vega la -rotta - semana

En la actualidad esto es posible, pero su trámite es engorroso y complejo de llevar a cabo. Por eso, se le permitiría a los alcaldes habilitar los peajes internos, siempre y cuando esto sea aprobado por los concejos distritales o municipales.

De hecho, diversos territorios no han sido ajenos a polémicas por el uso de los recursos de los peajes. Por ejemplo, Bogotá y la Nación siempre han tenido la puja sobre por qué los dineros de los peajes Andes, Chusacá y demás no se pueden destinar a obras de la capital.

Y así sucede con otras grandes capitales, que necesitan la caja para pagar infraestructura urbana. Actualmente, la única solución para esta situación es firmar un convenio y que se apruebe que parte del recaudo pase a una alcaldía o gobernación.

La movilización promueve el rechazo contra peajes que se instalarían en la región.
Históricamente, los peajes han generado recelo entre la población. - Foto: Movilización contra peajes

Pero ahora, si se aprueba este punto en la reforma tributaria, los mandatarios locales podrán incluir las casetas dentro de las vías de las ciudades. En el mundo hay países que, desde hace varias décadas, tienen peajes urbanos, que les permiten financiar obras internas.

Y por el hecho de que las personas paguen dicha tarifa tienen el derecho de usar vías más rápidas o acceder en su vehículo a zonas congestionadas, tal y como sucede en Londres con las tarifas que se deben cancelar para ingresar al centro de la ciudad en determinados horarios.

Si bien cada alcalde podrá hacer los ajustes necesarios y poner las condiciones y beneficios respectivos, lo cierto es que abrir esta puerta cambiaría radicalmente la forma en que funcionan las ciudades capitales.

Más cuando la reforma también planea subir los impuestos a dueños de vehículos. Por un lado, habría cambios en el cobro de la sobretasa a la gasolina y el ACPM. Así quedarían las tarifas, según la jurisdicción, para la gasolina corriente y extra:

  • Municipal y Distrital: $ 940 y $ 1.314
  • Departamental: $ 330 y $ 462
  • Distrito Capital: $ 1.270 y $ 1.775

En cuanto al ACPM, la tarifa de la sobretasa serña de $ 301 pesos por galón.

Pero la cosa no termina allí. El impuesto al carbono, que también se suma a lo que deben pagar los colombianos por cada galón de gasolina al ser estos de combustibles fósiles, también subirá. Aunque no se limita a dicho fin.

Un mayor impuesto al carbono y a la sobretasa de gasolina aumentarían los gastos para los dueños de vehículos.
Un mayor impuesto al carbono y a la sobretasa de gasolina aumentarían los gastos para los dueños de vehículos. - Foto:

En todo caso, su tarifa subirá de los $ 15.000 por tonelada Co2 actuales a $ 17.660. Así quedará las tarifas por unidad de combustible:

  • Gas natural: $ 34
  • GLP: $ 112
  • Gasolina: $ 159
  • Kerosene: $ 170
  • Jet fuel: $ 174
  • ACPM: $ 179
  • Fuel oil: $ 208
  • Carbón térmico: $ 41.861